Alberto Puig, sin filtros

El Team Manager del Repsol Honda, Alberto Puig, analizó con detenimiento la situación de Jorge Lorenzo en el podcast de MotoGP "Cambia el mapa".


La segunda edición del podcast de MotoGP "Cambia el mapa", espacio que dirigen los periodistas de DAZN Izaskun Ruiz y Ernest Riveras, tuvo bastante tela que cortar.

Alberto Puig, Team Manager del Repsol Honda, fue uno de los entrevistados y dejó una gran cantidad de titulares sobre la situación actual del equipo y, sobre todo, de los problemas que atraviesa Jorge Lorenzo en su primera temporada dentro del organigrama de HRC. Puig habló como suele hacer, sin filtros. Sobre la situación actual de Lorenzo (que se perdió cuatro carreras por la doble fractura de vértebra y sigue aún lesionado) y sobre la perspectiva que hay actualmente en el caso del mallorquín, Puig asegura que «la perspectiva ahora es cero, no nos vamos a engañar. Si hacemos un repaso; entró Jorge, empezó a caerse y desde entonces no ha parado de caerse. No se ha encontrado nunca a gusto con la moto, eso es algo evidente; lo dice él y lo hemos visto. Evidentemente, no está rodando como debería un piloto de su potencial y de su palmarés. Luego tuvo una última caída que fue fuerte y ha estado mucho tiempo de baja, así que creo que para Jorge es como volver a empezar».

El mánager del equipo oficial de Honda puntualizó este último aspecto: «Volver a empezar siempre que él quiera y que tenga las ganas y la motivación. No de volver a empezar a ir en moto, sino de tomar riesgos y pensar que en este oficio uno se hace daño, y eso forma parte del juego».

Sobre si cree que Lorenzo tiene esas ganas, Puig responde: «Yo lo diré cuando le veamos ir carrera a carrera, si va dando pasos adelante o si, por el contrario, se estanca. Esto sí que el tiempo y las carreras que quedan de aquí a final de año nos dirán qué es lo que hay y qué es lo que puede hacer. Yo creo que él también se va a dar cuenta de dónde está, porque al final es el piloto el que sabe hacia dónde va o hacia dónde no va».

Repasando cómo fueron los test de Misano, en los que Lorenzo abandonó antes de acabarse la primera jornada por sus problemas físicos en la espalda, Puig explica que fue él quien le aconsejó al piloto balear que se bajase de la moto para no seguir forzando: «Vimos cómo estaba y fue cosa mía decirle que parase y no siguiese rodando. Él tenía la intención de rodar, pero yo consideré que no era el momento para hacerlo, porque con el dolor que estaba teniendo, los tiempos que estaba haciendo y a una semana vista de la carrera, pensé: "No estás bien, es un entrenamiento, así que descansa y en la carrera estarás mejor, pero no te machaques aquí para nada". Jorge entendió que era así y se marchó, pero él vino con la intención de rodar los dos días, esto hay que decirlo».

«Si Lorenzo decidiera no seguir en 2020, ahora mismo no estamos preparados»


El expiloto catalán aseguró que Honda trabaja en el desarrollo de la moto con dos años vista. Preguntado sobre si pasa igual con el mercado de fichajes y sobre si HRC ya ha empezado a pensar en el equipo de cara a 2021, expuso que la prioridad de la marca del ala dorada es esperar la evolución de Lorenzo. Con Márquez, todo va de maravilla: «Yo ahora estoy pensando, sinceramente, en ver la progresión que hace Lorenzo de aquí a final de año. Creo que esto es importante; no sólo para nosotros, sino también para él. Para ver cómo se siente y qué perspectivas tiene para el 2020. Con respecto a Marc, la cosa va viento en popa. Nuestra intención es clara y, evidentemente, intentaremos retenerlo con nosotros el máximo tiempo posible. En estos momentos, lo que había que intentar ver con claridad es conocer cómo se encuentra Lorenzo, si se siente con ganas y si puede volver a su nivel».

Respecto a un hipotético adiós de Lorenzo una vez acabe esta temporada, lo que supondría que no acabaría su contrato de dos años con Honda, Puig añade que «los contratos hoy en día son de dos años. Si eso sucediera, que no lo creemos, ahora mismo diría que no estamos preparados porque no hemos pensado en nada, no hemos pensado en ningún recambio. Pero también digo que si se diera el caso, reaccionaríamos. Igual no con una opción maravillosa, pero nos pondríamos a buscar posibilidades con lo que hubiera. La gente tiene contrato, menos Zarco».

Pese a que Zarco fue la primera opción en el pasado para ocupar el puesto de Dani Pedrosa, el francés lo rechazó (más bien, su antiguo mánager), aunque Puig asegura que no existe rencor: «¿Si soy rencoroso? Lo suficiente que hay que ser en este mundo de las carreras; ni mucho ni poco, pero tampoco puedes ser idiota. Cuando te la han clavado... Nosotros le ofrecimos la moto y nos dijo que no. Pero después de todo aquello, Zarco vino un día y se disculpó. Despidió a su mánager, porque no le avisó de nada, y quedó como un caballero».

«La situación entre nosotros y Zarco está muy aclarada», añade el Team Manager del Repsol Honda. «Pero de ahí a pensar en Zarco, no, porque nuestro piloto es Lorenzo y lo que queremos es que se vuelva a poner en el sitio y que dé gas, que es para lo que le fichamos. Sabemos que si está donde tiene que estar y lo tiene todo como lo tiene que tener, es un piloto para estar delante. ¿Cuánto? No lo sé, pero delante sí. Si realmente no se recupera o no puede volver a asumir el riesgo que supone ser piloto de MotoGP, entonces es otra historia».

 

Por último, en lo referente al tema Lorenzo, dejó su reflexión sobre si cree que el pentacampeón conseguirá remontar el vuelo: «No lo sé. Yo no creo que sea ahora un problema de técnica; es un problema de coraje, de voluntad, de querer ponerse y de poder ponerse. Yo quiero pensar que sí. Tiene una edad muy prudente. Todo dependerá de las ganas que tenga, así que ojalá sea así. Al final es eso, el coraje, la voluntad y las ganas. Y, sobre todo, asumir el riesgo que supone esta actividad. Correr con estas motos tiene un gran peligro, no nos vamos a engañar. Ojalá pueda salir de ahí; nos encantaría verlo con nuestra moto correr a tope como corría con la Yamaha. Sería un sueño, esperemos que suceda».

«El piloto (Márquez) es un fenómeno, pero la moto no es un desastre»


Con los resultados en la mano, la dependencia que Honda tiene de Marc Márquez parece clara, ya que el de Cervera (líder con 78 puntos de ventaja y campeón en cinco de los seis últimos años) parece ser el único capacitado a día de hoy para sacarle partido a la RC213V. Puig dejó claro su punto de vista sobre el rendimiento de la Honda y por qué Márquez es, en estos momentos, el único piloto que gana con ella: «El único que va rápido con esta moto es Marc. Pero no quiere decir que no se pueda ir rápido, porque también lo ha ido Stoner, ha ido rápido Pedrosa, ha ido rápido Hayden... La Honda nunca ha sido una moto fácil, algo que digo por experiencia, porque yo piloté Honda. Son motos difíciles de llevar, son motos cansadas. Pero también son motos a las que, cuando les coges el punto, el potencial que les puedes sacar es muy alto. Es una moto difícil que te puede llevar muy arriba. La Yamaha es una moto híper-fácil. Todos los pilotos que llegan a MotoGP con Yamaha van rápidos de inicio, pero si te fijas luego ninguno despunta, se quedan todos por ahí por la zona».

«A día de hoy está claro que Marc es el único que la lleva rápido. La moto te permite eso, si tú tienes el valor y el potencial para hacerlo. ¿No hay pilotos para llevar la moto con esa técnica hoy en día? No sé qué decir, pero lo único que nos vale es que la moto con el piloto que tenemos, no sé por qué... ¡Pero gana siempre! No puede ir tan mal esto. Todo el mundo habla sobre la Honda, pero este tío hace siete años que gana el Mundial y no le ven el pelo. Puntualizando; el piloto es un fenómeno, pero la moto no es un desastre», zanjó Puig en su entrevista con Ernest Riveras e Izaskun Ruiz para el podcast "Cambia el mapa".