Rins se quita la espina y vuelve a ganar en MotoGP

Después de remontar desde el décimo puesto de parrilla, Álex Rins ha rematado la faena con una gran victoria en MotorLand Aragón. El de Suzuki logra el primer triunfo del año y el primero de la marca de Hamamatsu en 2020, quitándose la losa de carreras como Austria 1 y Le Mans, en las que se cayó peleando por ganar.


Álex Rins ha sido el gran protagonista del día en MotorLand Aragón. El piloto de Suzuki se ha hecho con su primera victoria de la temporada y con la primera de la firma japonesa tras una gran remontada desde el décimo puesto de parrilla.

Rins ha cimentado su victoria con una estupenda salida que le ha permitido situarse cuarto ya en la primera vuelta, a rueda de las tres Yamaha. Con más ritmo que Viñales, Quartararo y Morbidelli, el barcelonés se ha deshecho de ellos y se ha intentado escapar en solitario. En el tramo final de carrera ha tenido la presión de Álex Márquez, pero ha podido gestionarla perfectamente para acabar ganando. Es el octavo ganador diferente en lo que va de temporada en MotoGP.

«Hemos podido hacer una buena carrera y he conseguido ganar liderando casi toda la carrera. Esto es algo nuevo para mí, porque las otras dos tuve que pelearlas con Rossi y Márquez. Esta vez me ha costado más porque es muy fácil cometer un error cuando estás liderando tantas vueltas. He pilotado bastante bien, pero ha sido difícil porque veía que Mir y Márquez venían muy rápido, y yo tenía que guardar neumáticos para el final de la carrera. Correr con el neumático blando trasero es difícil de gestionar hasta el final. Esta victoria significa ese paso que teníamos que dar y es muy importante para mí y para Suzuki, que están trabajando mucho y querían un triunfo así», decía Rins.

El ganador de MotorLand es consciente de que no muchos apostaban por ese triunfo, pero su salida ha sido la clave: «No había mucha gente que apostase por mi victoria, pero yo estaba muy tranquilo en la parrilla. Estaba estudiando qué línea hacer en la salida y he conseguido hacer una buena salida, con la que me he puesto rápidamente cuarto a rueda de las Yamaha. Me veía bien y he visto que ellos empezaban a sufrir un poco. Me he puesto detrás de Maverick, que tenía el mejor ritmo del fin de semana y he visto que iba cómodo detrás de él. Tras adelantarle he intentado hacer mi carrera y he pensado en gestionar los neumáticos».

Aun así, el guión de la carrera ha sido diferente a lo que él tenía planteado: «No tenía en mi cabeza una carrera así. A mi equipo le he dicho que hoy quería hacer una carrera "a lo Lorenzo": ponerme primero y escaparme, y me he escapado un poco. Cuando me han marcado que tenía a Márquez detrás he pensado que, si no me había pasado ya, es que iba igual de justo de neumáticos que yo».

Tras haberse ido al suelo en carreras en las que estaba luchando por la victoria, como la primera de Austria y Le Mans, ha podido quitarse la espina: «Hemos pasado por momentos duros este año, como por ejemplo tras las carreras de Austria y Le Mans, y no es fácil, pero hemos sido fuertes. Pensaba que tenía el potencial para ganar, pero que no era capaz de rematarlo, ya sea por errores propios o por alguna caída desafortunada. Llegar hasta aquí no ha sido fácil; sin duda que había algunas personas que me habían pedido calma tras caerme en Austria y Le Mans, pero yo sabía que tenía el potencial para ganar y al final lo hemos logrado».

Rins se ha hecho con la victoria en su carrera de casa, en Alcañiz, muy cerca de su pueblo (Valdealgorfa). Es uno de los mayores hitos de su carrera, pero no la pone como la victoria más importante que ha conseguido en MotoGP: «Quizá la victoria de Silverstone luchando con Márquez esté en el número 1 del podio, pero esta victoria también es una de las mejores. Me encantaría haberlo celebrado con todos los aficionados, pero no se puede por la situación actual».

Deja un comentario

Volver a la home