Tercer podio de Aleix y fin de las concesiones para Aprilia

Aleix Espargaró ha logrado su segundo podio consecutivo, el tercero de la temporada, tras acabar tercero en Jerez. El piloto de Aprilia sigue metido de lleno en la pelea, ya que marcha segundo del campeonato a sólo siete puntos de Quartararo.


Carrera tras carrera, Aleix Espargaró y Aprilia se siguen postulando como candidatos a todo esta temporada. Después de la victoria de Argentina y del podio de Portimao, el piloto de Granollers ha vuelto a subir al cajón este domingo en Jerez, un podio que ha supuesto el fin de las concesiones para la marca de Noale, que ya no podrá disfrutar de algunas ventajas que tenían respecto al resto de marcas en cuanto al desarrollo de la moto.

Aleix sale de Jerez segundo de la general a sólo siete puntos de Quartararo, y confía en ly

Problemas con el embrague y, de nuevo, una mala salida, que le ha hecho pasar del tercero al sexto y ha complicado su carrera: «Ayer hacía broma con los ingenieros y hoy ha sido el problema en carrera. Les dije que me preocupaba el embrague. que las salidas no estaban funcionando y hoy ha pasado otra vez. Es nuestro Caballo de Troya, el embrague no funciona, no salimos bien ni Maverick ni yo. Aparte de que no es bueno, es que es inconsistente. Cada salida es distinta y para el piloto es muy difícil. El equipo de test tiene un embrague completamente distinto, de carbono, lo están intentando todo y de momento es nuestra batalla. Hoy casi pierdo el podio por el embrague, he salido fatal y me han pasado tanto Nakagami como Márquez y Miller, y luego era más rápido que ellos, pero pierdes la carrera».

Su primer podio en Jerez, un resultado bastante especial: «Es de locos. Hoy a las 6:30h las curvas Nieto y Peluqui estaban a tope. Hacía mucho tiempo que no se veía algo así. Creo que este podio para mí es aún más emocionante que el de Argentina, porque llevo compitiendo aquí desde pequeñito y nunca había conseguido el podio, así que conseguirlo hoy, a los 32 años, batiéndome con los mejores pilotos del mundo, es súper emotivo. Confiemos en mantener la buena inercia en Le Mans».

Foto: Jesús Robledo

Estar tantas vueltas detrás de Márquez y Miller le ha sobrecalentado el neumático delantero y le ha provocado problemas de chattering (rebote). Ha tenido que gestionarlo durante la carrera y, una vez pasó a ambos, no ha vuelto a tener problemas: «Está todo tan parejo, que trabajamos con muchísimas piezas aerodinámicas, con muchos sensores, y dependiendo de la temperatura en muchos momentos del fin de semana. Por eso es muy importante hacer un buen trabajo, para que cuando llegue la carrera tener todo monitorizado y tener la temperatura perfecta. Si sube la presión, en el 'dashboard' toda la carrera lo vas controlando, Marc cerraba mucho la entrada en la curva y eso me permitía estar fuera. Pero aun así, tenía mucho chattering (rebote), la presión del neumático era altísima. Pero cuando los he adelantado, en las últimas cinco vueltas el ritmo era parecido al de Bagnaia y Quartararo. Es una pena. Seguramente tampoco hubiera podido adelantar, habría hecho tercero igual, pero podría haber estado con los dos mejores». 

El dashboard (la pantalla), una fuente de información en las MotoGP: «Se ven muchas cosas. Aprilia ha hecho muy buen trabajo con eso en los dos últimos años, y tenemos muchísima información, no sólo de temperatura, también de presión de los neumáticos, los distintos flancos... Soy un piloto al que le gusta analizar todo muy bien y un par de veces he dejado un poco más de distancia a Marc, he probado a cambiar el freno motor para ver si se iba el 'chattering', pero no se iba de ninguna manera. Ha sido curioso, porque cuando he tenido pista libre he rodado medio segundo más rápido y no tenía nada de 'chattering'. Pero así son las carreras, no sólo es ser rápido, hay que adelantar. De eso se trata».

A Aleix no le preocupa la pérdida de concesiones, a Aprilia sí


Una gestión de carrera inteligente, esperando que Márquez o Miller pudieran cometer un error. Cuando lo han cometido y se ha puesto tercero, ha podido escaparse en las cuatro últimas vueltas: «Lo he intentado todo con la electrónica, he cambiado mil parámetros para intentar pasar a Marc, para tener más aceleración y más tracción, y no podía. Al inicio me he puesto un poco nervioso cuando Pecco y Fabio se iban, aunque luego he pensado que un quinto puesto era bueno. Pero sabía que tenía que estar muy cerca todo el rato hasta que se pusieran nerviosos; sabía que en 40 minutos algún error harían. Marc estaba empezando a abrir líneas, y ni él ni Miller tenían velocidad en el centro de la curva. Y ha llegado ese error y lo he aprovechado. De eso se trata, de usar la cabeza, ser rápidos y ahora está funcionando».

imagen de la salida, en la que Aleix perdió posiciones y casi se toca con Márquez. (Foto: Jesús Robledo)

Preguntado por qué más hace falta para concretar la renovación con Aprilia después de una victoria y dos podios más: «No lo sé. Creedme que yo me quiero quedar y que no estoy pidiendo, ni mucho menos, lo que la gente se puede imaginar, nada de esto. Pero es cierto que Aprilia tiene el presupuesto que tiene. Desde el principio de año tengo la sensación y lo hemos demostrado en seis carreras, que estamos luchando por el título, así que el presupuesto del equipo tiene que subir, tenemos que mejorar en muchas cosas. Las cosas de palacio van despacio y creo que el tiempo aquí juega a mi favor. Tenemos una fiesta muy importante la semana que viene, que es el Aprilia All Stars, donde cada año viene el presidente. Tengo fe, confío, pero me esperaba que todo fuese un poco más rápido, porque me lo he ganado, pero no siempre todo es como uno quiere». 

Tres podios y segundo del campeonato a siete puntos. Es aspirante a todo, aunque se ve un pequeño paso por detrás de Quartararo en cuanto a velocidad: «Llevamos el 30% del campeonato. Antes le decía a Fabio: 'Vas líder, pero no te despistes'. Hay que ser sinceros y me falta un punto para tener su velocidad, aún no consigo tenerla. Cuando él tiene todo perfecto, me falta un 'puntito'. Pero seguro que vamos a tener carreras en las que nosotros tendremos más velocidad que él, y estoy seguro de que este campeonato va a ser por constancia. No quiero fallar y no puedo fallar de aquí a Valencia. De momento estamos haciendo un buen campeonato, así que a seguir».

No le preocupa la pérdida de concesiones (se perderá un test en Mugello). Aprilia es más cauta: «A mí no me preocupa. Si he llegado hasta aquí es porque ahora hay que luchar con las mismas herramientas que las demás motos. Antes de Le Mans tenía un test en Mugello para martes y miércoles, y ahora no podré ir. En Noale están un poco más preocupados, creo que únicamente porque los motores ahora tienen que durar de media 400 km más cada uno, pero en el banco de pruebas desde el invierno pasado ya están llegando a los 2000 km, aunque en pista los estemos quitando antes. En Noale están haciendo un buen trabajo y yo confío en ellos». 

Deja una respuesta

Volver a la home