Sachsenring 2002. Barros y Jacque (500cc) vs Rossi (MotoGP)…

Repasamos la carrera de la categoría reina del GP de Alemania 2002, el día que las 500cc pusieron en serios apuros a las MotoGP en el circuito de Sachsenring.


La temporada 2002 será siempre recordada por acoger el nacimiento de MotoGP. La categoría reina, con nueva denominación, arrancaba una nueva era que contaba con la llegada de las motos de cuatro tiempos y 990cc, que sustituían a las 500cc tras 53 temporadas de éstas como los prototipos de la clase reina. No obstante, en el primer año las MotoGP compartieron pista con las 500cc, que a principio de temporada seguían poblando más de la mitad de la parrilla.

La diferencia entre las nuevas motos de cuatro tiempos y las 500cc era notable, más destacable aún en el caso de la Honda RC211V, una moto que estaba muy por encima del resto; entre Ukawa (1) y Rossi (7) se habían repartido las ocho primeras victorias de la temporada, mientras que las 500cc sólo lograron subir al podio en tres ocasiones en las ocho primeras pruebas -2 de Barros y 1 de Kato- .

En la novena cita de la temporada el campeonato llegaba a Sachsenring. Si había algún trazado indicado para que pudiese variar la dinámica, ese era el alemán. El revirado circuito de Sajonia redujo las grandes diferencias entre las MotoGP y las 500cc; tanto que las dos tiempos de Jacque y Nakano se colaron en las dos primeras posiciones de parrilla, mientras que Rossi partía desde la sexta plaza, consciente de la dificultad que suponía ganar en Sachsenring ante una jauría de pilotos de 500cc hambrientos de buenos resultados.

En carrera, Jacque y Barros se erigieron en protagonistas y máximos rivales del todopoderoso binomio Honda RC211V-Rossi. Ambos estuvieron en el grupo de cabeza durante toda la carrera, mientras que Rossi tuvo que remontar durante las primeras vueltas. En el grupo principal tenía a sus dos principales escollos a mandos de las 500cc; tanto Barros como Jacque lideraron buena parte de la carrera y consiguieron inquietar al piloto italiano, pero a falta de tres vueltas una frenada al límite de Barros en la primera curva acabó con cualquier esperanza de victoria. El brasileño se fue al suelo y se llevó por delante a Jacque cuando ambos ocupaban las dos primeras posiciones. Este incidente dejó vía libre a Rossi para hacerse con un nuevo triunfo y acabó con el sueño de que una 500cc derrotase a una MotoGP, algo que parecía factible durante las primeras 27 vueltas de aquella carrera del 21 de julio de 2002, el día que las 500cc desafiaron a las MotoGP.

Barros pudo resarcirse

Las 500cc ya no volvieron a plantar cara a las MotoGP en ninguna carrera más, pero Álex Barros pudo quitarse a final de temporada el mal sabor de boca de aquella caída en Sachsenring. En el último tercio de temporada Honda puso en pista dos MotoGP más; además de las dos del equipo oficial, una para Daijiro Kato y otra para Álex Barros. Con la RC211V el brasileño destapó el tarro de las esencias, consiguiendo la victoria en Motegi y Valencia tras sendos duelos muy reñidos con Rossi.