Mal comienzo de temporada para Nicky Hayden y Stefan Bradl

Año nuevo, moto nueva, pero viejos fantasmas. Honda sigue sin encontrar el camino en el Mundial de Superbike y su nuevo proyecto con Hayden, Bradl y la nueva CBR1000RR Fireblade SP2 arrancó con muchos problemas.



El nuevo proyecto de Honda en Superbike, presentado hace unas semanas en Austria con la imagen de Red Bull como principal patrocinador, dos pilotos de la talla de Nicky Hayden y Stefan Bradl y la reluciente Honda CBR1000RR Fireblade SP2, hacía pensar en un panorama mucho más alentador que el que se pudo ver en Phillip Island. Los test de pretemporada de WSBK en Phillip Island evidenciaron que Honda tenía mucho margen de mejora y la primera ronda de la temporada, celebrada sólo unos días después, no hizo más que confirmar estos pronósticos.

En ningún momento del fin de semana los dos pilotos de Honda tuvieron posibilidades de acercarse a los primeros puestos. Hayden salvó el honor entrando directamente en la Superpole 2, mientras que Bradl estuvo siempre más atrás del top 10 y se clasificó en una discreta 15ª posición en parrilla.

La llegada de las carreras no varió la situación de Honda, que siguió muy alejada de los puestos de cabeza. Hayden estuvo en todo momento en el segundo grupo y perdió mucho fuelle en la parte final de la carrera, concluyendo en la 11ª posición. Por su parte, Stefan Bradl no tuvo un comienzo nada fácil en el campeonato, sufriendo incluso para sumar un punto tras acusar muchos problemas de patinaje del neumático trasero durante la carrera.

Un bagaje de siete puntos


Lo positivo de nuevo formato de carreras que entró en vigor el pasado año es que ofrece la posibilidad de mejorar de un día para otro a quienes más problemas tienen. Sin embargo, en el caso de Honda esa mejora no se tradujo en buenos resultados y no reportó un botín mejor del logrado el sábado.

De hecho, las cosas fueron todavía peor. Hayden se fue al suelo en la séptima vuelta cuando ocupaba la 11ª plaza, mientras que Stefan Bradl acabó nuevamente en la 15ª posición. Sumando el bagaje total de los dos pilotos en el cómputo de las dos mangas, Honda sólo sumó 7 puntos en Phillip Island, un resultado pésimo si se compara por ejemplo con los 76 del equipo oficial de Kawasaki o los 56 del de Ducati.

Se esperaba mucho más del debut en Superbike de la nueva Honda CBR1000RR Fireblade SP2, pero lo cierto es que el comienzo no fue nada sencillo. La marca del ala dorada ha puesto todas sus esperanzas en que este nuevo modelo sea el que los devuelva a los primeros puestos en el certamen de las motos derivadas de serie, aunque después de un aciago debut, necesitan tiempo para que el conjunto empiece a carburar y pueda acercarse al nivel de las principales fábricas de la categoría.