El ganador de la Daytona 200 en las dos últimas ediciones no tendrá la oportunidad de defender el título en esta edición al haber sido suspendido por la Asociación Americana de Motociclismo.

El piloto estadounidense protagonizó un desagradable incidente el pasado 7 de marzo, cuando fue detenido y acusado por agredir a un policia en Daytona Beach. Fue puesto en libertad al día siguiente tras pagar una fianza de 1.500 dólares.

Este suceso a escasos días de la disputa de las 200 Millas de Daytona, que se celebrará este fin de semana, ha llevado a la AMA a suspender al piloto estadounidense de forma indefinida en la participación de cualquier competición promovida por ellos tras cometer una infracción que va «en detrimento del deporte». «La participación en carreras profesionales de motociclismo es un privilegio, no un derecho, y hay tolerancia cero para un comportamiento que perjudica la promoción del motociclismo en todas sus formas», asegura la AMA en el comunicado.

La suspensión seguirá en vigor hasta que se resuelva el caso y después de ello la Asociación Americana tendrá que decidir qué medidas toma al respecto. Eslick, por su parte, no ha tardado en comunicar por medio de sus redes sociales su arrepentimiento tras esta acción que le deja, por ahora, fuera de la competición: «Estoy profundamente arrepentido de los hechos ocurridos el 7 de marzo. No fue y nunca será mi intención hacer daño a nadie, y menos a personas que se encargan de proteger a los ciudadanos. Quiero pedir disculpas a la ciudad de Daytona, al equipo TOBC Racing, a la organización de la carrera, y toda la gente que me apoya. Quiero asegurar a mis fans y al público que esto no volverá a ocurrir. Estoy avergonzado y soy plenamente consciente de la gravedad de la situación. Amo este deporte y estoy preocupado por mi continuidad en la competición. El hecho sobre el que he sido acusado no refleja de ninguna manera lo que soy como persona».