«Está muy bien organizado», decía con ironía

Al piloto de Aprilia le pareció demasiado larga la Long Lap de Tailandia en comparación a otros circuitos: «Está muy bien que un circuito la hagan de un segundo y que en otro circuito sea de cinco», decía con ironía. Pese a acabar 11º, sale de Buriram a 20 puntos de Quartararo, que hoy no puntuó.


Aleix Espargaró se va de Tailandia con un 11º puesto en la mochila, pero cinco puntos más cerca del liderato del Mundial. En una carrera marcada por la lluvia, el piloto de Aprilia ha podido remontar dos posiciones respecto a su posición de parrilla y ha aprovechado el 'cero' de Fabio Quartararo para acercarse en el campeonato, después de que el francés acabase 17ª al no encontrarse nada cómodo en esas condiciones.

«Nunca sabes lo que puede pasar. Pero ya lo dije, esto es MotoGP y que no hay que tirar nunca la toalla», comenzaba expresando Aleix al micrófono de DAZN. «Esta mañana hemos dado un paso adelante en seco y hemos hecho un buen warm-up, así que tampoco tenía muchas ganas de que lloviera. Pero he salido bien en agua, me encontraba cómodo y estaba rodando en buenas posiciones», comentaba.

En la segunda vuelta ha tenido un toque con Brad Binder que ha acabado siendo clave en el devenir de la carrera de ambos. Aleix ha entrado colado en la curva 3 y ha tocado al sudafricano, que ha acabado fuera de la pista y perdiendo mucho tiempo tras esta acción. Por este motivo, Espargaró ha sido sancionado con una Long Lap que, en su caso, le ha relegado de la 10ª posición a la 14ª, remontando después tres posiciones antes de ver la bandera a cuadros.

El piloto de Aprilia explicó su punto de vista sobre el toque e ironizó sobre las sanciones, ya que los Long Lap varían holgadamente en función del circuito y el de Tailandia era uno de los más largos del campeonato: «Lástima del toque con Brad. He frenado yo por dentro, él ha cerrado mucho la línea y se veía muy poco al inicio de carrera. Ha sido una pena el toque, he perdido mucho tiempo. La Long Lap Penalty aquí parecía una excursión al campo, he perdido cinco segundos. Está muy bien que un circuito hagan un Long Lap Penalty de un segundo y que en otro circuito sea de cinco. Está muy bien organizado», dijo con ironía.

«A partir de ahí, he recuperado todo lo que he podido. Creo que esos cuatro o cinco segundos daban hoy para hacer sexto, pero aun así nos vamos a 20 puntos del líder, así que ni tan mal», añadía Aleix sobre su resultado de este domingo.

Antes de que comenzase la carrera, el piloto de Aprilia tiró de galones en pos de la seguridad. En la vuelta de formación de parrilla percibieron una visibilidad casi nula entre las curvas 3 y 4, por lo que Aleix fue a hablar con otros pilotos como Quartararo y Marini, y advirtió al máximo responsable de seguridad del campeonato, Loris Capirossi, para buscar alguna solución al respecto: «No es cuestión de querer o no querer correr. Es cuestión de sumar a la Comisión de Seguridad y a los organizadores para que entiendan un poco más», decía Aleix. «Por ejemplo, antes de la carrera de Aragón, debido a una caída en Moto2 en el Sacacorchos, había piedras, avisamos a Dirección de Carrera y lo limpiaron perfecto antes de que arrancáramos. Hoy era lo mismo, en la recta de atrás no se veía nada. Después de la curva 3 había spray, no se veía nada y hemos avisado a Loris (Capirossi). Han ido todos los comisarios a intentar quitar todo el agua que han podido. Aun así, era muy delicada la situación sólo en ese punto, pero gracias a Dios no ha pasado nada», zanjaba en su intervención en DAZN.

Deja una respuesta

Volver a la home