Tras recibir las pruebas del perito, el fiscal de la República de Rimini ha solicitado el envío a juicio del conductor que atropelló con su coche a Nicky Hayden, en un accidente que tuvo lugar el 17 de mayo y tras el cual el estadounidense perdió la vida cinco días después.



El fiscal adjunto, Paolo Gengarelli, firmó esta solicitud después de que fueran presentados tres informes técnicos sobre el suceso. El análisis sobre el accidente que le costó la vida a Nicky Hayden fue llevado a cabo por un experto en la reconstrucción de accidentes, Orlando Omicini, expolicía de tráfico.

Este análisis sostiene que el conductor iba 20 km/h por encima de la velocidad permitida en esa vía, transitando en el momento del accidente a 70 km/h en lugar de los 50 km/h permitidos, por lo que el experto concluye que «si el automóvil hubiera respetado los límites de velocidad, tanto al reaccionar como al frenar y continuar con una velocidad constante, el accidente se habría evitado por completo».

En la investigación también se esclareció que Nicky Hayden no respetó la señal de stop en el cruce, incorporándose a la carretera a unos 20 km/h antes de recibir el impacto. Por tanto, existiría corresponsabilidad en el accidente. Será el juez -Juez de Investigación Preliminar- el que decida finalmente si este análisis y pruebas aportadas por el experto son suficientes para que se acepte la solicitud de la Fiscalía y el conductor vaya a juicio.