Dos Aprilia más en juego y varios candidatos

Ante el aluvión de posibles nombres que podrían llegar para el nuevo equipo satélite de Aprilia (RNF Racing) a partir de 2023, Aleix Espargaró vería con buenos ojos a dos pilotos españoles como Álex Rins y Raúl Fernández.


Después de que se conociera este viernes que Aprilia tendrá cuatro motos el año que viene tras unirse al RNF Racing (actual equipo satélite de Yamaha), Aleix Espargaró no ocultaba su satisfacción por el crecimiento que tendrá la marca de Noale en parrilla: «No sé muy bien por qué, pero me hace una ilusión especial. El equipo de Razlan (Razali) ganó no sé cuántas carreras con Morbidelli y Quartararo. Si en ese momento alguien le hubiese dicho de dejar Yamaha por Aprilia habría dicho que si estaba loco, pero ahora está dejando Yamaha, campeona el año pasado, por Aprilia. Algo hemos hecho bien y me hace una ilusión brutal», comentaba.

Como es habitual, el de Granollers no rehúye ninguna pregunta, y si le piden que se moje, lo hace. Así que al ser preguntado sobre los posibles pilotos que le gustarían para el nuevo equipo satélite de Aprilia, aun teniendo claro que le gustaría que fuese un 'Junior Team'. cree que Aprilia no puede desaprovechar la oportunidad de tener a pilotos algo más 'veteranos' (sólo tiene 26 años) como Rins: «Creo que sería bueno que Razlan (Razali) tuviera un 'Junior Team', pero no hay que ser tontos. El mercado está como está, que se haya ido Suzuki abre muchas opciones nuevas y Rins es un piloto con un talento enorme. Igual que me la jugué diciéndole a Massimo (Rivola) que trajera a Maverick, creo que me la jugaría con Rins, porque es muy bueno y sería un buen fichaje para Aprilia».

Después, en el micrófono de DAZN, también hablaba de otro piloto español muy joven al que vería con buenos ojos para ese equipo satélite de Aprilia como es Raúl Fernández: «Veremos cómo se mueve el mercado, porque está muy loco. A mí me gusta mucho desde hace mucho tiempo cómo pilota Raúl Fernández, y ahora más que nunca, que está pasando por un momento complicado, me sigue gustando muchísimo. No cambia nada en tres o cuatro meses. MotoGP es muy difícil, no es Moto2, y creo que el golpe de realidad que se llevan los rookies cuando llegan a MotoGP no es fácil de asimilar. Pero Raúl tiene algo, tiene ese algo que se veía en Maverick, en Rins o en mi hermano en Moto2, y creo que lo puede hacer muy bien a bordo de una Aprilia».

Deja una respuesta

Volver a la home