Arenas ha sumado la victoria número 100 de KTM en el Mundial

Albert Arenas, ganador de la primera carrera de la temporada en Moto3, mostraba su satisfacción por el que ya es su cuarto triunfo en el Campeonato del Mundo. Se ve preparado para luchar por el título.


Después de una magistral victoria en Qatar para empezar la temporada, Albert Arenas lucía una sonrisa de oreja a oreja. El piloto del Aspar Team ha logrado su primer triunfo del año y el primero de una KTM en Qatar desde el año 2014. Además, para poner la guinda, su victoria era también la número 100 de KTM en la suma de todas las categorías en el Campeonato del Mundo.

Arenas acabó el 2019 en un gran estado de forma, enlazando tres podios entre Tailandia (victoria) y Australia, y posicionándose como uno de los referentes de la categoría de cara a este año. La pretemporada confirmó los pronósticos y el primer Gran Premio del año no ha sido más que la confirmación de que el piloto gerundense es uno de los favoritos para pelear por el título de Moto3 2020.

El piloto del Aspar Team se ha impuesto tras una gran gestión de la carrera, venciendo en meta por 54 milésimas de ventaja sobre John McPhee. Minutos después del triunfo, Arenas mostraba su satisfacción en el micrófono de DAZN: «Increíble. La primera vuelta era un poco una expectativa. Lo he visto muy claro, cuando iba detrás del grupo, que tenía un poco más y he probado a tirar. Ha sido duro, porque patinaba mucho, sobre todo en las primeras vueltas. Pero no me he puesto nervioso, he intentado tirar e intentando aprovechar la potencia al máximo desde el inicio. Estoy muy contento por ganar así. Me he pasado toda la vuelta de honor gritando. Ha sido una sensación increíble y estoy muy contento», analizaba.

Los gritos en la vuelta de honor han sido irremediables: «Sacaba todo. Todas las horas de entrenamientos, todo lo que he creído. Aún quedaba un poco del año pasado, quieras o no. Cuando me preparaba esta carrera visualizaba también esas sensaciones, que también ayudan a estar a tope. Es increíble. El trabajo del equipo ha sido impecable y he tirado siempre al máximo. En los test cometí algún error que me ha hecho asentarme. Estoy muy contento. El equipo técnico ha trabajado de forma increíble y me han ayudado mucho, y he dado un paso como piloto», añadía el catalán.

Sobre sus opciones para esta temporada, se siente preparado para luchar por el título: «En los test lo empecé a construir y lo empezaba a sentir, pero hasta que no llega la carrera no sabes qué pasa y ha pasado esto».

«También es la victoria 100 de KTM, que han trabajado muy duro durante el invierno. El año pasado probé la moto también y di un paso. Qué mejor que en la primera carrera, con moto nueva, que llegue la victoria 100 de KTM. Estoy muy feliz por ellos y por todos los que están a mi lado», comentaba sobre la centésima victoria de KTM en el Mundial.

«Hay una situación un poco delicada cuando volvamos a casa. Veremos. Llamo a todos que confíen, que estén tranquilos, que disfruten de la vida. Ahora, a entrenar al máximo y con ganas de saber cuándo será la próxima carrera», zanjaba en el micrófono de Izaskun Ruiz, en DAZN.

Deja un comentario

Volver a la home