«Es muy importante acabar delante de Quartararo y recortarle puntos»

Aleix saldrá quinto al no poder cuadrar una buena vuelta en la Q2 y toparse con dos amarillas en sus dos últimos giros. Se ve con muy buen ritmo para luchar mañana.


Día de altibajos para Aleix Espargaró en Assen. El piloto de Aprilia empezó mandando por la mañana en el FP3 e hizo gala de un buen ritmo durante el FP4 con neumático blando usado (21 vueltas), pero no pudo rematar la faena más tarde en la Q2, sesión en la que acabó quinto.

Dos banderas amarillas en sus dos últimas vueltas impidieron a Aleix luchar por estar en primera fila, algo que era su objetivo. Arrancará en el centro de la segunda línea, quinto, y con opciones de luchar por el podio.

El de Aprilia sabe que la clave de la carrera está en tratar de evitar que se escapen Quartararo y Bagnaia, ya que a nivel de ritmo están parejos. Eso sí, Aleix no tiene aún clara la elección del neumático. En el FP4 ha probado el neumático blando a distancias largas y ha quedado satisfecho, pero tiene algunas dudas: «He hecho 21 vueltas con el blando y más o menos bien. De hecho, hasta que he visto en la pizarra un 1:32.4 estaba contento, porque hacer 1:32 en la vuelta 21 aquí en Holanda es ir muy rápido. Creo que he hecho nueve vueltas en 1.32; el año pasado en carrera creo que sólo un piloto hizo un 1.32, o dos. Y haberlo hecho con el neumático blando... No lo sé, es muy extraño. Con el duro han ido muy rápido también Bagnaia y Quartararo, aunque es verdad que con neumáticos nuevos. Mañana lo voy a probar, pero el ritmo es muy bueno».

Mientras muchos otros pilotos han apostado por el neumático duro para esos simulacros de carrera, Aleix y su equipo han decidido hacerlo por el blando y han ido improvisando su estrategia: «Mi idea era hacer seis vueltas con el medio y seis con el blando, pero Antonio Jiménez me ha pedido que si estaba cómodo con el blando llegase hasta el final. En la vuelta 7 he visto que no caía prácticamente nada el neumático, así que he decidido hacer un par de vueltas más y he visto que seguía sin caer, y entonces he decidido ir hasta el final. El año pasado Márquez y Nakagami hicieron una carrera muy buena con el blando aquí, así que he decidido insistir porque el medio esta mañana no me había dado muy buenas sensaciones».

Él probará mañana el duro en el warm up, preparándose de cara a una carrera en la que prevé que no habrá que gestionar neumáticos, ya que no caen apenas de rendimiento como sí pasaba en las dos últimas citas: «Muy bien tienen que ir (el neumático duro) para hacer más de 20 vueltas en 1.32. Lo que sí es verdad es que desde hace muchas carreras no podemos ir a tope desde la vuelta uno hasta la última y en esta da la sensación de que podemos ir a tope, que el consumo de neumáticos no va a ser un problema, y eso es muy positivo».

«Me gustaría muchísimo irme de vacaciones a menos de un Gran Premio de diferencia»


«De sensaciones mías hacía muchas carreras, incluso en Le Mans o en Mugello donde subí al podio, en las que no tenía las sensaciones que tengo aquí en Holanda. Creo que soy muy rápido todas las vueltas, constante. El problema es que Jorge (Martín) y Bezzecchi, que se han colado delante de mí, no tienen mi ritmo o el que tienen Pecco y Fabio, así que habrá que intentar adelantar rápido, pero creo que tengo muy buen ritmo», añadía Aleix sobre sus sensaciones de cara a mañana.

Pase lo que pase mañana, Aleix se irá de vacaciones en el segundo puesto de la general, aunque ahora mismo está a 34 puntos de Fabio Quartararo, una desventaja que quiere acortar antes del parón: «Es difícil. Claro que quiero ganar, pero a estas alturas del campeonato es muy importante quedar delante de Fabio y recortarle. Me gustaría muchísimo irme de vacaciones a menos de un Gran Premio de diferencia».

Y cree que entre él y Bagnaia tienen que intentar frenar un intento de escapada por parte del francés, que ya hizo lo propio en Barcelona y Sachsenring: «Tenemos que parar a Fabio. No podemos dejar que en el principio de carrera se vaya, porque si no está la carrera perdida. Claro que lo va a intentar, pero el trabajo de Pecco y mío, que en este caso creo que somos los dos con más ritmo, tiene que ser intentar pararle de inicio. Porque luego ya no le coges, aunque tengas un muy buen ritmo. Hoy en la vuelta 21 he hecho 1:32.9. No creo que mañana nadie vaya más rápido que eso en la vuelta 21, pero si ya te ha metido dos segundos no le coges, imposible», explica.

Deja una respuesta

Volver a la home