Best 5: Cinco consejos para viajar en moto

5 consejos para viajar en moto

A continuación repasamos 5 consejos para viajar en moto, seguramente obvios todos ellos, pero que nunca viene mal recordar de vez en cuando, sobre todo si es tu primer viaje.


En esta ocasión traemos un breve destilado de consejos y recomendaciones para viajar en moto, con su versión audio-visual incluida. Viajar en moto no es algo que deba tomarse a la ligera, y desde el primer momento fomentamos que se realice con algún amigo o familiar, evitando en la medida de lo posible viajar solo en moto. No obstante, a veces, la circunstancia que nos atrae es perdernos en solitario, tranquilizados por nuestra experiencia o por el mero sentido de la aventura. Para ellos, este breve episodio, también va dirigido, ya que nunca está de más repasar estos 5 puntitos.

Realmente podríamos enumerar muchos más de 5, y en su origen el borrador era para 10 consejos, pero para ser más breves e ir al grano, hemos decidido macerar dicho borrador y dejarlo en 5 consejos.

1 - Revisa tu moto


Desde su pertinente revisión, la cual debes vigilar cuándo le toca, y si le va tocar durante el viaje, adelantarla. O si ves que el viaje va ser largo y exigente, adelantar la revisión si esta le va tocar al poco de regresar. Para tener mayor control sobre este punto recomendamos el dispositivo Komobi, que gracias a su aplicación y su opción "Garaje 2.0", estarás al tanto y avisado de cuándo le toca la revisión, así como fechas de ITV o el seguro.

Pero no debe quedar ahí, al margen de la propia revisión, muchas veces algunos de los componentes y consumibles requieren un recambio, por ello te animamos a revisar:

2 - Presiones de los neumático


Hemos hablado ya de los neumáticos en el primer punto, pero en él me refería a revisar el estado del producto, del componente. Ahora veremos la importancia de llevarlo con una buena presión, de hacer un buen uso de él.

Puede parecer una tontería lo de las presiones, pero puede condicionar mucho tu conducción, además del desgaste y duración de tus neumáticos. Si tu viaje va ser largo, más aún.

Para ello guíate siempre por las presiones que diga el manual de tu moto. Nosotros podemos darte algunos truquitos, pero que tu punto de partida sea siempre las que indique el fabricante. Ahora, truquitos; para viaje, sobre todo si vas con pasajero o la moto va más cargada de lo habitual con maletas o mochilas, puedes subir0'1 / 0'2 BAR la presión. Si tu viaje va tener mucha autopista o tramos rectos de alta velocidad, un truquito es aumentar la presión, sobre todo en el trasero, así evitamos un desgaste acusado en la zona central y mantenemos la curvatura del neumático durante más tiempo.

Otro detalle que debemos tener en cuenta es la presión ambiente a la que inflamos el neumático, es decir, no es lo mismo inflar el neumático en una gasolinera que esté, por ejemplo, a 1.800m de altitud, que a nivel del mar. Si inflas la rueda a 1.800 m de altitud y el destino o el itinerario de tu viaje pasa por la costa, notarás que la rueda "ha perdido" presión, y se comportará cabezona y pesada. Por el contrario, si inflas a nivel del mar y subes a la montaña, la presión del neumático habrá subido y se reducirá la huella de pisado, disminuyendo el grip y aumentando las posibilidades de deslizar.

3 - Parar cada 200 km


Lo de 200 km es un aproximado, da igual si es 200 km que 180 ó 230 km... pero por favor, para a descansar antes de las 2 horas encima de la moto, ya que la fatiga llega sin avisar, y suele ser a partir de ese tiempo conduciendo.

En muchas ocasiones la autonomía de la moto suele cuadrar con esta distancia, pero hay motos como la BMW R 1250 RS cuya autonomía es incluso superior a los 300 km, así que hay que tener cuidado, ya que con tantos km a la espalda, empiezas a cometer errores absurdos y a distraerte.

Por eso, recomendamos parar cada 200 km aprox, estirar las piernas, beber agua, tomar una cocacola o algo de picar.

4 - Calcula los puntos de repostaje


Durante tu viaje, deberás tener bien controladas las gasolineras y los puntos de repostaje, que no de parada tal y como acabamos de comentar. Una cosa es parar para descansar y otra parar porque la moto se ha quedado sin gasolina, casualmente en una zona sin cobertura y, casualmente de noche.

Durante tu organización del viaje, calcula los puntos de parada teniendo en cuenta la autonomía de tu moto y, localiza las gasolineras disponibles. Google Maps es tu amigo, haz uso de él, sobre todo ahora que todavía no cobran por utilizarlo.

No hay nada peor que ir en 6ª a 60km/h sin saber cuándo se va parar.

5 - Lleva herramienta


Mínimo unas llaves allen, unos destornilladores planos/cruz, y una carraquita con unos vasos frecuentes. Herramienta básica vaya, algo sencillo, pero que no se quede en casa. Si tu capacidad de carga es mayor, pues recomiendo también unos alicates o un juego de vasos más extensos.

A ello se suma otra recomendación: un kit de reparación de pinchazos. Créeme, te puede salvar todo un viaje. Si es necesario deja alguna camiseta o alguna prenda que no sea vital, y hazle hueco a la herramienta básica.


Bonus track


Komobi Pro. Ya lo he mencionado en el primer punto, pero en este caso sumo una serie de detalles que ofrece, los cuales considero muy interesantes para un viaje en moto, como el registro de tu ruta si descubres un tramo de curvas espectacular que no tenías introducido en tu planning, o la seguridad que ofrece poder aparcar la moto en cualquier lado que no te transmita mucha seguridad... cómo el parking de un Gran Premio o la acera mal iluminada de una ciudad de paso en tu viaje.

Pero por encima de todo, lo más interesante para nosotros es el Komobi Life, que estará presente con nosotros en todo momento, y si detecta una parada repentina, primero se pone en contacto contigo, y de no responder, alertará a los servicios de emergencia. Esto realmente es muy interesante para esos viajes en solitario que mencionaba al principio.