Alpinestars cumple 55 años y lo celebra con la preparación de una moto

Aprovechando el Gran Premio de las Américas que se celebra en Austin, Alpinestars celebra su 55 aniversario con una moto personalizada para la ocasión y que quiere reflejar los valores en los que se basa la marca italiana: «Correr los domingo, innovar el lunes».



Alpinestars está de aniversario y ha querido aprovechar el Gran Premio de las Américas que se celebra en Austin para presentar una moto que han preparado para esta ocasión tan importante, el 55 aniversario de la marca italiana. Para ello han trabajado con Michael Woolaway, constructor y diseñador que dirige Woolies Workshop en California, al que le encargaron una moto que combine los valores de la marca y la tecnología empleada en sus productos.

El desafío era lograr que Woolies Workshop lograra conectar la innovación, el estilo y el carisma de la marca en una moto. Para ello, aprovechó el motor de una Ducati 750 Sport de 1974, que sería el corazón perfecto para la moto, que debía incluir también componentes de carreras actuales para tratar de contar la historia de Alpinestars con un estilo de los años 60. El chasis es obra de Jeff Cole, mientras que en toda la moto hay numerosas referencias a la historia de Alpinestars en competición.

El presidente de Alpinestars, Gabriele Mazzarolo quería que la moto recordara al legado y a las personas que han marcado la historia de la marca en las carreras, y es por ello que cuenta con un freno trasero ‘de pulgar’ como el que usaba Mick Doohan o un colín que recuerda la Ducati que llevó Nicky Hayden. También se logró la colaboración de marcas y fabricantes que están actualmente en MotoGP, como Akrapovic que hizo el sistema de escape o Michelin, además de Rizoma.

El resultado es una moto espectacular, que combina perfectamente el estilo ‘vintage‘ de la marca OSCAR de Alpinestars, y que tiene una imagen clásica, con la última tecnología procedente del Mundial de Velocidad.