Mejor resultado del año para Álex Márquez (4º)

Álex Márquez se va de Portimao con su mejor resultado de la temporada, un cuarto puesto en una carrera en la que incluso ha peleado por el podio hasta el final con Jack Miller.


El piloto del LCR Honda estaba preparando su ataque a Miller de cara a las últimas vueltas, pero la bandera roja por la caída de Miguel Oliveira con Iker Lecuona (el valenciano tiró al portugués a tres vueltas del final) anticipó la conclusión de la carrera.

Aun así, Álex Márquez comparecía muy satisfecho tras un fin de semana en el que ha vuelto a mostrar su mejor versión. Como ya ocurriera en 2020, el test de Misano ha vuelto a ser de gran ayuda: «Hemos cambiado la dinámica. Lo hicimos, sobre todo, desde los test de Misano. Ya el año pasado esos test fueron muy positivos y cambiamos tendencia en ese punto. Creo que tanto en Austin como en Misano 2 no se vio el fruto del trabajo que hicimos allí y de lo que probamos, así que lo que tenemos que hacer es seguir con la misma dinámica», empezaba explicando el #73.

La llegada de material evolucionado al equipo satélite, como es el caso del nuevo chasis de Honda que ya habían utilizado previamente Marc Márquez y Pol Espargaró, ha servido para ese paso adelante: «En el test de Misano probamos un chasis diferente que el equipo oficial hacía tiempo que lo tenía y allí noté bastante mejora. Tiene que llegar una evolución más, que esperamos tenerla pronto, para ver si funciona mejor y qué diferencias hay. Pero tampoco hay mucho secreto, son pequeñas mejoras que te hacen estar más convencido y mejor encima de la moto, y que nos han ayudado mucho este fin de semana a dar este paso». 

El piloto del LCR Honda considera que el resultado de este domingo es «una recompensa al trabajo, a no bajar los brazos y al trabajo de todo el equipo en momentos malos, en los que nos caíamos o no salían los resultados. Cambiaban motores, cambiaban chasis o lo que hiciera falta y nunca había una mala cara en el box, y eso es de agradecer muchísimo. Quita una losa, da confianza y un extra para seguir creyendo, y esa motivación que nunca ha faltado. Ayuda ver que el trabajo da sus frutos».

Márquez reconoce que al menos iba a intentar adelantar a Miller en las últimas vueltas, antes de que la bandera roja anticipase el final de la carrera: «Después de pasarme ha abierto un pequeño hueco, pero después he vuelto a coger las sensaciones y estaba muy enganchado a él cuando he pasado por meta. Quería intentarlo, al menos probarlo. En el último sector era algo más rápido que él y con el neumático duro podía salir con más estabilidad en la curva de entrada a meta, y quería probarlo en la curva 1 o en la recta. Las cosas son así, en esa vuelta he estado a punto de pasarle en la entrada a meta, pero he preferido esperar a la última para intentar sorprenderle. Son cosas que pasan, cosas del destino de alguna manera, decisiones que no tomas en ese momento y por eso he terminado cuarto. Pero hoy, más que luchar por el podio con lo que me quedo es con lo que he disfrutado de la carrera, que ha sido mucho».

Sobre su hermano Marc, explica que ha hablado con él al término de la carrera y dice que no sabe si podrá estar en Valencia: «No lo sé, ojalá pudiera responder a esta pregunta. Hará lo que sea mejor para su salud y nada más».

Además, Álex Márquez quiso mandar ánimos y apoyo a nuestro compañero Lucio López, de MotoRace Nation, que ayer estuvo implicado en un accidente de tráfico a la salida del circuito y está hospitalizado: «Quiero mandar fuerza a Lucio (López), que ayer tuvo un accidente y quiero mandarle fuerza».

Deja una respuesta

Volver a la home