Aprilia volvió a tener problemas de fiabilidad

Aleix Espargaró tuvo que retirarse en la carrera de MotoGP en Le Mans por un problema técnico, al igual que le pasó a su compañero Lorenzo Savadori. Aprilia volvió a tener problemas de fiabilidad que dejaron a Aleix fuera de carrera cuando rodaba sexto.


Después de un inicio de temporada inmaculado en ese sentido, volvieron los fantasmas del pasado para Aprilia con los problemas de fiabilidad. En Le Mans tanto la moto de Savadori como la de Aleix Espargaró se pararon y los dos pilotos de Aprilia tuvieron que retirarse cuando optaban a coger un buen botín de puntos para la marca de Noale.

En el caso de Aleix Espargaró, el piloto de Granollers ya había remontado hasta la sexta posición después de salir 14º y optaba a otro gran resultado con la RS-GP. Sin embargo, los problemas le han hecho retirarse y es por ello que se encontraba «muy frustrado» después de la carrera.

«Siempre es un fin de semana muy complicado el de Le Mans. El sábado rompimos un motor, me caí dos veces y salía el 14º, así que todo iba en contra. Pero he salido muy mentalizado de que la moto funcionaría bien, porque está siendo un buen año. En seco iba muy rápido, quinto o sexto, estaba yendo todo súper bien. He parado para cambiar a la moto de agua e iba rapidísimo también. Estaba cogiendo a Álex Márquez para ponerme quinto, había conseguido ya distancia con las Yamaha y estaba yendo todo muy bien. Podríamos haber hecho un top 5 en un circuito y en unas condiciones difíciles, pero se ha parado el motor. Me da mucha rabia, porque a nivel de puntos nos íbamos de Le Mans con casi 50, que son muchísimos para las carreras que llevamos, a sólo 15 del tercero del mundo, y hemos perdido la oportunidad», analizaba Aleix en el micrófono de DAZN.

NombreAleix Espargaró
Dorsal41
PaísEspaña
Ver ficha completa

Sobre los diferentes problemas de fiabilidad que han tenido a lo largo del fin de semana, Espargaró explicaba que «han sido dos problemas totalmente distintos», y se mostraba crítico con la situación: «Es lo que le decía al equipo: aunque suene egoístamente, para estar siempre de los seis primeros con la Aprilia, que por mucho que haya mejorado no estamos aún al nivel de las demás motos, yo tengo que arriesgar mucho y vendrán carreras en las que voy a caerme para luchar por ese ansiado podio. Pero a nivel técnico las motos de fábrica no pueden pararse hoy en día. Es inadmisible, no puede pasar. Se puede parar la moto de un equipo satélite porque el motor tenga más kilómetros, pero una moto de fábrica no puede pararse», decía Aleix.

El piloto de Aprilia cree que deben dejar atrás este tipo de problemas si quieren aspirar a algo importante esta temporada: «Es un error muy grande los que hemos cometido este fin de semana. Hablo en plural porque si me voy a caer yo otro día será parte del juego. Así que no pasa nada, pero tenemos que mejorarlo. Si queremos luchar con Aprilia por algo serio en el campeonato, y creo que estamos demostrando que podemos estar entre los seis mejores del mundo, esto no puede pasar».

Deja una respuesta

Volver a la home