Aleix habla sobre el largo periodo de renovación con Aprilia

Después de confirmarse su renovación con Aprilia hasta 2024, Aleix Espargaró se mostraba muy satisfecho por haber llegado a un acuerdo con la marca de Noale, aunque reconocía que no había sido fácil y que incluso estuvo cerca de dejar MotoGP.


Tras el sensacional primer tercio de temporada de Aleix Espargaró y Aprilia, con una histórica victoria en Argentina y un total de cuatro podios, la marca de Noale y el piloto de Granollers parecían condenados a entenderse.

Ambas partes llevan juntas desde 2017 y el crecimiento desde entonces ha sido exponencial, hasta el punto de haber arrancado este 2022 en las quinielas para luchar por el título. Después de las siete primeras del año, Aleix Espargaró es segundo del campeonato a sólo cuatro puntos de Quartararo y encadena tres podios consecutivos.

Pese a que las negociaciones se habían enquistado, ya ha habido acuerdo entre Aprilia y Aleix, lo cual le deja muy satisfecho: «Estoy muy contento y agradecido, sobre todo agradecido, a Aprilia y a todo el Grupo Piaggio. Sé que han hecho un gran esfuerzo, a la altura de lo que estamos consiguiendo este año. Espero poder devolver con resultados esa confianza que han puesto en mí».

De hecho, la demora en la renovación le hizo a Aleix plantearse incluso el escenario de dejar MotoGP si no llegaba a buen puerto la negociación con Aprilia. Este jueves ha confesado incluso que estuvo cerca de darse esa posibilidad: «Hasta hace una semana estaba mucho más cerca de quedarme en casa que de correr, pero muchísimo más, y era algo que aceptaba después del año que está saliendo, con la victoria en Argentina. He estado valorando otras opciones, hablando con algún equipo ciclista y viendo posibilidades de negocio con mi mánager. Lo hubiera aceptado bien, pero estoy contento de seguir. No me escondí. Dije que no tenía problema en retirarme, pero que mi deseo era continuar dos años más en Aprilia», exponía Aleix.

A Il Capitano, mote como se le conoce dentro del Aprilia Racing por su larga andadura junto a ellos, le han demostrado que realmente tiene ese rol, algo que le «enorgullece mucho y agradezco».

El piloto de Granollers tiene claro que puede pelear por el Mundial: «Claro que se puede, y de hecho, ya lo estamos haciendo. Ahora hay cuatro carreras en poco más de un mes, así que ojalá podamos luchar y llegar líderes al parón del verano. Y, por qué no, seguir soñando con el título».

Foto: Jesús Robledo

Sobre si éste será su último contrato en MotoGP, Aleix, que cumplirá 33 años el próximo mes de julio, cree que podría serlo, aunque no cierra puertas a nada: «Cada vez tiene más pinta de que sí. Acabaré con 34 ó 35 años, pero nunca se sabe. Físicamente, me encuentro mejor. La edad sólo está en el DNI, porque me encuentro mejor que nunca. Además, estoy usando la experiencia para ser muy regular y no cometer errores, siendo también muy explosivo los sábados. El tiempo dirá, pero hay que disfrutar del presente. Falta mucho para el 2025».

Su renovación por dos años ha llegado junto a la de su compañero y amigo Maverick Viñales, algo que le deja contento: «Tengo muy buena relación con Maverick y me parece un piloto con un talento enorme, de los mejores de este paddock. A la que dé con tecla de la regularidad, porque la velocidad la tiene, me va a empujar a ser mejor a mí, algo que será muy positivo para el equipo».

Deja una respuesta

Volver a la home