Entrevista a Álex Márquez

Hablamos con el Campeón del Mundo de Moto3, que da el salto a la categoría intermedia en 2015

El 9 de noviembre de 2014, Álex Márquez Alentá se encargó de dejar su nombre escrito en el palmarés histórico del Mundial de Motociclismo. Alzó los brazos en Valencia tras cosechar el título de Moto3, cerrando el círculo en un año inolvidable para la familia Márquez. Álex está siguiendo a la perfección los pasos de su hermano y, con el título de la categoría menor en el bolsillo, se enfrenta ahora al desafío de seguir brillando en Moto2. Allí lucirá el dorsal 73, un número cuya elección se basa en la resta de las dos últimas cifras de su año de nacimiento (96) y la fecha (23).

Tito Rabat, uno de sus compañeros de entrenamientos, estará al otro lado del box del Marc VDS en el primer año de Álex en la categoría. Siendo fiel a su carácter tranquilo, el de Cervera se muestra prudente ante su debut en Moto2. Con él hablamos sobre su adaptación a su nueva moto, los consejos que ha pedido a su hermano y sus expectativas de cara a 2015.

Ya han pasado muchas semanas desde que ganaste en Valencia el título de Moto3. ¿Cómo ha sido ese proceso de asimilar que eres Campeón del Mundo?
Estoy muy feliz desde que el sueño que tenía desde pequeño se cumpliera. Lo pude disfrutar poco, ya que sólo tres días después de ganar el título ya me subí a la Moto2, algo que también va bien porque así no te relajas y sigues trabajando. Ya se celebró como tocaba en Cervera, en un día que fue muy especial.

El 2014 fue un año glorioso para los Márquez, pero también demasiado intenso tras tantos éxitos. ¿Tienes ganas de poder tomarte un respiro y saborear todo lo conseguido?
Bueno, al final es para todos igual. Acaba 2014 y al día siguiente empiezas a preparar la próxima temporada. En diciembre he podido descansar un poco y relajarme, algo que al cuerpo le iba bien, pero a partir de enero es momento de empezar con la preparación física para ponerme a tono para la Moto2, que es más exigente que la Moto3.

Has podido entrenar con la Moto2 en Jerez, en Valencia y Almería. ¿Cómo han sido las primeras sensaciones con la Kalex que pilotarás en 2015?
Creo que estamos en la línea buena, de ir mejorando a poco en cuanto a cambiar el estilo de pilotaje, modificando algunos detalles para tener la moto más bajo control. Al final, cuando te subes a una moto nueva te lleva un poco ella a ti en vez de tú a ella, así que necesitamos seguir acumulando experiencia con la moto y con el equipo, que también es nuevo y tenemos que irnos conociendo. Pero la verdad es que las primeras sensaciones son muy buenas.

¿Qué parte de tu entorno profesional dará contigo el salto a Moto2?
Guille Carrillo, un mecánico que estuvo conmigo en Moto3. También ha llegado un telemétrico nuevo, que venía de otro equipo. El resto de la estructura es la que estaba junto a Mika Kallio en el Marc VDS.

© Jesús Robledo

© Jesús Robledo

«Las vueltas que di en Valencia con la MotoGP me ayudaron bastante a asimilar la potencia de la Moto2»

 

Estarás en el equipo campeón y compartiendo box con el piloto que ganó el título en 2014 y que será la referencia de la categoría el año que viene, además de ser un gran amigo tuyo. ¿Se podría decir que estás en el entorno perfecto para aprender en tu debut en Moto2?

Sí, es algo que comenté al fichar por el equipo. No hay mejor compañero del que aprender que teniendo al lado a un Campeón del Mundo. Para aprender sobre la telemetría y también en otros aspectos; siempre necesitas mejorar y cuando tienes a alguien de su nivel al lado es más fácil la adaptación. Intentaremos aprender lo máximo y adaptarnos al estilo de la Moto2, ya que aún tengo algunos vicios de la Moto3 que tengo que corregir.

Te subiste a la MotoGP antes que a la Moto2 después del premio de HRC por ganar el título. Pese a que sólo diste algunas vueltas, ¿te ayudó esto a asimilar la diferencia de potencia en comparación con la Moto3?
Bastante. Cuando salí por primera vez con la Kalex, llegaba de probar la MotoGP que corre muchísimo, me subí a Moto2 y pensé: “Corre pero no tanto”. Aunque fueron diez vueltas me acostumbré un poco a la velocidad y a la aceleración de la MotoGP, y me vino muy bien para no tener al principio ese shock que surge a veces al haber una gran diferencia de potencia.

Cada vez son más las comparaciones con tu hermano. Pero, en tu opinión, encima de la moto, ¿qué crees que es lo que más te diferencia de Marc?
En cuanto a pilotaje es complicado decir, porque comparando Moto3 con MotoGP el estilo es muy diferente debido a la diferencia de peso y de potencia. Has de jugar con el peso cuanto más grande sea la moto para tratar de tener un buen equilibrio. Pero sí que a lo mejor el estilo de sacar codos lo tenemos bastante parecido, aunque realmente cada año vas cambiando un poco el pilotaje, más si cabe si también cambias de categoría. Durante los años tienes que ir adaptándote a las motos que llevas y modificando también el estilo en función de las necesidades.

Y en cuanto a mentalidad, ¿cuáles piensas que son tus principales diferencias con respecto a tu hermano?
En ese aspecto, quizá Marc es un piloto más de sangre caliente. Yo cuando estuve en una situación difícil tuve algo más de paciencia, pero al final cuando se dan situaciones en las que está en juego el Mundial, Marc también ha demostrado que sabe hacer cuartos puestos o sabe conformarse con el podio para conseguir el título.

© David Clares

© David Clares

«Cada pequeña duda que tengo sobre la Moto2 se la pregunto a Marc»

 

Llegas a una categoría muy dura y competitiva, en la que tu hermano consiguió el título en 2012 y lo rozó el año anterior. ¿Le has pedido algún consejo a Marc sobre Moto2?

Sí, al final muchos. Cada pequeña duda que tengo se la pregunto. Miramos fotos, comparamos el estilo… Siempre que un Campeón del Mundo de la categoría te diga cómo fue su cambio de 125cc a Moto2 en su caso, te ayuda porque cuando me subí a la Moto2 comprobé que también tengo algunos vicios que tenía él cuando subió. Todos los consejos que me está dando y que me pueda dar me van a servir de cara al futuro.

Llega sangre nueva a la categoría, como es tu caso o también el de Álex Rins. Sois dos debutantes con mucho potencial, ¿crees que los rookies podéis dar alguna sorpresa este año?
A día de hoy es difícil opinar sobre ello. Al final todos los pilotos trabajamos para intentar ganar, pero es la primera temporada en una categoría muy difícil, por lo que hay que ir paso a paso y darlos escalonadamente, porque a veces si das dos de golpe puedes bajar tres. Creo que en el último test IRTA o quizá después de Qatar comprobaremos cuál es nuestro nivel, si nuestra adaptación ha sido buena o si debemos mejorar mucho para estar con los pilotos de delante. Hasta Qatar no se verá dónde estamos realmente.

¿Te marcas algún objetivo concreto para esta temporada?
De momento el objetivo es aprender, sobre todo durante la pretemporada, que tenemos mucho trabajo. Al acabar los test comprobaremos cómo ha sido nuestra adaptación y a partir de ahí podremos marcarnos un objetivo real. Subir al podio ya es algo que te marcas más de cara a final de año. Intentaremos hacer algún podio en este primer año y lo más importante es preparar bien el 2016.

© David Clares

© David Clares

Álex Márquez, en números

Grandes Premios: 46
Victorias: 4
Podios: 15
Poles: 3
Vueltas rápidas: 7
Títulos mundiales: 1 (Moto3 2014)

Primer Gran Premio: GP de España 2012
Primera vuelta rápida: GP de Catalunya 2012
Primera pole: GP de Catalunya 2014
Primer podio: GP de Indianápolis 2013
Primera victoria: GP de Japón 2013

Trayectoria:
2010 – CEV – 125cc: 11º
2011 – CEV – 125cc:
2012 – CEV – Moto3:

2012 – Mundial – Moto3: 20º (11 carreras)
2013 – Mundial – Moto3: 4º
2014 – Mundial – Moto3: 1º

 

Foto principal: ©Lou Acedo

Deja una respuesta

Volver a la home