Alberto Puig habla sobre los problemas de Lorenzo y su viaje a Japón

El Team Manager del Repsol Honda, Alberto Puig, ha atendido a los medios tras la presentación del nuevo proyecto de Samsung y HRC.


Honda ha aprovechado las instalaciones de Montesa España en Santa Perpetua de Mogoda para presentar junto a Samsung la primera producción en calidad 8K de un evento deportivo hecha en España.

En el evento han estado uno de los máximos responsables de Samsung España, Miguel Ángel Ruiz junto a Alberto Puig, Team Manager del Repsol Honda Team. Después de la presentación de dicha producción, Puig ha atendido a las preguntas de todos los medios que hemos estado presentes en el acto y ha dejado interesantes titulares sobre los problemas de adaptación de Jorge Lorenzo y el viaje a Japón del piloto balear.

Sobre los problemas de Lorenzo y el viaje a Japón: «Mi opinión es escuchar lo que él dice, recoger su información y tratar de ayudarle. Dice que en la moto no va cómodo y lo ha repetido en varias ocasiones. A partir de ahí estamos intentando que vaya cómodo. Se resume en esto. Su argumentación nunca ha sido que la moto no funcionase bien o que no corriera. Solamente ha dicho que él no va a gusto por la ergonomía de la moto en sí y por el acoplamiento que tiene él con su cuerpo y sus dimensiones con esta moto. Entonces, básicamente eso es lo que nos ha transmitido. El motivo de su viaje a Japón ha sido este, al 99%».

Niega que haya posibilidades de replantearse el contrato con Lorenzo si la situación no mejora este año: «Los contratos están para cumplirse. Si no, no haces un contrato y cada uno hace lo que quiera cuando le apetezca. Es nuestro piloto para las dos próximas temporadas y durante este tiempo Honda va a hacer el máximo para que él vaya rápido. Esa es la política de Honda y es una política también de sentido común»

Análisis de la situación actual del Repsol Honda, con Márquez liderando con claridad y con los importantes problemas de Lorenzo (14º): «En el fondo, tampoco es muy nuevo. Es casi lo de cada año; Marc es el que lidera el equipo, es el abanderado y es el que hace que los resultados en este equipo vayan para delante. Lleva siendo así durante mucho tiempo, lo que sorprende en este momento es el rendimiento de Jorge, debido a todos los problemas que pueda tener él. Eso sorprende, pero él tampoco se esconde. No se está justificando ni está lanzando quejas o culpas hacia la gente. Simplemente ha reconocido que él no se adapta a esa moto. Y el motivo, según él es este. Lo único que podemos hacer desde Honda es darle una moto que sea más cómoda».

¿Habría hueco para Álex Márquez con una de las cuatro Honda de MotoGP?: «Yo tampoco lo sé. Honda tiene cuatro motos, tres de fábrica y una que es de la temporada anterior, y para el año que viene está todo como está ahora. No sé por qué, pero se ha puesto de moda en los últimos años que los pilotos firman por dos temporadas. Yo sería partidario de volver al sistema antiguo; contratar un año y ver lo que hace el piloto. Pero en lo que se refiere a las marcas importantes, está todo cerrado. Lo que pase a partir de 2021, no lo sé. Lo que sí es cierto es que Álex lo está haciendo muy bien y se merece ya un puesto en MotoGP».

¿De quién nace la idea de ir a Japón?: «La idea de ir a Japón nace del sentido común. Una cosa que no funciona hay que intentar arreglarla. Por eso se decidió ir a Japón, más que estar haciendo las cosas en Europa con información japonesa. Lo mejor es ir directamente al sitio, que es lo que se hizo».

¿Está Honda dispuesta a seguir dos líneas de trabajo diferentes para que Lorenzo (y quizá el resto de pilotos) cuenten con una moto más dócil?: La línea de nuestra moto no es tan mala. Gana el campeonato casi cada año. Que Jorge no se adapte a la moto es una posibilidad y está ocurriendo, pero no significa que la moto no esté en el camino. Marc la lleva y cada vez va mejor. Es más un problema de adaptación de Jorge a la Honda que no el querer cambiar el ADN de la moto. Este año hemos dado un paso importante a nivel de potencia; en los últimos años Ducati era claramente superior, pero este año les hemos parado un poco los pies en ese sentido. Eso está haciendo que Marc corra con un poco más de margen. Siempre he dicho que las motos nunca son perfectas y que hay que mejorar, pero lo que tampoco podemos pretender es cambiar completamente la moto simplemente porque un piloto no se adapte a ella, sobre todo cuando la moto está ganando y lidera el campeonato».