Los pilotos destacan el gran ambiente vivido en Tailandia

Marc Márquez, Andrea Dovizioso -a quien corresponde la frase del titular- y Maverick Viñales han hablado sobre el gran ambiente que se ha vivido en el GP de Tailandia, la cita con más espectadores en lo que va de temporada, en la que la afición ha mostrado una gran pasión por MotoGP y mucho respeto por todos los pilotos.


Tailandia siente auténtica devoción por el Mundial de MotoGP. La primera cita de la historia en el país asiático ha sido un auténtico éxito, hasta el punto de haberse convertido en la cita con mayor número de espectadores en lo que va de temporada. Hace tiempo se colgó el cartel de ‘no hay billetes’ y este domingo, según cifras oficiales, han sido 100.245 personas las que han abarrotado las gradas del Chang International Circuit de Buriram. En total, a lo largo del fin de semana -de viernes a domingo-, la medición da como resultado 222.535 espectadores, superando los 206.746 de Brno y los 206.617 de Le Mans (en Le Mans hubo 105.203 el domingo de carreras).

Pero el GP de Tailandia no sólo ha sorprendido por la cantidad de los aficionados, sino por también por la calidad de los mismos. Han disfrutado al máximo de las carreras, apoyando a todos los pilotos por igual y sin ningún abucheo. La atmósfera que se ha vivido durante la semana tanto en el circuito como en los eventos referentes al Gran Premio les ha encantado a los pilotos. La visita a Tailandia les ha resultado muy especial.

Precisamente, los tres pilotos que han subido al podio en MotoGP han querido recalcar esto en la rueda de prensa post-carrera. Marc Márquez destacaba el gran clima que se ha vivido en Buriram: «A lo largo de todo el fin de semana, lo que he notado es un gran ambiente. Todos los aficionados apoyaban a todos los pilotos de la misma manera y ha sido realmente de agradecer, algo muy bonito. Después de los entrenamientos, por la tarde había una especie de fiesta, una fiesta de motos. Y eso es fantástico. Quizá es el único circuito que enfoca así el fin de semana. Los aficionados vienen aquí a disfrutar de las motos y eso es muy, muy bonito. Apoyan a todos los pilotos de la misma manera y simplemente disfrutan del espectáculo que nosotros les podemos ofrecer».

Apoteósico final de carrera en MotoGP. (Foto: Jesús Robledo)

Andrea Dovizioso mantenía la misma línea que Márquez en sus declaraciones y cree que en Europa se debería tomar como ejemplo a la afición tailandesa: «Es bonito ver tanto apoyo de los aficionados. En Europa tienen que aprender de los aficionados tailandeses, porque es bonito ver a aficionados con una camiseta que puede ser roja, puede ser amarilla o del color que quieras, pero que apoyan a todo el mundo y no se quejan ni critican al resto. Eso es lo más importante, algo que en Europa han olvidado», exponía Dovizioso, que hoy ha sido segundo tras un vibrante duelo con Márquez.

Por su parte, Maverick Viñales también se mostraba encantado con el trato que han recibido durante todos estos días en Tailandia: «A mí me ha sorprendido mucho este Gran Premio. No esperaba sentirme tan cómodo. Contento con toda la gente, con todos los aficionados. Sin duda, es un ejemplo para el resto de circuitos y de aficionados. Ellos celebran cada carrera como si fuera la última. Incluso la Asia Talent Cup, como si fuera MotoGP, y eso es una sensación increíble. Y luego, fuera de la pista es muy bonito, la gente es muy educada. No me esperaba sentirme tan cómodo aquí; hay muchos aficionados y eso es muy bueno».

Tailandia ha entrado de lleno entre los candidatos a llevarse el premio a Mejor GP del año, una denominación que decide IRTA -Asociación de Equipos- a final de año. La buena organización y la pasión con la que se ha vivido esta cita ha producido que se haya sido un éxito rotundo la primera edición de una cita de MotoGP en este país.