Álex Rins se abona a las remontadas

La capacidad de Álex Rins para remontar los domingos está siendo su gran aliado en este arranque de temporada en MotoGP. El piloto de Suzuki no se ha clasificado en las dos primeras filas en lo que va de temporada, pero no se ha bajado del top 5 en ninguna carrera.


No es nada descabellado decir que Álex Rins es la gran sensación de este inicio de temporada en MotoGP. El piloto de Suzuki ya dejó claro con su final de la pasada temporada, en la que acabó quinto, que en 2019 sería un piloto a tener muy en cuenta. El tramo inicial del año no es más que la confirmación de esto mismo y de que tanto Suzuki como el piloto barcelonés están al nivel para poder luchar por el título.

Después de cuatro carreras, Rins es segundo en la general de MotoGP a sólo un punto de Márquez y con un total de 69 puntos. Dicho dato se desgrana de la siguiente forma: fue cuarto en Qatar (+13), quinto en Argentina (+11), primero en Austin (+25) y segundo en Jerez (+20). No se ha bajado del top 5 en las cuatro carreras que se han disputado en lo que va de año y todo ello a pesar de que en ninguna de las cuatro ha salido en las dos primeras filas de parrilla.

Cuando hablamos de la Suzuki, lo hacemos de una de las motos más equilibradas de la parrilla. Por el momento, ha funcionado bien en todas las pistas y en todas las condiciones. Y en lluvia, situación que todavía no se ha dado esta temporada, ya quedó claro bajo el aguacero de Valencia 2018 que el binomio #42-Suzuki se desenvuelve muy bien.

Sin embargo, ni Rins ni el fabricante japonés consiguen conjugar esas virtudes con el rendimiento de la GSX-RR a una vuelta, algo que les está penalizando sistemáticamente los sábados y les está llevando a posiciones de parrilla que no se corresponden con el nivel real de la Suzuki.

«No encontramos la razón de por qué nos cuesta los sábados. Intento poner la moto a punto. No sé si es una cosa que pueda mejorar yo o que pueda mejorar la moto, pero estamos trabajando para intentar mejorar los entrenamientos de clasificación. Ya se ha visto, se pierden muchos segundos cuando pasas por primera vez por meta», aseguraba el piloto de Suzuki después de acabar segundo en Jerez.

Allí salió noveno y remontó siete posiciones. Pero es que el historial es amplio: en Qatar clasificó 10º y acabó cuarto (llegó a liderar la carrera), en Argentina salió 16º y acabó quinto, y en Austin partió desde la 7ª plaza y acabó primero. En total, ha escalado 30 posiciones en carrera, lo que contrasta demasiado con las 3 posiciones que ha tenido que remontar en total Márquez en las pruebas que ha terminado esta temporada. La dinámica de Márquez es muy diferente, ya que siempre ha estado en primera fila: de 3º a 2º en Qatar, de 1º a 1º en Argentina, 1º-caída en Austin y de 3º a 1º en Jerez.

Mientras sigue trabajando para tratar de encontrar ese punch a una vuelta, Rins se ha abonado a las remontadas los domingos. Es el gran animador de las carreras y se está mostrando agresivo, pero sobre todo, muy preciso en sus adelantamientos. El barcelonés ya está metido de lleno en la lucha por el campeonato (recordamos, a sólo un punto de Márquez), pero aún tiene un lunar que mejorar para maximizar sus opciones, ya que cuando sólo habían transcurrido tres vueltas de carrera en Jerez, había cedido más de dos segundos respecto a Márquez.

Lo más positivo, sin duda, es la gran capacidad que está teniendo para subsanarlo sin mayores problemas en carrera. Hay que contar con él para todo esta temporada. Con permiso de Márquez, claro está.

Rins, piloto de domingos


GRAN PREMIOPOSICIÓN DE PARRILLAPOSICIÓN FINAL
Qatar10º
Argentina16º
Las Américas
Jerez