La seguridad y los costes económicos, motivos principales para acabar con los alerones

Tras una reunión de la Comisión de Grandes Premios en Assen, se ha decidido que los alerones no se podrán utilizar en MotoGP a partir de la temporada 2017. Los apéndices aerodinámicos ya fueron suprimidos con carácter inmediato para Moto2 y Moto3.


La fiebre de los alerones en MotoGP llegará pronto a su fin. Concretamente, la última carrera de 2016 -GP de Valencia- será el momento hasta el que se podrán usar estos apéndices en las monturas de la categoría reina. Así lo ha confirmado hoy la Comisión de Grandes Premios tras una reunión en Assen, en la que los miembros de Dorna, FIM e IRTA que forman la Comisión han cerrado filas en torno a este tema.

A lo largo de la temporada se fueron prohibiendo en Moto2 y Moto3, donde se suprimió su uso con carácter inmediato pese a que en la categoría menor ya había marcas como Mahindra que habían experimentado en algunas carreras. Finalmente, tras ser objeto de debate en múltiples ocasiones, las MotoGP también dejarán de portar alerones.

Ducati Desmosedici GP 2016

La Comisión de Grandes Premios pone el foco en dos causas principales para justificar la supresión de alerones: en materia de seguridad, por la peligrosidad de los apéndices en un toque entre dos pilotos; y por los costes económicos que se estaban empezando a generar para mejorar la aerodinámica, ya que esto requiere probar las piezas en túneles de viento, algo bastante costoso. Cabe destacar que a Ducati, pionera con esta tendencia, se le acabaron uniendo todas las fábricas, y que además la forma y el número de alas montadas va variando con el paso de las carreras, prueba inequívoca de que cada vez se está invirtiendo más en aerodinámica.

El tema de los alerones dividió a los equipos de MotoGP en dos vertientes: las fábricas japonesas estaban a favor de su eliminación, mientras que Ducati, la marca que más ha innovado en esta materia, quería que se mantuvieran. La firma de Borgo Panigale ha perdido esta batalla. A partir del próximo año, a MotoGP le cortan las alas.

Te recomendamos