«Dani se merecía un título de MotoGP más que nadie», dice Álex Márquez sobre el que fuera su ídolo de la infancia

Álex Márquez fue protagonista junto a Dani Sordo del cuarto episodio del podcast de Red Bull "Carreras cruzadas", en el que repasó su trayectoria, los años más complicados en Moto2 y habló también sobre el que fue su ídolo de la infancia, Dani Pedrosa. Paradójicamente, este año ocupará el puesto que hace sólo dos temporadas era el del piloto de Castellar del Vallés.


El podcast de Red Bull "Carreras cruzadas" se ha convertido en una fantástica herramienta para conocer mejor a varias de las puntas de lanza patrocinadas por la casa de bebidas energéticas. En cada episodio, el podcast presentado por Vanessa Guerra junta a dos pilotos de diferentes disciplinas del mundo del motor para que comparen sus respectivas trayectorias.

En el cuarto episodio, los protagonistas fueron Álex Márquez y el piloto de rallies Dani Sordo. El nuevo piloto del Repsol Honda Team repasó cómo se fraguaron los primeros pasos en su carrera deportiva hasta llegar a sus dos títulos mundiales. El último de ellos, en Moto2 en 2019, una categoría en la que admite que pasó dos años muy duros tanto en 2015 como en 2016.

Recuerdos del primer día que montó en moto: «No sé por qué me quedó un flash del primer día que monté en moto. Me acuerdo que yo siempre decía que quería ser mecánico de Marc, que nada de ser piloto. Mis padres colaboraban; tú quieres hacer algo, pero si mi padre en ese momento no me da la moto para probarla, te quedas ahí. Da igual lo que a ti te gusta, porque eres un niño. Mis padres colaboraban con el Motoclub Segre y en Bellpuig siempre hacían carreras y, cuando acababan, por la tarde rodábamos un rato los niños. No sé por qué tengo un flash de ese día. Es algo que me hace especialmente ilusión»

El momento en el que se dio cuenta de que podría dedicarse profesionalmente a ser piloto de motociclismo: «En motos, cuando te das cuenta de que puedes dedicarte a ello es cuando entras en el Mundial, donde ya todo es más serio. Tenemos la gran suerte de que tenemos un Campeonato de España muy potente, con mucho nivel, y los equipos que son más profesionales hacen que llegues al Mundial mucho más preparado. En el CEV ya empiezas a tener el sueño de poder dedicarte a tu pasión, pero cuando llegas al Mundial ya es cuando te dedicas plenamente a ello las 24 horas del día, y cuando la cosa ya se pone seria. Una cosa es llegar, pero mantenerte durante 15 o 20 años en el Campeonato del Mundo es lo más difícil. Llegar, llega mucha gente, pero el poderse mantener e ir mejorando cada año es lo que cuesta más. En ese momento es cuando te das cuenta de que puedes dedicarte a ello y puedes perseguir tu sueño, que es ser Campeón del Mundo».

La dificultad que esconde correr en casa: «Los Grandes Premios en España, siempre digo que para el piloto son los peores: tienes eventos, tienes a todos los amigos allí, el uno, el otro... Me acuerdo el primer Gran Premio que hice en España siendo piloto del Mundial. Fue en Jerez. Tenía 17 años y me perdí. No daba pie con bola. Era una temporada en la que estaba entre los cinco primeros, llegué a Jerez y pensé: "Aquí me lo como todo", con toda la gente y los aficionados allí. Sin embargo, en parrilla estaba el 20º. Mentalmente no estaba allí».

Lo que se ve desde fuera vs. lo que realmente ocurre: «Lo que ve la gente es el resultado final, pero no saben qué ha pasado o qué problema hay realmente, porque muchas veces no se puede saber».

Las dificultades y el aprendizaje de sus dos primeros años en Moto2: «Yo lo pasé mal en 2015 y 2016. No estuve a la altura. Pero esos dos años me ayudaron a aprender a no fijarme en qué dice la gente o a qué escriben y qué no escriben. Cuando lo estás pasando mal y estás jodido, hablando claro, porque es así, es cuando ves lo que quieres hacer y lo que no. La gente que tienes al lado quieren lo mejor para ti y hay otros que estaban sólo porque ganabas. Vas aprendiendo esas cosas. Pero en esos dos años aprendí a gestionar todos los comentarios o todo esto que te puede afectar después a los resultados».

«No llegaba a los resultados que yo esperaba. Venía de ser Campeón del Mundo de Moto3 y no estuve a la altura de poder pasar. Pero como hemos dicho antes, no se sabe todo realmente: hubo problemas detrás, con suspensiones y demás. A partir de 2016, Öhlins se puso ya al 100% y se cambió lo que había en ese momento. Pero esos dos años (2015 y 2016), por el paquete que tenía, yo no me supe adaptar y lo pasé realmente mal. No estuve a la altura por cómo llegaba a la categoría. Pero seguramente esos dos años son los que me han hecho poder ganar en 2019, porque mentalmente fueron los dos años en los que más he aprendido en el Mundial».

Dani Pedrosa, el ídolo de Álex Márquez


Al ser preguntado sobre quién había sido su ídolo en el motociclismo cuando era pequeño, Álex Márquez lo tiene claro: «Mi ídolo siempre lo he dicho. Yo tengo 24 años y cuando empezaba a tener razón en mi cabeza, el que ganaba en ese momento y el que subía en 125cc y 250cc era Dani Pedrosa. En sus primeros años en MotoGP siempre le apoyaba muchísimo y es el único piloto que aún a día de hoy, le veo y no sé por qué, me da respeto. Dani ha sido compañero de Marc muchos años y hemos compartido patrocinador, hemos hecho eventos juntos y hemos estado muchas horas juntos. Pero a día de hoy, quedamos a lo mejor un día a hacer motocross o lo que sea, y aún me da respeto. Creo que Dani no ha tenido la suerte que merecía, porque creo que un título de MotoGP se lo merecía más que nadie, y es ese referente que siempre desde pequeño miraba».

Asegura que nunca le ha llegado a decir al propio Dani el respeto que tiene hacia él: «Me da vergüenza decírselo directamente a él, pero nunca lo he escondido. De pequeño era en el que me fijaba. Para mí, ha sido el mejor piloto técnicamente encima de una moto, pero que por su tamaño y por sus carencias físicas no ha podido explotar todo lo que tenía en una categoría como MotoGP, que es muy exigente y en la que el físico es muy importante».

El pequeño de los Márquez también repasa cuándo conoció a Dani en persona y cuando habló con él por primera vez: «Tenía una foto con él creo que de 2004 o 2005, que él estaba en 250cc, en Montmeló. Él iba en el scooter con Raúl Jara. No sé dónde está esa foto, creo que la perdí. Estábamos mi hermano, él y yo. La primera vez que hablé con él fue en 2013 en un evento de Repsol, en Madrid. Fue la primera vez que hablé un rato con él».

Reflexiona sobre lo que más le impacta: y es que en 2020 él será piloto del Repsol Honda y compañero de Marc Márquez, un puesto que Pedrosa ocupó desde 2006 hasta 2018 (de 2013 a 2018 como compañero de Marc): «Lo más fuerte de todo es que ahora estoy en el sitio de mi ídolo, que él hace dos días estaba ahí. Eso es algo que cuando eres pequeño no se te pasa por la cabeza ni de coña, pero cuando estás dices "Hostia, hace dos días estaba ahí abajo, y ahora estoy donde estaba él". Es algo que da respeto, la verdad».

El bicampeón asegura que este salto en su carrera lo que le aporta más es «motivación. Está claro que estar en el Repsol Honda da muchas cosas de presión, pero también esa motivación de poder intentar demostrar que también puedes hacerlo y que puedes ser competitivo».

Y vuelve a ensalzar, ayudado por los comentarios que también hacía Dani Sordo en el podcast, a Pedrosa: «Dani es un súper clase. No ha ganado el Mundial de MotoGP por lo que haya sido, y porque en mala suerte nos gana a todos. Siempre que tenía la oportunidad le pasaba algo. Pero al final, cuando estás arriba, tienes a mucha gente que quiere lo mejor para ti y también a mucha gente a la que no le entrarás por los ojos, pero Dani se ha ganado a mucha gente por la manera que tenía de transmitir las cosas y la sencillez que tenía».

El #73 cree que, al haber tantos pilotos de éxito en España y teniendo en cuenta el brutal palmarés de Marc Márquez, actualmente no se acaba de dar el valor correcto a los demás títulos: «Tenemos tantos deportistas aquí en España buenos, que están a un gran nivel, que ganar un Mundial se toma como "Bueno... es alguien". Ahora Marc lleva ocho Mundiales y parece que todos los otros no valgan nada, y no es así. Le quita valor a las cosas que tienen valor».

«Cuando alguien triunfa mucho, mucha gente espera a que baje un poco la guardia. No lo digo por Marc, lo digo en general. El deporte es así; cuando un equipo, un piloto o un deportista ganan muchísimas cosas, muchos esperan al momento en el que flaquea un poco para decir "¿Ves? Ya está". Es así», zanja.

Deja un comentario

Volver a la home