«Haré lo posible por estar allí», decía en La Gazzetta dello Sport

El estado de salud del piloto de San Marino mejora día a día, pero aún es muy delicado. Pese a ello, en una entrevista con La Gazzetta dello Sport no esconde su intención por querer estar en Valencia, aunque es consciente de las dificultades para ello: «Sé que será un milagro pero quiero creer».

El mundo del motociclismo está en vilo desde que el pasado sábado Alex De Angelis sufrió un grave accidente durante la cuarta sesión de entrenamientos libres del GP de Japón. El sanmarinense fue evacuado en helicóptero al Hospital de Dokkyo, donde se dio a conocer un escalofriante parte de lesiones: dos costillas rotas, fractura de cinco vértebras, contusión pulmonar, fractura de la clavícula izquierda y hemorragia intracraneal.

Alex De Angelis evolucion accidente gp japonEsta última lesión se conoció durante el domingo y, junto a sus contusiones pulmonares, es a día de hoy lo que más preocupa a los médicos. El último parte oficial sobre su estado, emitido esta mañana, revela que se encuentra estable y plenamente consciente, aunque continúa en observación y con respiración asistida mientras mejoran sus contusiones pulmonares. Sus constantes neurológicas también mejoran, por lo que parece que su evolución va por buen camino, aunque todavía ha de imperar la prudencia debido a la gravedad de sus lesiones.

Pero los partes médicos ya no son la única fuente de noticias sobre el estado de De Angelis. El propio piloto italiano dio un mensaje tranquilizador en su Facebook: «Tranquilos que DEA (De Angelis) no se rinde», y hoy el diario La Gazzetta dello Sport ha publicado una entrevista telefónica con el sanmarinense en la que refleja su idea de volver a subirse a una moto lo antes posible. «No recuerdo nada, no sé lo que pasó», dice De Angelis cuando es preguntado por su accidente. El periodista Paolo Ianeri le pregunta por un posible regreso a las pistas en 2016, y ahí es cuando el piloto del E-Motion IodaRacing sorprende con su respuesta: «No me desagradaría estar en Valencia. Haré todo lo posible para estar allí; sé que será un milagro pero quiero creer», asegura el piloto de MotoGP.

Aunque su estado es muy delicado, De Angelis no pierde la esperanza para volver a subirse a la moto incluso este mismo año. No obstante, debe continuar en observación y mañana será sometido a más pruebas que revelen cuál es el estado de sus pulmones; un chequeo que será fundamental para conocer su evolución. Hasta el hospital de Dokkyo se han desplazado su hermano William y su padre Vinicio para hacerle compañía junto al Doctor Michele Zasa, quien se encuentra con él desde el sábado. A pesar los deseos de De Angelis de regresar a los circuitos en Valencia, lo más importante a día de hoy es que su estado de salud continúe mejorando como ha sucedido en las últimas horas.