Cómo medir el SAG de las suspensiones de tu moto, método tradicional y mediante un Slacker

En este reportaje vamos a ver qué es el SAG de una moto, para qué sirve y cómo medirlo. De este modo podremos ajustar las suspensiones de nuestra moto y determinar si llevamos unos muelles correctos o incorrectos. También analizaremos el Slacker, una herramienta para medir el SAG de manera más rápida y sencilla.


KTM 1050 Adventure MBK6 - Suspensión

En este reportaje vamos a ver qué es el SAG, cómo se mide y para qué sirve. El SAG de la moto no es más que una terminología inglesa que viene a referirse al hundimiento, o mejor dicho al recorrido muerto de las suspensiones de la moto. Dicho esto, podemos afirmar que el SAG es el recorrido muerto de nuestras suspensiones, y su medición y posterior ajuste determinará cuánto fuera de punto están.

El SAG de una moto es muy fácil de medir, pero requiere un procedimiento ordenado. Este procedimiento se desglosa en tres mediciones que debemos realizar en este orden:

  1. Medir el recorrido de las suspensiones totalmente extendidas.
  2. Medir el recorrido de las suspensiones con la moto en reposo sobre el suelo sin piloto.
  3. Medir el recorrido de las suspensiones con la moto en reposo sobre el suelo con piloto (equipado).

La primera medición es simplemente un valor que servirá como punto de partida. La segunda medición nos dará un valor para conocer el SAG estático y la tercera medición nos dará un valor para conocer el SAG dinámico.

El SAG de una moto sirve para dictaminar si tenemos que ajustar la precarga de la suspensión de la moto o si debemos cambiar los muelles por unos más blandos o más duros, por eso es tan importante realizar una medición del SAG. Una moto con el SAG bien ajustado respeta la geometría original y presenta un buen comportamiento. Muchas veces una moto se muestra torpe o difícil por el mero hecho de tener las suspensiones fuera de los márgenes de SAG indicados por el fabricante.

¿Qué es el SAG estático? ¿Y el SAG Dinámico?


El SAG estático es el recorrido muerto de las suspensiones de nuestra moto en reposo libre sin el piloto. Es el hundimiento de la moto en "parado". El SAG estático sirve para determinar la precarga que debe llevar/necesita la suspensión de nuestra moto, pues dictamine el punto donde empezará a trabajar el muelle. Ese punto podemos ajustarlo sabiendo el SAG estático.

El SAG dinámico es el recorrido muerto de nuestra moto en reposo con el piloto subido encima. El SAG dinámico sirve para determinar cuánto ceden los muelles ante la fuerza que ejerce el peso del piloto. Si ceden más de la cuenta significará que son demasiado blandos para nuestro peso, y si ceden menos de lo indicado es porque los muelles son demasiadoduros para nuestro peso. El ratio exacto de dureza del muelle adecuado para nuestro peso lo podemos saber gracias al SAG dinámico.

Cómo medir el SAG de una moto


Recordemos el procedimiento enumerado al principio. Primero debemos medir el recorrido de las suspensiones totalmente extendidas. Para ello debemos tomar dos puntos fijos, uno podría ser el eje de la rueda y otro la tija inferior en el tren delantero. En el tren trasero tomamos también el eje de la rueda como punto inferior y una marca en el colín (podemos marcarla con rotulador o una pegatina) situada en la vertical del eje como punto de referencia superior. La distancia entre estos dos puntos elegidos no es relevante ya que lo importante es la diferencia cuando estén las suspensiones comprimidas respecto extendidas.

A) Primero anotamos las medidas con las suspensiones extendidas (podemos ayudarnos de un caballete central o de un amigo que nos sustente a moto en la pata de cabra liberando el tren que vayamos a medir).

B) Segundo realizamos las mismas mediciones pero con la moto en reposo sin caballetes y sin nadie encima, simplemente en vertical sobre una superficie horizontal (seguramente necesitemos la ayuda de algún amigo para que mantenga la moto recta y aconsejamos zarandear un poco las suspensiones para que asienten bien tras haber sido extendidas).

Ahora podemos saber el SAG estático restando las cifras de la segunda medición (B) a las cifras de a primera medición (A). Básicamente estamos calculando cuántos milímetros se hunde la suspensión respecto su máximo recorrido. Esto es:

A - B = hundimiento en reposo.

Para tener una idea aproximada, las cifras de recorrido muerto o hundimiento en reposo entre las que nos debemos mover en el SAG estático para motos de carretera son:

  • Suspensión delantera: entre 25 y 30 mm (en motos off-road debe estar entre 25 y 35 mm)
  • Amortiguador trasero: entre 5 y 15 mm (en motos off-road debe estar entre 20 y 40 mm)

Si nuestras cifras no están en estos márgenes, deberemos ajustar la precarga de nuestra suspensión hasta que logremos estar entre esos números, ya que el SAG estático nos indica el ajuste de precarga del muelle.

C) Y la última medición debe ser igual que la segunda, pero con el piloto subido a la moto con su correspondiente equipación (mono, cazadora, botas, guantes, casco).

Ahora podemos saber el SAG dinámico restando las cifras de la tercera medición (C) a las cifras de a primera medición (A). Básicamente estamos calculando cuántos milímetros se hunde la suspensión respecto su máximo recorrido con nosotros encima. Esto es:

A - C = hundimiento con piloto (en marcha).

Los valores aproximados de hundimiento en con piloto entre los que debemos estar en el SAG dinámico son:

  • Suspensión delantera: entre 35 y 40 mm (en motos off-road debe estar entre 65 y 75 mm)
  • Amortiguador trasero: entre 25 y 35 mm (en motos off-road debe estar entre 90 y 110 mm)

Si nuestras cifras no están en estos márgenes, deberemos cambiar los muelles de nuestra suspensión hasta que logremos estar entre esos valores, ya que el SAG dinámico nos indica la dureza del muelle correcta.

Por ello siempre se aconseja realizar primero el SAG estático, que nos dará un punto de partida fiable y bien configurado, y a continuación realizar el SAG dinámico para determinar si requerimos una suspensión más dura o más blanda (dureza del muelle).

Como vemos se trata de un procedimiento bastante simple y sencillo, pero requiere atención y orden... además de la ayuda de una segunda persona. Esta medición del SAG resulta mucho más importante de lo que imaginamos, y no solo para realizarlo una vez, sino para acostumbrarnos a realizarlo un par de veces al año. Esto es debido a que las suspensiones se fatigan y sufren desgaste, mostrando más hundimiento en reposo cuando están desgastadas o aumentando su recorrido muerto debido la fatiga de los materiales. Otro detalle que muchas veces nos auto-convencemos para no tener en cuenta es nuestro propio peso. Seguramente después de navidad sea una buena fecha para volver a medir nuestro SAG dinámico.

Es cierto que, a pesar de resultar un procedimiento sencillo, resulta tedioso y despierte cierta pereza volver a medir el SAG si ya lo hemos hecho una vez. Para amenizar esta labor también existen utensilios específicos como el Slacker, un sistema que abrevia y facilita el procedimiento.

El Slacker es un medidor digital que nos permite realizar las mediciones de SAG prácticamente sin movernos y sin precisar una segunda mano o ayuda de nadie. Tiene cierta similitud con un metro, solo que emplea un simple cable para determinar las distancias. Este cable se engancha en un punto fijo de la moto (colín trasero/tija) y acaba en el medidor digital, que se suele poner en el eje de la rueda. Además cuenta con una pantalla extra que podemos ubicarla en los mandos de la moto y así ofrecernos los valores de recorrido muerto cuando realizamos el SAG dinámico, el cual requiere nuestra posición encima de la moto.

De este modo podemos realizar la medición de SAG sin precisar la ayuda de otra persona y sin andar con papel/boli y calculando. Además el Slacker memoriza la medición inicial (recordemos el punto A) para próximas mediciones, evitando tener que extender las suspensiones cada vez que realizamos una medición del SAG.

El gran beneficio del Slacker es que nos ayudará a vencer la pereza de medir el SAG de nuestra moto, y así animarnos a realizarlo con mayor frecuencia. El "pero" de este aparato reside en su precio, que puede resultar elevado (139 euros) si tenemos en cuenta que, al fin y al cabo, vencer la pereza y llamar a un amigo es completamente gratis. El Slacker lo podemos encontrar en la página web de AndreaniMHS, distribuidor oficial de este gadchet en España.