«Tengo que trabajar, mejorar y ganar aunque sea media décima»

Álex Márquez es, por cuarto año consecutivo, piloto del Estrella Galicia 0,0 Marc VDS en la categoría de Moto2. Con experiencia sobre sus espaldas, tras luchar el año pasado por el título y pertenecer a la estructura del último campeón de la clase intermedia, el objetivo del pequeño de los Márquez es el que sería su segunda corona mundial. En la presentación del equipo hoy en el Circuito del Jarama, en Madrid, el campeón de Moto3 en 2014 ha atendido a las preguntas de los medios presentes en el evento justo un día antes de iniciar el último test del invierno, y a dos semanas de que se apague el semáforo que dará inicio a su sexta temporada completa en el mundial.


Preguntado por si este es el año de pelear por el título, el pequeño de los Márquez Alentá responde«Es el año… Está claro que este año será importante para mí. Estoy muy centrado, la pretemporada ha empezado muy bien. No hay que confiarse, porque en la primera carrera y además Qatar, que es un circuito particular, cambia mucho. Pero hemos empezado bien, que eso ya es positivo. Tenemos las cosas claras. En el último test habrá que confirmar ciertas cosas, pero ya me siento preparado para empezar».

¿Se siente Álex Márquez como el rival a batir?«En Jerez fue muy bien (N. del R.: último test hasta la fecha para los pilotos de Moto2) Está muy bien ser primero, salió una vuelta muy buena, de récord. Pero hay rivales tapados. Por ejemplo las KTM no brillaron tanto, pero en Qatar con neumáticos duros van a estar ahí. Jerez es un circuito que a mí se me da muy bien. Así que no me confío. Estoy centrado. Sí que tengo que trabajar, mejorar, y ganar aunque sea media décima de donde sea».

Al hilo de KTM, Márquez fue preguntado si las motos naranjas meten miedo de cara a la nueva temporada: «Miedo no. Está claro que acabaron muy bien, pero creo que ahora nosotros estamos al mismo nivel que ellos. Ya en noviembre dimos un paso adelante, y con el mismo chasis; ahora en febrero, solo con pequeñas modificaciones, volvimos a dar otro paso adelante. KTM está a un nivel muy bueno, pero en algunas condiciones sufren ellos y en otras nosotros».

Kalex, el fabricante ganador de los últimos cinco títulos, parece que no se relaja: «Sí, lo que pasó es que Kalex, siendo realista, no tenía competencia. Sí había otras marcas pero nunca llegaban al nivel de Kalex. Entonces, ellos mismos lo dijeron, se habían estancado un poco al no tener rival o alguien que les apretara. En cambio ahora, en tres meses desde que las KTM empezaron a ir bien han hecho un cambio muy grande, hemos probado cosas nuevas, y están mentalizados de que quieren ganar a KTM y quieren seguir ganando títulos. Así que es muy positivo para nosotros».

¿Cómo ve a su compañero, el debutante y actual campeón de Moto3 Joan Mir?: «Cuando empezamos, los 30 pilotos que estamos en la parrilla en Qatar tenemos posibilidades. Empezará mejor o peor, pero después puede estar ahí. Yo sí que lo incluyo como uno de mis rivales. Tengo en consideración a todos. Es un piloto muy bueno, viene de ganar, y estoy seguro que desde el principio estará dando guerra».

Álex también ha sido preguntado, ahora con tres años de experiencia en Moto2 a sus espaldas, cuáles son los errores de estas pasadas ediciones de los que aprenderá y cómo intentará evitarlos: «El año pasado por ejemplo, después del clasificatorio analizas todos los ritmos y estás tercero o cuarto, pero el domingo salía a ganar. Y esos son los errores. Caídas, lesiones que tuve… Por ejemplo en Misano, en casa del rival quería dar un poco más ya desde el primer libre. Tengo que ser un poco más realista en todo momento, por si tengo que salir a ser tercero o cuarto. Si hay que ganar, ahí sí que hay que intentarlo. Pero acabando carreras y sumando puntos, que así es como se ganan los mundiales».

2014 fue el año de su primer título, 2018 podría ser el del segundo: «2014 fue un año especial para mí. Quizás no estaba entre los favoritos, porque era mi segundo año en el Mundial completo. Pero yo por dentro estaba cien por cien convencido de que con la moto que tenía y el equipo que tenía estaba capacitado. Y este año, aunque sea mi cuarto año y esté entre los favoritos, me siento igual. Así que me siento fuerte físicamente, bien con el equipo, y el pack que tenemos creo que es al menos para luchar por el campeonato».

¿Quién cree Álex Márquez que serán sus rivales?: «Bagnaia fue muy rápido en Jerez. También las KTM, tanto Oliveira como Binder. Estará Mir, estará Pasini, Vierge también puede estar alguna carrera, y por qué no todas. Hay muchos pilotos. Está muy abierto. También ha bajado Lowes, ha bajado Barberá. Así que Moto2 estará divertido este año».

Kalex ya ha estado probando su moto en conjunto con el motor Triumph que será el obligatorio de cara a 2019, y Márquez nos desvela si trabajará en el desarrollo: «Algo hay programado. Y más que pedírmelo ellos, lo he pedido yo. Montar en moto siempre es un placer, poder probar un chasis o ayudarlos, con el trabajo que están haciendo este año, será un placer».

Bagnaia ya ha firmado para subir a MotoGP en 2019. Márquez, en su cuarto año, podría estar ya en conversaciones de cara al año que viene: «Sinceramente, no sé nada. Eso es cosa de Emilio [Alzamora], seguro que él está trabajando por detrás, como siempre. Pero no es algo que me obsesione. Para estar en MotoGP tienes que demostrarlo, tenemos que empezar bien el año, tenemos que hacer buenos resultados. Está claro que estar en MotoGP es mi sueño. Para estar en un equipo oficial hay que hacer unos resultados muy buenos, así que voy a luchar desde el principio. Pero sobre todo centrado en Moto2, e intentar ganar el título. Entonces seguro que todo irá bien».