Alta Motors quiere demostrar la valía de sus motos eléctricas en el Erzbergrodeo 2018

Las motos eléctricas de Alta Motors formarán parte del Erzbergrodeo 2018. Ty Tremaine y Lyndon Pskitt serán los encargados de pilotar las Redshift EX e intentar la hazaña de terminar la carrera de enduro extremo más dura del mundo.


En los últimos días se especulaba ya con ello, pero ahora ya se puede confirmar que Alta Motors participará con sus motos eléctricas en el Erzbergrodeo, la carrera de enduro extremo por antonomasia. Entre el 31 de mayo y el 3 de junio el equipo oficial de la marca estadounidense se trasladará a Austria con los pilotos Ty Tremaine, Lyndon Poskitt y sus Alta Redshift EX para competir contra otros 1500 participantes, aunque normalmente sólo es un puñado de ellos los que llegan a la meta del Hare Scramble del domingo y por eso tiene la fama de ser una de las carreras más duras del mundo.

Los dos pilotos tienen una dilatada experiencia en el off-road. Mientras que Tremaine ya compite con Alta en el AMA EnduroCross, Poskitt ya ha competido en carreras de enduro, incluido el Erzberg o el Dakar.

Con ésta, es la primera inscripción de una marca oficial de motos eléctricas y un gran logro para la compañía de San Francisco ya que es difícil convencer a los organizadores de muchas competiciones para dejar correr de tú a tú contra motos de gasolina. En 2016 ‘derribó’ la primera barrera compitiendo en el Red Bull Straight Rhythm, donde el piloto Josh Hill ya puso entre las cuerdas a muchas motos de gasolina con la Alta Redshift MX.

Ahora la marca americana vuelve a tener el apoyo de la bebida energética (promotora del Erzbergrodeo) y Alta espera responder con un buen papel. El riesgo no es menor en una carrera donde suelen acabar muy pocos. Acabar el Erzbergrodeo sería todo un logro en una carrera tan dura, contra motos de gasolina y pilotos experimentados del hard enduro.

Será muy interesante ver cómo se comporta una moto eléctrica de off-road en el Erzbergrodeo… ¡Suerte!