Triumph planea su salto al Campeonato del Mundo de Moto2

La histórica firma británica se postula como el candidato más firme para suceder a Honda como proveedor de motores en la categoría de Moto2 a partir de 2019. Si se confirma esta vinculación, Triumph ampliaría horizontes en el mundo de la competición.



A finales de 2014, cuando ya había finalizado la quinta temporada de la historia de Moto2, se hizo oficial que Honda continuará suministrando los motores tetracilíndricos de la CBR600RR hasta 2018 en la categoría intermedia. El contrato entre la firma del ala dorada y Dorna se prorrogó, pero pronto se empezó a especular con la idea de que a partir de 2019, una vez finalizada esta vinculación, hubiera un cambio de ciclo en Moto2 con un nuevo fabricante que suministrase los propulsores. La llegada de la normativa Euro4 propiciará que, al menos en Europa, deje de venderse un modelo tan carismático como la Honda CBR600RR, una de las razones que impulsan este futuro cambio en Moto2.

Varias marcas entraron en las especulaciones, entre ellas KTM, que desembarcará en 2017 con un chasis propio desarrollado junto a WP. Por este motivo, se disparó la rumorología que situaba al fabricante austriaco como un probable proveedor de motores desde 2019, una idea que tampoco parece estar en los planes de Dorna.

De hecho, el promotor del Campeonato del Mundo busca un lavado de cara en la categoría intermedia que pasaría por cambiar el concepto de motor, empezando a usar un tricilíndrico con mayor cilindrada que los 600cc que actualmente utilizan las Moto2. Pasando esta criba, MV Agusta y Triumph serían las marcas propicias para suministrar motores, pero el fabricante italiano se encuentra en horas bajas como para hacer frente a un proyecto de este calibre. En cuanto al resto de marcas de primera fila, parece que no entra en sus planes desarrollar un nuevo motor que se ajuste a las necesidades de la categoría intermedia.

Según adelanta el portal Speedweek, es Triumph la marca que parte con ventaja de cara a poblar la parrilla de Moto2 desde 2019. La firma británica ya tiene experiencia en competición con la Triumph Daytona 675R, pero de cara a su desembarco en Moto2 podrían utilizar un motor diferente, basado en un nuevo modelo 2017 que desvelarán próximamente.

Al parecer, la unión entre Triumph y Dorna para llegar a la categoría intermedia del Mundial podría estar cerca de su oficialización, momento en el cual la marca de Hinckley se pondría manos a la obra para desarrollar y ajustar este nuevo motor trabajando junto a los fabricantes de chasis, con el objetivo de ponerlo en pista por primera vez en la primavera de 2018 y de que todo esté listo para que en 2019 sean el proveedor único de la categoría.

Triumph atraviesa un buen momento en términos financieros y tiene capacidad suficiente para hacerse cargo de este proyecto, que además supondría un gran salto adelante en uno de los mayores escaparates del mundo de la competición. Habrá que estar atentos a los próximos meses, cuando se prevé que este anuncio pueda hacerse oficial.

Siguiente
Anterior

Cargando artículo