«Había un nivel de tensión y agresividad muy fuerte»

Aleix Espargaró se mostró disconforme con la agresividad que se ha vivido en la primera carrera sprint de MotoGP, pero cree que lo justo es darle aún más margen a este nuevo formato. «Hay que darle tiempo, para ver si nos adaptamos y bajan la peligrosidad y los accidentes que ha habido hoy», expone.


La primera carrera sprint de la historia de MotoGP ya ha sido una realidad y ha aglutinado opiniones de todo tipo. De cara al espectador, la prueba ha sido una vibrante lucha de 12 vueltas que ha acabado con la victoria de Pecco Bagnaia tras superar a Jorge Martín en la última vuelta, con Marc Márquez sacando petróleo con una magnífica tercera plaza.

Sin embargo, entre los pilotos hay diversidad de opiniones, sobre todo para aquellos que han visto la lucha desde mitad del pelotón. Se han producido varios toques y muchas caídas, como la de Joan Mir o la conjunta de Luca Marini y Enea Bastianini, que ha terminado con este último sufriendo una fractura de escápula que le deja fuera del resto del Gran Premio.

Aleix Espargaró, que ha acabado sexto, ha sido uno de los pilotos que ha visto de cerca alguno de esos toques y ha acabado descontento con ese nivel de tensión y de agresividad, aunque en todo momento ha considerado que lo justo es darle más tiempo a este formato antes de criticarlo.

«Si nos ha visto más gente, sí ha funcionado. Si nos ha visto la misma gente y se lo ha pasado igual de bien, no se ha mejorado nada porque no nos ha visto más gente, que era de lo que se trataba», comenzaba diciendo sobre estas nuevas carreras al sprint.

Y preguntado por esa agresividad que se ha vivido sobre todo en mitad del pelotón, dejaba esta pincelada: «Yo sólo espero que este deporte no se convierta en boxeo, porque no lo es».

Una frase que matizaba y explicaba después: «Quiero decir que espero que se convierta en un deporte en el que gana el más rápido, no el más agresivo. La carrera sprint de hoy me ha parecido con un nivel de tensión y agresividad muy fuerte, pero también es cierto que es la primera carrera del año y que cada año en la primera carrera larga hay un nivel de tensión muy alto. Y este año, con un formato nuevo, con mucho aire que complicaba parar las motos en la curva 5... Por eso digo, no quiero que salga ningún titular mío cagándome en la puta madre de las carreras al sprint, porque no lo he hecho. Quiero decir que hay que darle tiempo, para ver si nos adaptamos y baja la peligrosidad y los accidentes que ha habido hoy».

aleix espargaro motogp portimao 2

«Hay que darle tiempo a este formato, entenderlo, y ver si baja un poco la intensidad y la tensión de los pilotos. Yo he dicho que si a la gente le ha gustado, perfecto, pero lo que a mí no me gusta es que haya tantas caídas y tantos choques como ha habido. Pero no digo que el formato sea malo, a mí me encanta correr carreras, no tiene por qué ser malo», añadía al respecto Aleix, que quería dejar claro en todo momento que sus palabras no eran una crítica al formato.

No cree que tampoco sea un problema de enfoque de los pilotos en estas carreras: «Si pones una carrera de 12 vueltas y sabes que el ritmo no vale para nada... Delante de mí había dos o tres pilotos que tenían mucho menos ritmo que Maverick y que yo, pero salen delante, se la juegan y no les puedes adelantar. Tú necesitas que haya esa agresividad, porque va creada por el número de vueltas de carrera».

Además, el mayor de los Espargaró cree que este nuevo formato ha traído consigo más caídas. Entre ellas, la lesión de Bastianini -fractura de escápula- tras el toque de Marini: «Hoy Bastianini, ayer mi hermano y un montón de caídas, también por el nuevo formato, porque el viernes por la tarde nos tenemos que jugar el pase y no estamos preparados porque es viernes aún. Hubo nueve caídas y una bandera roja. Todavía hay que darle un poco de tiempo». 

«He visto que tengo más ritmo que casi todos y eso me da alas para la carrera larga»


Sobre sus impresiones tras acabar sexto, esto explicaba el piloto de Aprilia: «Ya dije ayer que estaba sorprendido con nuestro rendimiento y puedo reconfirmarlo. Después de todos los choques que ha habido y demás, cuando he podido ir ganando posiciones estaba sexto y había un hueco de dos segundos con el grupo de delante y he podido llegar relativamente fácil, rodando en 1:38. Creo que era uno de los que más ritmo tenía, pero luego hay que adelantar y ahí tengo que mejorar. No he podido adelantar ni a Márquez ni a Miller cuando los tenía delante. He podido llegar al grupo, pero no he sido capaz de adelantar. Me he visto muy bien y el ritmo ha sido muy bueno, y si la carrera llega a ser más larga creo que sólo las dos Ducati eran mejores que las dos Aprilia hoy». 

Y de cara a mañana, se muestra optimista: «Me ha dado confianza la carrera de hoy. Siempre digo que a mí me gusta perder, porque es de la manera en la que se aprende. Hoy donde he perdido es adelantando, en eso son mejores que yo los del grupo de delante. He visto también que tengo más ritmo que casi todos y eso me da alas para la carrera larga. Es bueno poder trabajar esta noche de cara a la carrera de mañana».