Delante suya: «Primero Pecco, segundo Martín, las Aprilia y nosotros»

El piloto del Gresini Racing se marcha satisfecho de Portimao, donde ha estado en las dos jornadas siempre cerca de los puestos de cabeza. Finalmente ha sido séptimo en un día marcado para él por sus dos caídas, pero se ve preparado para luchar por estar entre los cinco primeros dentro de dos semanas, y avisa sobre quién ve delante tras la pretemporada: «Primero Bagnaia, segundo Martín, las Aprilia y nosotros».


Álex Márquez no solamente ha logrado el séptimo mejor tiempo en los test de Portimao, los últimos antes de la primera cita en el mismo circuito, también ha mejorado su resultado en Sepang y sus sensaciones sobre una Desmosedici con la que cree poder luchar con los de arriba.

El ilerdense se centró hoy en sacar «el máximo potencial de la moto». Tras la segunda y última jornada en Portimao, Álex Márquez explicó que debía enfocar el ensayo de esa manera para ir descartando material, aunque se fue al suelo en el proceso: «Si cambias cosas nunca llegas al límite de la moto. Me he centrado en eso y en descartar cosas a primera hora de la mañana. Ha ido bien. He tenido mi primera caída y he visto un poco dónde está el límite, lo que también está bien de cara al GP. Tuve un buen primer día, pero ha sido aún mejor el segundo día, y eso es importante para la confianza y la carrera».

El nuevo piloto de Ducati ha demostrado su velocidad a una vuelta, pero asegura que no llegó a realizar por completo un simulacro de carrera al esprint por su segunda caída: «No lo he terminado porque he tenido una caída al final. Estaba haciendo 39.2 y 39.3 y me quedaba aún una vuelta. He visto que tenía margen y he querido ir a por el 39.0, pero me he ido un poco largo en la primera curva». Una caída que el propio Álex contó que no fue nada: «He entrado demasiado inclinado en el piano de fuera para no tocar lo verde y me he caído. Pero no ha sido nada y he vuelto al box en moto. Esta segunda caída cuenta como tal, pero no del todo».

Alex Marquez Test Portimao MotoGP 2023 2

«¿Quién esperaba el año pasado a Bastianini entre los tres primeros? Casi nadie»


De hecho, ya se le vio algún susto en la última curva haciendo ese simulacro. El hermano menor de los Márquez quiso hacer como «una calificación de 12 vueltas», dando el máximo para ver cómo cae el neumático: «Era una primera toma de contacto para llegar a la primera carrera con las cosas más claras en tema de electrónica y mío, para estar mejor preparados. He utilizado seguramente al inicio demasiada goma trasera y al final he llegado un poco justo, pero el objetivo era no guardarse nada y darlo todo», explicó el ilerdense.

Álex Márquez también comentó tras los ensayos que llegan «preparados y en una buena posición, con todo bien y bastante claro». En el caso de que la carrera hubiese sido hoy, el piloto de Ducati lo tiene claro, aunque se mostró cauteloso de cara al Gran Premio: «Si fuera hoy mismo, estaríamos luchando en el top 5, pero habrá que ver cómo va en el GP, día a día y siendo realistas».

Siendo su primer año en Ducati, Álex Márquez no se ve entre los cinco primeros esta temporada, pero será el tiempo lo que determine su verdadero objetivo: «Es después de tres o cuatro carreras cuando te marcas el objetivo. ¿Quién esperaba el año pasado a Bastianini entre los tres primeros? Casi nadie. En el día a día es donde se ve cómo vienen las cosas y hay que estar preparado. No hay que pensar demasiado en el futuro y comerte la cabeza más de la cuenta».

Sobre quienes ve delante suya, el ilerdense destaca al vigente Campeón del Mundo, pero suma a un amplio grupo de pilotos: «Pecco está fuerte, las Aprilia también, Aleix, Maverick y Oliveira, Martín por supuesto y Bastianini aunque sufriendo algo más. Primero Pecco, segundo Martín, las Aprilia y nosotros». Tampoco quiso olvidarse de Quartararo: «Quartararo también, porque al final ha hecho una vuelta buena y me lo había dejado, porque había estado desaparecido hasta esa vuelta».