Bautista se luce en su primera carrera en Superbike

Exhibición de Álvaro Bautista en su primera carrera en el Mundial de Superbike. El piloto español se ha impuesto con 15 segundos de ventaja en Phillip Island tras dominar desde la primera vuelta. Rea y Melandri han completado el podio.


Eran casi 10 años sin lograr una victoria. En Montmeló 2009, cuando aún militaba en 250cc, Álvaro Bautista conseguía el que era su último triunfo hasta la fecha. El talaverano arrancaba este sábado oficialmente el reto de debutar en el Mundial de Superbike y de convertirse en el antídoto a la hegemonía que Jonathan Rea ha llevado a cabo en las últimas cuatro temporadas en este certamen. La forma en la que se ha estrenado Bautista no podría ser mejor.

Y no sólo se estrenaba él en el seno de Ducati, también lo hacía la Panigale V4 R, la primera tetracilíndrica de la historia de la firma italiana en el Mundial de Superbike. El debut de esta montura, de la mano de Bautista, también sería inmejorable.

El español ya había avisado de lo que era capaz en los test de pretemporada al inicio de semana y en la primera jornada de libres, días en los que había acabado al frente de la tabla de tiempos. Pero lo que ha logrado este sábado en Phillip Island han sido palabras mayores. El #19 no mostró su mejor versión en la Superpole debido a su inexperiencia con los neumáticos de clasificación; ahí se vio superado por las dos Kawasaki de Rea y Haslam. Pero una vez se apagó el semáforo, no tuvo rivales.

En sólo tres curvas, Bautista ya marchaba en la primera posición. De Haslam se deshizo en la salida, de Rea en la curva 3 en un bonito interior. A partir de ahí, la carrera tuvo poca historia. Fue Bautista el que se encargó de que eso fuese así. El piloto de Ducati empezó a poner pies en polvorosa y ya en el segundo paso por meta amasaba una ventaja de más de un segundo. Estaba en otro nivel, con un ritmo demasiado superior al de las Kawasaki oficiales, la de Razgatlioglu, la Yamaha de Lowes y la BMW de Sykes, que luchaban por las otras dos posiciones de podio. La primera tenía nombre y apellidos: Álvaro Bautista.

La exhibición del talaverano, que cuajó una carrera perfecta durante las 22 vueltas, la culminó con nada menos que 15 segundos de ventaja bajo la bandera a cuadros. Jonathan Rea se hacía con la segunda plaza después de haber tenido que lidiar durante media carrera con un combativo Leon Haslam, que se iba al suelo a 10 vueltas del final cuando marchaba por delante de su compañero de equipo. El podio lo completaba Marco Melandri tras una gran remontada que remataba batiendo a la Yamaha oficial de Lowes. El top 5 lo cerraba otra Yamaha, la de VD Mark, con Razgatliogu sexto, Sykes séptimo y Cortese octavo.

¿Y el resto de Ducati? Demasiado lejos de Bautista, que realmente ha sido el único en sacar todo el jugo a la nueva Panigale V4 R. Rinaldi terminaba la carrera noveno a 25 segundos y Davies, décimo a 27. El siguiente clasificado era el otro español en liza, Jordi Torres.

El 23 de febrero de 2019 ya queda grabado para siempre como un día importante en la historia del motociclismo español en el Mundial de Superbike. Álvaro Bautista se une a la lista de vencedores nacionales en este certamen, una lista que desde Jordi Torres en Qatar 2015 no sumaba nombres. Álvaro ha llegado al WSBK para ser campeón y lo de hoy es una clara muestra de que es un firme candidato a conseguirlo.

Las motos del podio

Ducati Panigale V4 R 2019

Motor998 ccPotencia221 cv
Peso172 kgPrecio39.990 €
La Ducati Panigale V4 R es la versión más radical de la nueva superdeportiva italiana y que sirve de base para la moto de competición, especialmente el Mundial de SBK. ¡No te pierdas todas sus espectaculares características!
Ver ficha completa

Deja un comentario

Volver a la home