Rins negoció con LCR y Gresini, aunque va camino del primero

Álex Rins tiene sobre las mesa las opciones del LCR Honda y del Gresini Racing, aunque todo apunta que acabará recalando en el equipo satélite de Honda.


Buena parte de los pilotos, equipos y marcas de MotoGP siguen deshojando la margarita para seguir cuadrando las piezas de ese puzle que es la parrilla de la categoría reina para 2023.

Uno de los pilotos que aún ha de definir su futuro es Álex Rins, que desde que Suzuki confirmó que dejaba MotoGP al final de esta temporada, ha tenido que tocar varias puertas para mantenerse en la parrilla el próximo año.

El futuro de Rins ha sonado para el Aprilia RNF (equipo satélite que tendrá la marca italiana el próximo año), para el Gresini Racing y también para el LCR Honda. Pues bien, todo hace indicar que las opciones del piloto barcelonés se han inclinado más el equipo satélite de Honda, donde ocuparía el puesto que dejará libre Álex Márquez.

No obstante, en su intervención ante la prensa, Rins todavía mantiene la puerta abierta del Gresini Racing: «Sobre mi futuro, sigo igual de tranquilo que estaba ayer; al final hay alguna cosa, nada está cerrado. Sí que es cierto que estamos hablando con LCR, hemos hablado con Gresini y la verdad es que las cosas están igual que ayer, pero a ver si podemos anunciar algo al acabar la carrera o la semana que viene».

Preguntado por el hecho de volver a compartir marca con su actual compañero, Joan Mir, comentaba que «sería curioso. Por lo que se dice, sería en diferentes estructuras, pero sí, sería curioso».

«No me hubiese desagradado vestir los colores del Repsol Honda


El contrato que podría estar cerca de firmar Rins con Honda sería directamente con la fábrica, aunque para estar enrolado en el LCR con el mismo material que los pilotos oficiales. Este podría haber sido el factor diferencial para la decisión de Rins a pesar de la opción con el equipo Gresini: «Si se cierra lo que estamos hablando las condiciones materiales serán iguales, el material será el mismo. Sí que es cierto que los equipos son los mismos y nosotros hemos hablado con LCR, porque no nos han dado la opción de hablar con Repsol Honda, pero vestir los colores de Repsol Honda no me hubiese desagradado. Al final estuve con ellos en 2013 y 2014 y me hubiese hecho ilusión al menos tener la posibilidad, pero al final las dos opciones que tenemos son buenas, todas han sido buenas. De las opciones que tenemos, todas se han adaptado muy bien a lo que yo quiero. Una más que la otra, pero vamos a ver cómo va».

Pese al reto que supondría ir a Honda en un momento tan turbio para la marca como es el actual, Rins añade que «es un gran desafío, sea al final con Honda o con Gresini. Yo desde que estoy en MotoGP estoy en Suzuki y va a ser un gran cambio llegar al motor V4, pero al final estamos preparados y no nos da miedo».

Deja una respuesta

Volver a la home