El flamante ganador del Monza Rally Show habla tras su sexta victoria allí

Valentino Rossi analiza su triunfo en el Monza Rally Show 2017 y hace también un balance sobre lo que ha dado de sí este año, poniendo la guinda con un paralelismo sobre su ausencia en MotoGP y la de Italia en el Mundial de fútbol.



La competición en un año no acaba para Valentino Rossi hasta que disputa el Monza Rally Show. El piloto italiano es un clásico de esta prueba, en la que el pasado domingo certificó su sexta victoria tras remontar una penalización de diez segundos, ya que tras la séptima especial su coche estaba siete kilos por debajo del peso mínimo. «Esto me recuerda mucho a lo que pasó en Phillip Island en 2003, también en esa ocasión recibí diez segundos de penalización por haber adelantado con bandera amarilla, pero aun así fui capaz de ganar la carrera», comentó el de Tavullia en el portal GPone.com.

Rossi explicó a qué se debió esa penalización: «Pienso que ha sido un error muy ingenuo por parte del equipo. Han fallado en el pesaje. Al principio no quería creérmelo, pero he tenido que aceptarlo. En ese momento pensé que había perdido, pero he salido con el cuchillo entre los dientes y el penúltimo tramo ha sido el más emocionante. Al final, Bonanomi ha cometido un error y he ganado».

Hablando sobre la temporada de MotoGP 2017, en la que ha acabado quinto, no se encuentra nada satisfecho: «Sinceramente, no ha sido un gran año. Hubo algunas carreras buenas, pero nuestro potencial es mayor de lo que se ha visto. Ahora lo más difícil será reducir esa diferencia, hay que trabajar duro», comenta el piloto del Movistar Yamaha, que ya reconoció recientemente que el desarrollo de la moto de 2018 se basará en la parte ciclo de 2016, con la que tuvo buenas sensaciones en los últimos test privados de Sepang. «En el último test nos movimos en la dirección correcta, pero ahora hay que esperar hasta febrero. Me gustaría tener una moto fuerte», comenta al respecto.

Por último, a la hora de ser preguntado nuevamente por sus planes de futuro y sobre si MotoGP sin él sería como un Mundial sin Italia -cosa que pasará en 2018-, decía lo siguiente: «Me gusta esa comparación, podría ser. Intentaré continuar por un tiempo», concluye.

Siguiente
Anterior

Cargando artículo