Aleix y Pol han pasado hoy por quirófano

Tanto Aleix como Pol se han operado esta mañana de sus respectivas lesiones; el de Suzuki en el pulgar de su mano derecha, mientras que el de Yamaha ha sido intervenido de síndrome compartimental.

El del GP de Francia resultó ser un fin de semana muy agitado en el seno de la familia Espargaró, ya que tanto Aleix como Pol acabaron la quinta cita temporada lesionados. El de Suzuki se rompió el ligamento colateral del dedo pulgar de su mano derecha tras sufrir una espectacular caída en el FP3 del GP de Francia, que le obligó a infiltrarse durante el resto del fin de semana para aguantar el dolor.

Tras las exploraciones llevadas a cabo este lunes por el Dr. Mir, Aleix ha tenido que pasar por quirófano y ha sido operado con éxito en la Clínica Dexeus con el objetivo de llegar la próxima semana en las mejores condiciones posibles al GP de Italia.

Por su parte, Pol Espargaró también ha sido intervenido esta mañana, en su caso para solventar los problemas de síndrome compartimental que empezó a acusar en mayor medida en el GP de España y que se replicaron en Le Mans, dificultando el pilotaje del piloto de Granollers desde el primer tercio de carrera hasta el final. El pequeño de los Espargaró ha sido operado en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca (Madrid) por el Doctor Ángel Villamor, que también llevó a cabo la intervención de Dani Pedrosa el pasado 3 de abril por un problema similar. El Dr. Villamor examinará la evolución del antebrazo derecho de Espargaró a finales de esta semana, para determinar de mejor manera en qué estado llegará Polyccio al GP de Italia.

Declaraciones de Pol Espargaró: «Como ya había notado algunas veces estas molestias pensaba que poco después de la carrera se me pasarían, pero no fue así. De todas formas, seguí con la idea de visitar a un fisioterapeuta, aunque rápidamente vimos que necesitaba que me viese un especialista. Hemos decidido acelerar al máximo el proceso de consultar al médico, en este caso a Ángel Villamor, y de meterle mano al brazo para así tener el máximo de días posibles entre la operación y la próxima carrera. La verdad es que había notado algunas otras veces esa sensación en el antebrazo, pero no le quise dar mayor importancia. En estas dos últimas carreras ha sido un poco más grave. En Jerez lo achaqué al tipo de circuito y al esfuerzo que hice en las primeras vueltas tratando de seguir primero a Lorenzo y Márquez, y después a Rossi y a Crutchlow, pero en Le Mans ha sido peor porque me empezó a costar pilotar desde muy pronto. Por suerte la operación ha ido bien y puedo empezar a trabajar en breve para intentar llegar en las mejores condiciones posibles a las siguientes carreras».

?✌️ #EspargaroBros #BeStrong ?? ?

A photo posted by Polyccio44 MotoGp Rider (@polespargaro) on