Después de sobreponerse al dolor, abandonó por una avería en el motor

Pasó todo el fin de semana dolorido por un pinzamiento intercostal, salió a carrera tras recibir tratamiento médico y, cuando sólo quedaban dos vueltas para completar, se rompió el motor de su Aprilia por cuarta vez esta temporada… Así fue el calvario de Aleix Espargaró en Silverstone.



La semana pasada, Aleix Espargaró colgaba en sus redes sociales varias imágenes practicando karting antes de que se disputase el GP de Gran Bretaña. El piloto de Aprilia no tuvo la suerte de cara durante esos momentos de ocio previos a la cita de Silverstone, y en un mal movimiento sufrió la fisura de una costilla, algo que acabó perjudicándole durante todo el fin de semana.

Ya desde que se subió a la moto el viernes empezó a sentir serios problemas cuando acumulaba varias vueltas. Pese a que los resultados eran buenos en la primera jornada -8º en el FP1 y 4º en el FP2-, las dificultades llegaban prácticamente a partir de la tercera vuelta de cada tanda. No salió a la tercera sesión de libres con tal de reservarse lo máximo posible, pero la situación era muy comprometida debido a este pinzamiento intercostal.

De hecho, tras clasificarse el noveno en parrilla reafirma lo duro que estaba siendo el Gran Premio para él: «Me duele muchísimo el lateral y a partir de la tercera vuelta tengo muchísimo dolor en los cambios de dirección. El problema es que me va impidiendo respirar vuelta a vuelta, no puedo llenar los pulmones de oxígeno y tengo la sensación de que me ahogo. No recuerdo ninguna lesión que me doliera tanto», dijo entonces, asegurando además encontrarse «mareado con tantos medicamentos».

Infiltrarse no se contemplaba como una opción por los riesgos que conllevaba, por lo que la medicación intravenosa era la única solución para mitigar un poco el dolor. Eso, y apretar los dientes, algo que hizo el domingo ante el desafío de completar 20 vueltas en esas condiciones. Con el dolor en las costillas, las primeras vueltas fueron complicadas, ya que con depósito lleno tenía problemas en los cambios de dirección.

Sin embargo, una vez cogió el ritmo y entró en calor, siguió adelante con el objetivo de terminar la carrera consiguiendo el mejor resultado posible. Llegó a ir 15º, pero poco a poco fue escalando posiciones hasta plantarse en la última parte de carrera con posibilidades de entrar entre los diez primeros, un resultado que hubiera sido fabuloso y un premio a su heroica actuación.

NombreAleix Espargaró
Dorsal41
PaísEspaña
MotoAprilia RS-GP 2017
Ver ficha completa

Pero una vez más, el motor de su Aprilia dijo basta y le dejó con la miel en los labios a sólo dos vueltas para el final. Había conseguido sobreponerse a un fuerte dolor y, cuando estaba a punto de cumplir su objetivo de acabar la carrera y hacerlo con un buen resultado, su RS-GP le dejó tirado. Es el cuarto abandono por una avería en el motor que sufre esta temporada, tras los de Austin, Le Mans y Montmeló; una situación bastante preocupante. La fiabilidad de Aprilia sigue siendo su punto débil esta temporada.

«Especialmente al principio de carrera con el depósito lleno, he sufrido mucho. A pesar de esto, estábamos cercar de entrar en el top 10, lo que habría sido un buen resultado teniendo en cuenta mis condiciones físicas. Todavía no sé que ha sucedido. Vi una alarma en el dashboard y el motor se apagó. Es una pena, porque estos problemas nos han quitado algunas buenas oportunidades. Ahora quiero descansar y estar físicamente al 100% para Misano», explicaba el piloto de Granollers tras este calvario sin premio que sufrió en Silverstone.