«Fue un shock, estábamos para firmar ya la renovación»

Álex Rins comenta cómo encajó la noticia del adiós de Suzuki a MotoGP y asegura que lo afronta como un extra de motivación para demostrar a los mandamases de la empresa que se han equivocado al tomar la decisión. Confirma que estaba muy cerca de renovar y que ahora su mánager está trabajando para encontrar un nuevo asiento.


El bombazo que estalló en Jerez durante el lunes de test aún resuena con fuerza cuando el Mundial de MotoGP ha desembarcado ya en Le Mans. El adiós de Suzuki a MotoGP cuando termine la temporada pilló a todo el mundo por sorpresa, incluido a todos los miembros del equipo, que conocieron la noticia el lunes de Jerez y se quedaron completamente en shock.

Dentro de los miembros del equipo, uno de ellos es Álex Rins, piloto que ha pasado en cuestión de días de tener prácticamente cerrada su renovación con Suzuki a no tener (de momento) asiento para el próximo año. El barcelonés, cuarto clasificado del campeonato, se ha convertido ahora en una de las piezas más codiciadas del mercado de fichajes, pero no esconde el fuerte mazazo que supuso conocer que Suzuki no iba a seguir el próximo año. En su caso, esta es ya la sexta (y última) temporada con la marca de Hamamatsu.

«Ha sido un golpe súper duro para todos», comenzaba diciendo Rins. «Después del test de Jerez del lunes, cuando nos lo dijeron, yo personalmente me derrumbé, me puse a llorar. Es el sentimiento que tienes hacia Suzuki: has estado luchando desde 2017 dándolo todo para tener una moto competitiva, y cogen y te dicen que el año que viene no se sigue. Ha sido duro, muy duro. No comparto la decisión, pero es lo que es y hay que respetarlo. Al final tenemos que seguir haciendo lo que estamos haciendo».

Sobre su futuro, comenta que no tiene nada cerrado y que es su representante quien está ahora manos a la obra para asegurarle un asiento de cara a 2023: «Ahora mismo sobre la mesa no tengo nada más que el teléfono. Mi manager se encargará de ello y tendrá faena para estas próximas semanas. Tenemos dos caminos: el de derrumbarnos y estar todo el rato pensando que no tenemos moto para el año que viene; o el de triunfar, el de seguir con la cabeza alta, con el equipo más unido que nunca. Mirando a los mecánicos es esta última opción la que ellos han cogido, y es la que voy a coger yo, porque aunque ellos de cara al año que viene no tengan nada, están más motivados que nunca. Vamos a demostrar a Suzuki que se han equivocado con la decisión que han tomado».

Respecto a su futuro, añade que «está claro que el mercado de pilotos ha cambiado, porque nos quedamos fuera Joan (Mir) y yo, y tenemos que ir a algún sitio. No quiero nada malo para otro piloto, ni que un equipo baje a alguien de su moto para subirme a mí, pero es la única manera. Es muy duro que hayan tomado la decisión».

No cree que llevarse el título haría a Suzuki cambiar la decisión que han tomado: «Tenemos la posibilidad (de conseguir el campeonato). La verdad es que sería muy bonito para nosotros ir a la gala de Valencia a recoger el título de pilotos o de equipos y ver al pobre japonés ahí recogiéndolo… No cambiaría nada, la decisión está tomada y es lo que es».

Y se piensa bastante la disyuntiva de si continuaría en Suzuki o no en caso de que la marca cambiase de decisión: «La intranquilidad de saber que a lo mejor de aquí a dos años vuelven a anunciar que cierran sí que me influiría».

Tenía la renovación prácticamente cerrada


Al igual que ocurrió con su compañero, Joan Mir, Rins también estaba en trámites para renovar con Suzuki por dos temporadas más. Así lo ha confirmado: «Fue un shock. Estábamos en negociaciones. No es que dijéramos que no habíamos empezado a hablar pero estaba tranquilo; no, es que estábamos casi para firmar ya, tanto por parte de Suzuki como por la mía. Nadie lo sabía. Creo que ni lo sabía el japonés de turno que está aquí llevando el proyecto, porque si no no empiezas negociaciones», comentaba el piloto barcelonés.

No pone la mano en el fuego porque Suzuki Japón lleve novedades de aquí a final de temporada, pero asegura que confía plenamente en su equipo: «Si van a traer cosas nuevas o no, nunca lo sabes. La confianza sí que la tengo, porque estoy rodeado de un equipo humano que, aunque haya pasado esto, me ha hecho creer».

Sobre el desempeño de Suzuki Japón para lo que resta de temporada, añade que «el presupuesto de este año está cerrado, o por lo menos eso me han dicho. Sinceramente, sea verdad o sea mentira, yo lo cojo para creer. Como he dicho antes, podemos o derrumbarnos o seguir creciendo y seguir luchando por el campeonato. Según nos han dicho, para Montmeló van a traer un paquete aerodinámico nuevo que está ya en producción. Si lo traen o no, no lo sé, pero a mí como piloto me toca creer en ello, y sinceramente creo, no digo esto para quedar bien. Pocas veces he visto a un japonés llorando, y cuando se dio la noticia estaban ahí que estaban en el suelo. Yo creo en ellos».

NombreÁlex Rins
Dorsal42
PaísEspaña
Ver ficha completa

Deja una respuesta

Volver a la home