«No es fácil venir después de cinco años», dice Bautista

Álvaro Bautista cierra su primera jornada del wild-card en Sepang en penúltima posición, pero con mucho margen de mejora, tal y como ha demostrado del FP1 a la Práctica. El talaverano reconoce que no ha sido fácil el regreso después de cinco años sin competir en un Gran Premio de MotoGP.


'Vuelta al cole' para Álvaro Bautista, que este viernes ha vuelto a sentirse piloto de MotoGP cinco años después de su última carrera en este campeonato.

El bicampeón del mundo de Superbike ha disfrutado de su primer día en el wild-card que está llevando a cabo con Ducati en Sepang, una jornada en la que ha ido de menos a más, mejorando sus tiempos en 2.3 segundos del FP1 matinal a la Práctica vespertina.

Aun así, el nivel está muy alto en estos momentos de la temporada y pese a su notable mejora, Bautista ha acabado 22º (penúltimo) a 2.5 segundos del mejor tiempo, marcado por Álex Márquez. No obstante, su balance es positivo tras la primera jornada, en la que no lo ha tenido fácil con la readaptación a la MotoGP después de cinco temporadas pilotando motos de Superbike, y en un circuito en el que no rueda desde 2018.

Alvaro Bautista declaraciones viernes Malasia MotoGP 10

Este era el balance de Bautista tras su primera jornada en Sepang:

Día de aclimatación: «No es fácil venir después de cinco años, en una pista en la que no había rodado desde entonces, pero que me gusta. Y del primer al segundo entrenamiento hemos mejorado ya dos segundos. Poco a poco. Está claro que todavía no estoy con la moto al cien por cien, pero voy dando pasos y disfrutando el fin de semana».

De estar a 3 segundos por la mañana, a 2.5 por la tarde. El objetivo es seguir acercándose: «Lo importante es reducir esa diferencia. Si podemos encontrar algo mañana para rodar más cómodo y reducirlo ya estaría contento. No sé hasta dónde puedo llegar porque cada vez que ruedo más rápido me sale otro problema más. Así que vamos sobre la marcha, intentando mejorar la puesta a punto de la moto».

Sus principales dificultades en comparación a la Superbike y la readaptación a los Michelin en comparación a los Pirelli de SBK: «Lo que más me cuesta es pilotar como yo quiero. Está claro que esta moto se conduce diferente a la Superbike. Por ejemplo, con la Panigale sientes más los neumáticos y puedes hacer mejor 'stop&go'. Sobre todo, lo que me permiten los Pirelli traseros es hacerla derrapar y encontrar mucha tracción. Con los Michelin, como hagas derrapar esta moto estás perdido. El problema que nos hemos encontrado hoy es que no me encuentro bien girando la moto y tampoco puedo hacerlo con el neumático trasero. Se conduce de un modo distinto y estamos trabajando en ello. De la mañana a la tarde hemos trabajado para mejorar, pero vamos con el gancho para encontrar las sensaciones lo antes posible».

Alvaro Bautista declaraciones viernes Malasia MotoGP 5

Sin problemas con los frenos de carbono: «Para mí es más fácil de gestionar, porque esta moto te permite pararla mucho recta y luego tienes que tener mucho más tacto en la parte de inclinación. Esta tarde he mejorado mucho en este punto».

El nivel de MotoGP y las expectativas que se habían generado en torno a su regreso: «A mí me hacía gracia, porque hasta hoy todo el mundo me creaba expectativas muy altas, pero es que estamos a final de año, cuando todos llevan muchos kilómetros y tienen la puesta a punto de la moto que lo cogen desde el minuto uno. A mí, además de que me falta experiencia y kilómetros, la puesta a punto ni mucho menos está cerca, y esto es lo más importante».

Tuvo un percance en su primer ensayo de salida. Reconoce que cambian mucho las salidas respecto a Superbike, ya que ha de tener en cuenta muchos más procesos: «Casi me la pego… Me he puesto en la parte de la sombra, que todavía estaba un poco húmedo. No sé si me va a dar tiempo en la parrilla a hacer todo lo que tengo que hacer, porque hay que bloquear la suspensión delantera, bajar la trasera, poner control de salida, tocar el embrague varias veces, mirar el semáforo… y luego ya salir. No creo que me dé tiempo. En Superbike tú pones el ‘launch control’ y tiras. Pero es una pasada salir así porque la moto solo va hacia delante, no se levanta. Es verdad que en Superbike el piloto tiene más control».