«O paran esto o puede haber un incidente grave»

Álex Rins analizó tras el GP de Holanda su primera mitad de temporada y el incidente con Johann Zarco en carrera. El de Suzuki se fue a la grava tras un agresivo adelantamiento de Zarco, que no sufrió ninguna sanción. Rins declaró que la maniobra del francés «no tiene sentido».


Álex Rins acabó undécimo en el GP de Holanda de MotoGP, pero su carrera pudo haber sido mucho mejor si no hubiese tenido un incidente con Johann Zarco que le hizo ir a la grava de Assen. El piloto de Suzuki cree que pudo acabar entre los cinco primeros, pero ese impacto le privó de conseguirlo: «El ritmo estaba, hasta que Zarco me sacó de la pista. Después rodé solo e intenté coger a los de delante. El ritmo estaba ahí, para conseguir el objetivo que nos marcamos en carrera: tercera posición o top 5».

El barcelonés fue bastante crítico con la actuación del francés, destacando la trayectoria que hizo el de Ducati en comparación con la del resto: «Si miramos la vista del helicóptero, cuando Zarco impacta contra mí, él se va como tres o cuatro metros hacia fuera en comparación con la buena línea que estaba haciendo Maverick. Si no llego a estar yo, desde luego que se va a la grava. Una verdadera lástima, pero hay que seguir trabajando y no rendirse».

«Mi brazo se ha quedado enganchado en el ala de Zarco»


Rins explicó así el toque con Zarco y su posterior remontada: «Respecto al toque con Zarco, yo he frenado en el sitio, teniendo a Maverick delante, y de repente he visto como una moto me tocaba, con la mala suerte de que mi brazo se ha quedado enganchado en su ala. Lo único que podía hacer era levantar la moto. Si seguía tumbado me habría ido al suelo. No hemos mirado los segundos que he perdido ahí, pero he perdido mucho. Me fui a la grava, neumáticos sucios, me he tomado media vuelta para limpiarlos y después he tirado. Al final, el ritmo estaba ahí, no para ganar la carrera, pero sí para acabar dentro del objetivo. No hay que rendirse, ahora haremos un pequeño parón para desconectar y volver más fuertes a Austria».

No quiso opinar sobre si Zarco merece una sanción o no por su maniobra, pero sí cree que esta situación en MotoGP puede suponer un incidente grave en el futuro: «Prefiero no hacer comentarios. Fui a sentarme con los stewards después del warm-up de Sachsenring. Veía que no era normal, o paran esto o puede haber un incidente grave. Al final, con una Logn Lap yo hubiese acabado igual. La decisión está tomada y no se puede hacer nada más».

Foto: Suzuki Team

«El movimiento que ha hecho conmigo no tiene mucho sentido»


Rins cree que no tiene sentido lo que hizo Zarco, ya que el de Ducati se está jugando el campeonato y su agresivo adelantamiento fue al inicio de la carrera de Assen: «Zarco, desde que llegó a MotoGP en 2017, tuvo polémica por los adelantamientos que hacía y lo agresivo que era. No sé si es casualidad o es así de agresivo, pero el movimiento que ha hecho conmigo no tiene mucho sentido. Sobre todo para él, que se está jugando el campeonato. No entiendo lo que ha hecho, aparte de que me haya echado fuera o no. No es entendible».

El piloto de Suzuki está lejos de sus objetivos marcados para la actual temporada. Es 14º de la general, no ha puntuado en cinco de las nueve carreras disputadas y no cosechó ningún podio. Sin embargo, tiene la esperanza de darle la vuelta a la situación, como ya hizo en 2020 y acabando tercero del mundial: «Es cierto que esta primera mitad de la temporada no ha sido buena para nosotros, aunque tuviésemos la velocidad y fuésemos rápidos, no hemos conseguido los objetivos que nos marcamos. Volveremos más fuertes».

Foto: Suzuki Racing Team

«Me viene mejor un parón, así Suzuki trae el dispositivo de salida»


La mala suerte no acompaña al barcelonés, por lo que tras el parón espera rematar en carrera las buenas sensaciones que ya tiene sobre su Suzuki: «Lo que pido en la segunda parte de la temporada es intentar acabar de rematarlo. El ritmo está, el sábado somos rápidos y el domingo también, pero no acabamos de conseguir el objetivo que nos marcamos. Estoy contento con el felling de la moto. Soy capaz de pilotarla con este último cambio de puesta a punto, sentir bien el neumático delantero, cuando se va a cerrar y cuando no».

Rins considera que es mejor tomarse un tiempo de vacaciones y recuperación antes que disputar cuanto antes una carrera para quitarse el mal sabor de boca: «Un parón me puede venir bien para recuperarme de la mano, Austria es un circuito muy físico y son dos carreras seguidas. Aunque una carrera la semana que viene o en dos semanas me puede venir bien igual. Si Austria fuese en dos semanas haríamos lo mismo, pero pensándolo bien me viene mejor un parón, porque así Suzuki puede traer el dispositivo de salida y así aprovecharlo mejor».

Deja una respuesta

Volver a la home