Según publica El Confidencial, el expiloto español cobró sus derechos de imagen de una sociedad offshore.

Siguen saliendo a la luz nombres implicados en los “Papeles de Panamá”, y este martes uno de ellos ha sido el de Álex Crivillé. La información desvelada por El Confidencial y La Sexta asegura que el primer español campeón de la categoría reina gestionó sus derechos de imagen y marca durante seis años a través de la empresa Pro Best Invest S.A.

Esta empresa fue radicada en las Islas Vírgenes Británicas y registrada por el despacho de abogados Mossack Fonseca el 25 de enero del año 2000, tres meses después de que el “noi de Seva” se coronase como Campeón del Mundo de 500cc. La firma del contrato de gestión de estos derechos data del 30 de junio de 2000; en esa época, Crivillé residía legalmente en Suiza.

Según refleja la investigación de El Confidencial, por medio de Pro Best Invest, Crivillé cobraba sus derechos de imagen por un valor anual de 72.000 euros como cantidad fija, además de un 85% de los beneficios que se obtenían por encima de ese valor. Meses después, en agosto de 2000, entró también en acción la empresa Racinvest adquiriendo los derechos de imagen en Europa bajo legislación holandesa. Pro Best Invest cerró en 2006, cuatro años después de que Crivillé regresara a España tras su estancia en Suiza.

«Es un entramado legal, pero sí, podemos hablar de ingeniería fiscal», ha asegurado el asesor de Crivillé a El Confidencial, añadiendo que Álex está al corriente de su tributación con la Hacienda española.

 

Te puede interesar