Álex Rins acabó tercero en Termas de Río Hondo

Termas de Río Hondo fue el escenario del primer podio de Álex Rins en MotoGP. El de Suzuki consiguió una merecida tercera posición tras estar durante toda la carrera en el grupo de cabeza y llegar a liderar la prueba.


Álex Rins fue uno de los grandes protagonistas de la carrera de MotoGP en Argentina. El piloto de Suzuki devolvió a la firma japonesa al podio después de una sequía que se extendía desde el GP de Australia de 2016, y que confirma el buen estado de forma tanto suyo como de los de Hamamatsu. El piloto español estuvo peleando hasta el final por la victoria y, como no podía ser de otra manera, se mostraba muy satisfecho con su primer podio en MotoGP: «Estoy muy contento, es un podio increíble. Es el primero en MotoGP, con todo este show, con la parrilla retrasada… La carrera ha sido muy dura, porque cada vez que te salías de la trazada era peligroso. He luchado hasta el final y estoy súper contento», decía en el micrófono de ‘Movistar MotoGP’.

En una carrera tan imprevisible desde la salida y con las condiciones de la pista muy delicadas, Rins supo gestionar muy bien la situación, pese a que no le faltó una buena dosis de tensión: «La he vivido con un poco de nervios. Cuando estaba detrás de Miller veía que me estaba molestando un poco y que podía abrir un pequeño hueco delante, pero cuando me he puesto primero he cometido un fallo, me he ido un poco fuera y casi me caigo. Al final he hecho lo que he podido. Quiero dar las gracias al equipo, hemos trabajado muchísimo y nos lo merecemos».

Rins llegó a liderar una carrera por primera vez desde que está en MotoGP, estuvo en el grupo principal en todo momento y tuvo opciones de ganar. Pese a ser una situación nueva para él en la categoría reina, se mostró con más aplomo que en otras ocasiones: «Siendo sincero, comparado con las otras carreras de MotoGP que he hecho, en la última parte de carrera iba bastante tranquilo. El grupo de delante te lleva y yo iba con un buen margen. Al final he intentado luchar por la victoria, pero en la última vuelta he tenido un susto con el que casi me caigo y no sabía dónde estaba Miller, que iba cuarto. Lo hemos intentado».

Por último, el barcelonés dejaba una interesante reflexión sobre su progresión respecto a 2017: «Estamos corriendo con madurez, algo en lo que he mejorado respecto al año pasado, y me siento muy orgulloso por el equipo y por mí».