«Me da igual el futuro, tengo que disfrutar del presente»

Nuevo podio de Aleix Espargaró, que suma tres consecutivos y cuatro en las últimas cinco carreras. El piloto de Aprilia sale de Le Mans segundo del campeonato a sólo cuatro puntos de Fabio Quartararo.


Aleix Espargaró y Aprilia siguen abonados al podio. Le Mans ha sido el escenario del tercer podio consecutivo para el piloto de Granollers, que continúa en un estado de forma excepcional y que cada vez afianza más su candidatura en esta temporada de MotoGP 2022.

El mayor de los Espargaró sale de Francia en la segunda posición del campeonato, a sólo cuatro puntos del liderato de Fabio Quartararo, a quien hoy ha superado en la lucha que ambos han tenido por el último escalón del podio.

Ya son cuatro las veces que Aleix ha subido al cajón en lo que va de temporada, una de ellas con victoria, por lo que su satisfacción era total después de la carrera. Le da más valor a este podio, ya que considera que ha sido su carrera más dura en lo que va de temporada: «Aquí en Le Mans, que siempre he sufrido mucho, he conseguido el tercer podio consecutivo y hemos recortado puntos a Fabio, que aquí en su casa vuela. Sin duda que ha sido la carrera más dura del año para mí. No era muy competitivo, se me cerraba mucho la dirección e iba salvando las caídas todo el rato, y ya se ha visto lo fácil que era caerse», expresaba el piloto de Aprilia en los micrófonos de DAZN al acabar la carrera.

Aleix ha luchado hasta la última vuelta por la tercera posición con Fabio Quartararo, ganando ese duelo por no cometer ni un error en esas últimas vueltas. El de Aprilia tenía claro que no podía dejar ni un resquicio al francés, con quien está luchando también por el liderato del Mundial: «Cuando he visto a Fabio, sabía que no podía dejar ni un metro. Veía en alguna pantalla que al soltar el freno él se acercaba, porque tenía más velocidad que yo en el centro de la curva. Si me abría un poco en la frenada, sabía que me pasaría, así que ha sido una carrera muy dura. Estoy reventado hoy, pero ha valido la pena. El tercer podio consecutivo es una locura, estamos a cuatro puntos del líder del campeonato y ahora vienen carreras muy buenas para nosotros, así que estoy muy feliz», añadía Aleix.

Pese a que hace unas semanas podía sonar utópico que luchase por el Mundial, ahora ya es una realidad: «Me da igual cómo suene, yo tengo mi libro de ruta. Estoy tranquilo, muy feliz y disfrutando muchísimo. Lo he dicho en varias ocasiones y lo sigo pensando, que me da igual el futuro, tengo que disfrutar del presente. Lo que venga, vendrá. Es impresionante lo que estamos consiguiendo y quiero disfrutarlo. Ahora toca una semana en casa para estar con la familia, tranquilo, y luego vienen dos Grandes Premios súper bonitos, en Mugello y Barcelona. Aprilia traerá cosas nuevas a Mugello, así que estoy contento».

Y sobre la espectacular cámara que ha llevado sobre el hombro izquierdo y los planos que ha ofrecido durante el fin de semana, especialmente en la carrera, comentaba que ha tratado de perder algo de peso para compensar el que ha tenido que añadir en el mono: «Espero que os haya gustado, porque a mí me ha costado mucho, ya que el mono pesaba un kilo más y ya sabéis lo obsesionado que estoy yo con el peso. Estos días incluso he intentado yo recortar un poco para recuperar ese kilo. Sergi Sendra y todo el equipo de Dorna han hecho un trabajo brutal, porque no lo hemos empezado a usar aquí, llevamos semanas trabajando con mucha electrónica detrás, pero esto es un show y ha valido la pena. Todo el mundo me ha ducho que ha sido espectacular y hemos llevado la cámara al podio, así que ¿qué más queréis?», zanjaba entre risas en el micrófono de DAZN.

Deja una respuesta

Volver a la home