Una salida de pista le hizo perder 17 segundos

Sin gasolina en la Q1, problemas en la salida y una salida de pista en la segunda vuelta han dado al traste con la carrera sprint de Álvaro Bautista en su wild-card en Malasia.


«Me ha pasado de todo…», decía Álvaro Bautista al término de la carrera sprint de este sábado en Malasia, en la que ha terminado penúltimo tras una jornada con varios contratiempos. El primero de ellos fue que se quedó sin gasolina antes de su último intento de la Q1, lo que le relegó a la 22ª posición de parrilla. Y una vez en carrera, tratando de adaptarse a la situación que se vive actualmente en MotoGP con la aerodinámica, los rebufos y la absorción de los mismos, ha cometido un error y se ha salido de pista en la segunda vuelta.

Así las cosas, el bicampeón del mundo de Superbike ha acabado penúltimo, a 36 segundos del ganador y superando sólo a Joan Mir, que se ha ido al suelo. No obstante, la jornada no había empezado mal para el talaverano: «Esta mañana me he encontrado más cómodo con la moto. Me he puesto a 0.8. Iban todos con neumáticos usados y no se podía hacer un time attack, así que era más fácil estar más cerca. Sobre todo porque el time attack se hace cuando tienes más confianza con la moto. He mejorado bastante en el ritmo, he estado rodando en 2:00 bajo, algún 1:59... Me empezaba a defender un poco. He pasado a algún piloto que otro y me he dicho: "¡Hostia! Espérate, espérate…"».

Pero después han llegado los problemas: «Luego en la clasificación, en el segundo time attack, me he quedado sin gasolina. La avería del pobre, como dice mi padre. Es que está muy cara, y venir hasta Sepang… Si fuera Valencia no habrían tenido que ahorrar», comentaba entre risas.

Aun así, cree que tampoco habría tenido mucho mayor margen de mejora en la Q1: «Yo creo que un 1:59 bajo o un 1:58 alto como máximo, que a lo mejor la posición habría sido la misma. Pero sí que creo que podría haber cogido alguna décima».

Alvaro Bautista declaraciones sprint Malasia MotoGP 1

Su Sprint, arruinada por una salida de pista


En carrera han seguido los contratiempos. Al no estar habituado tampoco a los nuevos sistemas de salida y los holeshot delantero y trasero, no ha podido hacer una buena arrancada. Y después, en la segunda vuelta, llegó el error que le ha hecho perder 17 segundos y rodar en solitario el resto de la carrera: «No se me ha bloqueado la suspensión delantera, y ya directamente he salido haciendo wheelie. Antes de hacer nada, ya iba con la moto levantada. He salido como el culo. Y luego, encima, habituado a rodar más o menos solo, he llegado a la curva 15, he frenado en el mismo sitio, y con 20 tíos delante sin aire que te esté frenando la moto ha dicho: "Tú no paras esto ni de coña". Y me he ido hasta la curva 7. Fatal. Luego ya he rodado solo como si fuera un entrenamiento. Me encontraba más cómodo esta mañana, sinceramente. Se conoce que un poco más de grip lo noto bastante, esa diferencia sobre todo en parar la moto. Esta mañana me resultaba un poquito más fácil y la verdad es que no me sentía igual de cómodo esta tarde que esta mañana».

Espera quitarse la espina y dar otro paso adelante en la carrera de mañana: «Me han cambiado un poco los reglajes para el sprint, porque han pensado que si llevaba más gasolina, la han hecho un poco más dura de delante... y para mí que estábamos muy en el límite. Pero al final es experiencia. En SBK sabemos qué cambios hay que hacer, y hoy hemos ido un poco más a ciegas. A ver si mañana podemos mejorar como hemos mejorado en los entrenamientos respecto a los de ayer».

«Si pudiera hacer una salida normal y por lo menos estar ahí rodando como lo estaba haciendo esta mañana, en 2:00 bajos o así, ya sería un logro. Eso lo firmo ahora mismo», se marca como objetivo.

Y remataba con sentido del humor sobre cómo está siendo su wild-card: «Cuando me digan: ‘¿Qué tal en Malasia? Pues en la parrilla estaba sólo una línea por detrás de Marc Márquez, dos posiciones detrás de Marc Márquez. No digo nada más’. La foto: Marc Márquez y yo detrás».