Álex Márquez agradece a su equipo la confianza tras una temporada difícil

Después de conseguir su primer podio en la categoría de Moto2 en MotorLand, Álex Márquez se quitó un peso de encima. El piloto catalán valoró muy positivamente su segundo puesto y agradeció a su equipo la confianza que ha depositado en él cuando los resultados no estaban llegando.



No está siendo fácil el camino de Álex Márquez en la categoría de Moto2, a la que llegó el año pasado con el título de Moto3 bajo el brazo. El potencial del piloto ilerdense estaba fuera de toda duda, pero ha necesitado 32 carreras en la categoría intermedia para conseguir su primer podio. Después de un primer año muy discreto, del que se salvan actuaciones como las de Brno y Silverstone -4º-, esta temporada se presentaba como la del paso adelante del pequeño de los Márquez.

La gran cantidad de caídas que ha sufrido a lo largo del año enmascaró una progresión que se dejaba entrever, pero a la que le faltaba un buen resultado que confirmase esos augurios. El campeón de Moto3 en 2014 empieza a ver la luz al final del túnel y su gran fin de semana en MotorLand Aragón así lo demuestra. Allí consiguió una gran segunda posición en los entrenamientos cronometrados y firmó el mismo resultado en carrera, quedando por delante de su compañero Franco Morbidelli.

Durante su comparecencia en inglés en la rueda de prensa oficial del podio, Márquez no escatimó en agradecimientos hacia su equipo y patrocinadores por el apoyo durante un año complicado: «No era fácil confiar en un piloto que se ha caído tantas veces», decía sin tapujos en la rueda de prensa.

Posteriormente, hablando con los medios nacionales, reafirmaba su postura y su agradecimiento: «Es así. Al final el equipo ve potencial en mí, pero cuando vas a buscar patrocinadores y gente que invierta en un equipo, quieren ver resultados, no el potencial de un piloto que quizá pueda conseguir podios. Ellos me han dado esta confianza que necesitaba, me han renovado un año más porque veían el potencial y sabían que Estrella Galicia apostaba por mí. Así que quiero darles las gracias a ellos. Con un piloto como yo, que se ha caído tantas veces y ha cometido muchos errores, no era fácil renovar», expuso Márquez.

alex-marquez-motorbike-magazine

Con el futuro asegurado para 2017 dentro del Team Estrella Galicia 0,0 Marc VDS, el piloto español ha ido progresando carrera a carrera. Después de un mal inicio de temporada, plagado de caídas, Márquez empezó a notar los progresos antes de llegar al ecuador del campeonato: «Ya en Assen y Sachsenring fue bastante bien, porque eran circuitos que no se me dieron muy bien el año pasado y en seco estuvimos arriba; pero sobre todo cambió después del parón de verano. Estuve en casa, pensé que había cometido errores y que había que controlar un poco más. También había posiciones que no aceptaba y entonces quería dar demasiado de mí, cometiendo errores estúpidos. Luego lo veía en la telemetría y decía “Hostia Álex, no puedes hacer esos errores”. Ha sido lo que hemos ido puliendo», comentaba sobre su mejoría en esta parte del curso.

Pese a que tenía constancia de que el equipo estaba hablando con otro piloto para ocupar su puesto el próximo año antes de renovarle a él, a Álex no le descentró esta situación: «No me afectó porque teníamos otras opciones nosotros también. Ellos estaban hablando con otro piloto, yo sabía quién era, pero no me afectaba porque teníamos otras opciones. Sin moto no me hubiera quedado y lo único que estaba persiguiendo es que ellos también me quisieran, porque yo me quería quedar aquí. Con el equipo hemos formado un grupo muy unido, así que cuando buscaban otro piloto yo intentaba en pista que hubiera potencial y que me renovaran».

En un tramo difícil de su carrera deportiva, el piloto de Cervera ha conseguido salir adelante. Asegura que ha sido importante tanto el apoyo recibido como las críticas: «Cuando llevas casi dos años sin subir a un podio se te hace raro. Ir a los circuitos y mantener la motivación no es fácil, pero lo he conseguido. La gente que tengo al lado me ha ayudado muchísimo, y también la gente que me ha criticado era un estímulo, una motivación para seguir empujando y para hacerlo bien». Con su segundo puesto, se quita un peso de encima -«La palabra es alivio», confesóy empieza a postularse como uno de los rivales a batir en la última parte de esta temporada y, sobre todo, de cara a 2017.