«Hay veces que tomamos una decisión y te puedes arrepentir, pero hoy no ha sido así»

No habían pasado ni 24 horas desde que anunció su retirada de MotoGP para cuando termine la presente temporada, y Aleix Espargaró ha sido capaz de dejar a un lado ese torrente de emociones para subirse a la Aprilia y acabar primero este viernes en Montmeló, marcando además el récord absoluto del circuito (1:38.562).

El claro dominador del año pasado en el Circuit de Barcelona-Catalunya vuelve por sus fueros y ha marcado la diferencia desde la primera jornada. Vuelve a postularse como el rival a batir en su carrera de casa y promete dar guerra aunque vaya a dejar las carreras cuando termine la temporada.

Estas eran las valoraciones del piloto de Aprilia tras haber sido el más rápido del viernes en Montmeló:

Se veía fuerte en casa, pero no esperaba hacer el récord de la pista: «Bien, contento. La verdad es que esta mañana no he empezado tan bien como el año pasado. El agarre de la pista es muy, muy particular, así que me ha costado un poco adaptarme, pero enseguida he empezado a ir rápido. Por la tarde, en el primer run con el neumático medio ha sido muy positivo. Y luego, sinceramente no me esperaba hacer el récor de la pista hoy, pero muy contento».

Volver al box después de anunciar su retiro y con el récord en el bolsillo fue especial: «Sí, muy bonito. La verdad es que me quieren mucho en mi equipo y yo les quiero mucho a ellos. Por eso fue ayer un día tan bonito. También por el cariño de los demás compañeros, de todos los periodistas, la gente en casa… Sobre todo son ocho años viviendo el mismo tiempo con mi mujer y mis hijos, con todos esos ingenieros, mecánicos y me quieren mucho. Sé que les voy a echar de menos y ellos a mí. Hoy, cuando he dado la vuelta y he pasado por meta, he pensado: “Ostia, cómo voy a echar de menos esta sensación, esta moto, a todos ellos…” Ojalá que podamos terminar el año bien».

aleix espargaro viernes catalunya motogp 2024 3

«Qué tranquilo y feliz estoy, qué acierto de decisión»

Se siente liberado y tranquilo tras el anuncio, y ahora espera disfrutar hasta Valencia: «No hay explicación, no creo que haya una escaleta o un “cómo hacerlo”. Está claro que desde inicio del año os decía que me sentía tranquilo, que daba igual si seguía o no, pero inconscientemente he visto que realmente no era tan así. Esta mañana, cuando me he despertado, estaba desayunando y he dicho: “Qué tranquilo y feliz estoy, qué acierto de decisión y qué bien que lo has hecho”. Hay veces que tomamos una decisión y te puedes arrepentir, pero hoy no ha sido así. Me he subido a la moto muy feliz y tranquilo, consciente de que me quedan muchas carreras para divertirme con esta moto, pero con la decisión acertada».

Siente que podría seguir siendo competitivo, pero no se arrepiente de la decisión de retirarse: «El corazón tenía razones. Mi corazón está tranquilo. Estoy convencido de que es el mejor momento de mi carrera. Este año he demostrado en varias carreras que estoy siendo rápido. Queda mucho campeonato y lo puedo hacer bien, tengo una buena moto. Y físicamente me noto en el mejor momento de mi vida, pilotando a un nivel muy alto. Con el nivel que hay detrás, con los jóvenes, en MotoGP es impresionante, y aun así hoy primero. Sí, la cabeza me dice que puedo seguir, pero he tomado la decisión correcta».

El circuito de Montmeló se ajusta a su estilo y a la Aprilia: «Siempre ha sido mi punto fuerte, el entrar frenando hasta el final con el freno delantero. Es algo que me penalizó mucho cuando cambiamos de Bridgestone a Michelin en Suzuki. Lo tendré siempre clavado. Me echaron de Suzuki, o me cambiaron, como lo quieras llamar, porque no me conseguí adaptar con el Michelin. Empujaba mucho y no podía hacer esa conducción, hasta que Michelin mejoró, al cabo de dos años, y ya fue tarde para mí. Llegué a Aprilia y a partir de ahí empecé a hacer una moto con la que pudiera entrar hasta el fondo con el freno delantero, y esta moto es impresionante. En los circuitos donde no la paras y la puedes dejar correr, puedes entrar con el freno hasta dentro. Esta moto es una pasada».

No se ve tan superior como el año pasado, cree que las otras marcas han dado un paso: «Hoy me ha costado un poco más. Creo que el año pasado hubo un poco más entre los demás y yo, ahora están más cerca. Las KTM han mejorado, sin duda, y las Ducati también. No va a ser nada fácil».

aleix espargaro viernes catalunya motogp 2024 4

«Es sólo viernes, tranquilidad, no nos volvamos locos»

Hay vida después de MotoGP y parece que también hay vida más allá de Ducati en Montmeló: «Es una buena reflexión. Ducati está trabajando muy bien con las GP23 y las GP24, con equipos super sólidos, con unas batallas en los equipos satélites, con dos pilotazos para ir al equipo oficial… Están consiguiendo un nivel altísimo, pero es que KTM ha fichado al futuro de esta categoría, a una estrella. Binder también es muy bueno. Aprilia lleva tiempo haciendo bien las cosas. La igualdad de MotoGP es brutal, pero es sólo viernes, tranquilidad. No nos volvamos locos porque queda mucho y creo que sigue siendo la moto a batir», respondió Aleix Espargaró a una pregunta de Motorbike Magazine.

El de Granollers opina que en Montmeló las Ducati tienen más debilidades: «Sí, porque no son capaces de poner a tierra toda la potencia que tienen, descargar esa tracción brutal que tienen en el stop & go, y la Aprilia funciona muy bien. En las curvas rápidas, el chasis es el mejor de la categoría».

Le prometió a su hijo volver a casa con un nuevo podio: «Max ya me lo pidió antes de salir de casa. Se hizo una foto conmigo con la copa del año pasado y me dijo: “Papá, este año queremos otra copa que este año no has subido al podio ni una vez”. Le prometí que le traería una copa».

Así explicó el nuevo diseño de su casco Kabuto para esta ocasión tan especial: «Me gustaba mucho el casco que hizo Lewis Hamilton hace tiempo. La idea de brillar en casa llevaba mucho tiempo en mi cabeza, de que quizás sería mi último Barcelona, así que quería brillar en casa, en la última ocasión».