«Me encantaría que Maverick fuera mi compañero de equipo»

Aleix Espargaró, que podría reencontrarse con Maverick Viñales como compañero de equipo la próxima temporada en Aprilia, opinó sobre la situación que está viviendo el gerundense tras su anticipado adiós a Yamaha.


El GP de Holanda, última cita a antes del parón veraniego, quedó claramente marcado por la noticia del adiós de Maverick Viñales a Yamaha. Bien es cierto que la noticia se hizo oficial el lunes post-GP, pero ya había saltado el sábado por el paddock de Assen, por lo que se convirtió en un secreto a voces.

Conocido ya que Maverick se irá de Yamaha cuando acabe la temporada, la incógnita que queda por resolver es cuál será el destino del piloto de Rosas para 2022. La opción que ha sonado con más fuerza es que el gerundense recale en Aprilia el próximo año, ya que es una de las pocas puertas que le quedan abiertas para 2022.

NombreAleix Espargaró
Dorsal41
PaísEspaña
Ver ficha completa

En el caso de que eso sucediera, Viñales se reencontraría con Aleix Espargaró, quien ya fue su compañero de equipo en Suzuki en 2015 y 2016. A raíz de aquello, a ambos les une una gran relación, por lo que Aleix opinaba de la situación de Maverick con total conocimiento de causa: «Es una noticia bastante bomba que ha saltado, así que creo que hay que tener respeto, sobre todo a Maverick, y después a Yamaha y a Aprilia. Cuando algo pase, lo dirán. Después de mi hermano, Maverick es sin duda lo más cercano que tengo a un hermano dentro del paddock. Tengo muy buena relación con él y, además de la parte humana, dos de los mejores años de mi carrera deportiva en Suzuki los pasé con él y sé del talento que tiene. Lo que está haciendo este año con Yamaha... Yo le veo, no está siendo feliz, no está explotando su nivel, su talento. Estoy seguro de eso», dijo Aleix en unas interesantes declaraciones en DAZN tras acabar la carrera de Assen.

El de Granollers cree que Viñales no estaba siendo feliz en Yamaha y, por ello, entiende el movimiento. En el caso de que Maverick diese el paso de fichar por Aprilia, Aleix le recibiría con los brazos abiertos: «Vida sólo hay una y los retos aunque a veces sean muy difíciles, si te hacen feliz hay que cogerlos. Así que haga lo que haga Maverick le voy a apoyar. Sin duda, que a mí, si es cierto todo eso, me encantaría que fuera mi compañero de equipo, porque además sería un desafío enorme para mí batirlo, y sabe que no va a tener fácil ganarme si viene».

Preguntado por qué consejo le daría a Maverick en una situación como la actual, Aleix dejó una interesante reflexión: «No es nada fácil, porque está con la moto que está liderando el Campeonato del Mundo. Yo dejaría lo deportivo a un lado y quizá, porque soy más reflexivo ahora al tener 31 años y al ser padre, pero vida hay una y hay que ser feliz. Puedes estar ganando mucho dinero o carreras, pero si no eres feliz, y yo tengo la sensación de que a nivel deportivo no lo es, no tienes que seguir. Yo no hubiera tenido problema hace dos años en dejar esto e irme a trabajar a otro sitio. Es muy importante ser feliz, hay una vida. Si ser feliz pasa por volverlo a intentar con Yamaha, perfecto, pero si ser feliz en su cabeza pasa por un cambio radical e ir a Aprilia, a Suzuki o donde sea, que lo haga, sin duda. No hay que tener miedo ni pensar que irte de Yamaha es un paso atrás. Un paso atrás es ser infeliz, eso sí que lo es», remató en su intervención ante el micro de Izaskun Ruiz, en DAZN.

Deja una respuesta

Volver a la home