Álvaro Bautista cuestiona la seguridad de Imola

Después de que se cancelase la segunda carrera larga del Mundial de Superbike en Imola como consecuencia de la lluvia, Álvaro Bautista habló sobre los peligros de Imola, sobre todo en condiciones de lluvia. El piloto español salió de allí con dos podios más y 43 puntos de ventaja sobre Rea.


Álvaro Bautista salvó con buena nota la papeleta de tener que enfrentarse por primera vez al circuito de Imola, uno de los cuatro trazados del calendario del Mundial de Superbike 2019 en los que nunca había competido el piloto talaverano.

El líder de Superbike llegó allí con una jornada de test a sus espaldas en este trazado, pero en dicha jornada llovió y no pudo exprimirla al máximo. Pese a que su progresión fue constante durante todo el fin de semana en la pista italiana, Bautista no pudo hacer frente a un Rea que fue muy superior en este circuito y también acabó por detrás de Chaz Davies en la Superpole Race del domingo. Con un segundo puesto en la primera manga y un tercero en la carrera al sprint, Bautista sólo cedió 10 puntos respecto a Rea en uno de los fines de semana que más complicados se presentaban para él.

La segunda manga no se disputó debido a la fuerte lluvia que arreció antes de que diese comienzo esa carrera. Tras una espera de más de una hora para ver si amainaba la situación y después de que los pilotos se reunieran con el director del campeonato (Gregorio Lavilla) para tomar una decisión, finalmente se canceló la carrera por motivos de seguridad.

La mayoría de pilotos estaban de acuerdo con dicha cancelación, ya que la situación era muy peligrosa en condiciones de lluvia debido al spray que generan las motos y a lo cerca que están los muros en Imola.

Tras esta cancelación, Álvaro Bautista expuso su opinión sobre los peligros que acarreaba Imola en condiciones de lluvia«Creo que para la segunda carrera las condiciones no eran las mejores. Llovía bastante y la pista estaba bastante mojada, pero el problema es que en algunas partes había agua estancada y eran como ríos que atravesaban la pista. Esto es peligroso, porque nos puede hacer ‘aquaplaning’ la moto».

«Creo que lo peor de todo es la seguridad del circuito. Los muros están muy, muy cerca. Ya en seco me parece una pista un poco al límite de la seguridad y en mojado es mucho peor, porque en caso de caída el impacto sería increíble con los muros tan cerca», subrayó a continuación el piloto de Talavera de la Reina.

A Bautista, que corría en casa de Ducati, le quedó el mal sabor de boca de no haber podido brindar la segunda carrera larga a los aficionados que poblaron las gradas de Imola a pesar de la fuerte lluvia que cayó el domingo: «Estoy un poco descontento por todos los aficionados que estaban aquí, ya que teníamos mucho apoyo, sobre todo por parte de los ducatistas. Me sabe mal no haber podido correr por todos ellos, para que pudieran disfrutar de las carreras. Pero ante todo está la seguridad de todas las personas, en este caso de los pilotos. Espero que lo entiendan. Lo siento por ellos, pero espero que en el futuro sigan apoyándonos como lo están haciendo y a ver si podemos segur brindando buenos resultados».