«No estamos contentos con el resultado, pero sí de ver a Marc mostrándonos su verdadero yo», dice Puig

Alberto Puig ensalza el carácter de Marc Márquez, que volvió a liderar una carrera hasta su caída en Le Mans, pero no oculta las dificultades de Honda: «Actualmente nos enfrentamos a algunos problemas, como dijimos en Jerez, y no los estamos ocultando. Tenemos que mejorar la RC213V, debemos hacerlo».


Después de haberse perdido las dos últimas carreras, Alberto Puig estaba de vuelta en Le Mans. El Team Manager del Repsol Honda pudo seguir de primera mano el GP de Francia, en el que Honda volvió a irse con un botín escaso.

Álex Márquez acabó sexto, Takaaki Nakagami fue séptimo y Pol Espargaró terminó en octava posición en la caótica carrera de MotoGP en Le Mans, que acabó siendo una prueba flag to flag tras la aparición de la lluvia.

La sequía de victorias de HRC ya es de 19 carreras, la más larga de la historia de la marca del ala dorada. Una sequía que Marc Márquez pudo romper en el trazado francés, ya que el piloto del Repsol Honda estaba un paso por delante del resto en condiciones de lluvia.

El ocho veces Campeón del Mundo arriesgó antes del cambio de moto, remontó y salió del pit lane en primera posición. Llegó a acumular dos segundos de ventaja al frente de la carrera, pero se fue al suelo a 20 vueltas para el final cuando lideraba. Aun así, volvió a sacar a relucir su esencia, algo que Alberto Puig quiso recalcar en su análisis del GP de Francia: «La conclusión de la carrera es que cuando naces campeón, siempre serás campeón. Marc vio la posibilidad de ganar en Le Mans e incluso sin estar al cien por cien, lo intentó. Estaba liderando la carrera, tuvo una caída y luego volvió a pilotar y fue nuevamente el piloto más rápido en la pista. Es una pena que se cayera de nuevo, pero su espíritu y la fuerza de voluntad que tiene dentro son increíbles. Obviamente no estamos contentos con el resultado final, pero estamos contentos de ver a Marc mostrándonos su verdadero yo; no se ha perdido después de todos estos duros meses», decía Puig en su entrevista post-GP con Repsol Media.

«En el caso de Pol Espargaró, éste tuvo un problema al comienzo de la carrera y se vio obligado a remontar desde más atrás; sin este problema habría sido más rápido. Aun así, su posición no es mala, pero siempre estamos con ganas de más», añadía Puig sobre Pol Espargaró, que terminó octavo y que se vio lastrado tras un toque con Rossi y Morbidelli en la primera vuelta.

«En general, no podemos estar contentos con los resultados de Honda HRC en Francia, pero Álex Márquez y Takaaki Nakagami lucharon por el podio y terminaron la carrera», explicaba el Team Manager del Repsol Honda.

Hablando sobre lo positivo y negativo del fin de semana, puso el foco en Márquez: «Lo negativo es que Marc sufrió dos caídas y lo positivo es ver el espíritu de este hombre. Lo que realmente te define es tu espíritu. Después de todos estos meses, nunca se ha rendido. Pudimos ver en Le Mans que vio que tenía la posibilidad de la victoria, aunque en estas circunstancias era complicado al final. Quiere ganar y tarde o temprano sucederá. No está listo desde un punto de vista físico en este momento, pero el equipo Repsol Honda lo sabe y espera hasta que esté preparado de nuevo. Probablemente Marc necesite más tiempo y estamos aquí esperando».

«Fue muy emocionante ver a Marc liderando una carrera nuevamente y luego, después de su caída, observar sus tiempos por vuelta y verlo cerrar la brecha a pesar de estar muy lejos. Respecto al resto de pilotos Honda HRC, creo que perdieron algo de tiempo al principio y estaban peleando en el grupo intermedio. Desde la mitad de la carrera y hasta acabar intentaron sobrevivir, pero al final, Bagnaia fue más rápido que ellos», comentó.

Por último, Alberto Puig no esconde que siguen los problemas para Honda. Por el momento no han logrado ningún podio y sus pilotos acumulan nada menos que 25 caídas tras sólo cinco grandes premios (7 de Álex Márquez, 7 de Pol Espargaró, 6 de Marc Márquez, 4 de Nakagami y 1 de Bradl): «Actualmente nos enfrentamos a algunos problemas, como dijimos en Jerez, y no los estamos ocultando. Tenemos que mejorar la RC213V, debemos hacerlo. Las circunstancias de Marc son únicas porque todavía está lesionado y no está al 100%. Su objetivo es volver a su fuerza completa paso a paso. Pero, por otro lado, tenemos que mejorar la moto y esto es lo que los ingenieros están intentando hacer y conocen el plazo para ello. Las próximas dos carreras (Mugello y Barcelona) son dos pistas muy exigentes, especialmente Mugello, y necesitamos encontrar una máquina muy equilibrada. Veamos si podemos preparar algunas soluciones, llegar y hacer nuestro mejor esfuerzo».

Deja una respuesta

Volver a la home