Opinión KTM Freeride 250 F

Lo mejor

A mejorar

  • Ligereza
  • Facilidad de conducción
  • Comportamiento general
  • Potencia
  • Precio

KTM Freeride 250 F 2018. Prueba de la nueva versión de esta enduro “light”

La KTM Freeride se redefine de cara a 2018 y hemos tenido la oportunidad de conocer todas sus mejoras en su presentación nacional. Una moto que se presenta como un cóctel perfecto de de agilidad y prestaciones dirigido para aquellos que quieran disfrutar de la práctica del enduro sin necesidad de tener las habilidades de un piloto profesional.



En 5 tweets...

  • La KTM Freeride 250 F 2018 adquiere un nuevo propulsor de 250 cc 4T que sustituye a las dos motorizaciones anteriores –250 2T y 350 4T–.
  • Después de cinco años, en 2018 no habrá Freeride de 2T –quizá en el futuro–, y se apuesta por una mecánica 250 4T por su ligereza y prestaciones.
  • Este modelo ofrece 20,5 cv de serie, pero en el catálogo de Power Parts se puede adquirir un mapa deslimitado que rinde 26 cv y también ofrece control de tracción.
  • Su propulsor deriva de la gama KTM EXC pero con un comportamiento y prestaciones más acordes con el tipo de conducción menos exigente.
  • Las suspensiones están firmadas por WP y destaca la nueva horquila Xplor, mientras que detrás se mantiene el amortiguador WP PDS.

Las pruebas  Off-Road normalmente son coto privado de Juan Carlos, el experto de Motorbike Magazine en este tipo de motos, pero la presentación de la nueva KTM Freeride 250 F 2018 coincidió con un evento al que ya había confirmado su asistencia y me tocó cubrirle las espaldas. ¡Y doy a Dios las gracias por ello!

Lo cierto es que habían pasado demasiados años desde la última presentación puramente Off-Road a la que asistí y al principio la idea me tenía intranquilo. Sentía cierto nerviosismo ante esta presentación, algo que no me sucedía desde hace muchos años y aquella sensación me gustó; era como volver a los inicios…

Pero había dos factores fundamentales que indicaban que aquella presentación sería muy especial. Por un lado en KTM siempre saben darle un punto cañero a sus presentaciones, y por otro la moto que íbamos a probar es posiblemente la KTM de Enduro más asequible que hay en el mercado, por lo que todo apuntaba a que me lo iba a pasar en grande, y así fue.

Una ruta perfecta en la que pude sentirme como un endurero experimentado capaz de subir por cualquier tialera y rodar, a buen ritmo, por cualquier sendero por complicado que éste pudiera ser.

Sí, doy fe de que la nueva KTM Freeride 250 F 2018 es la moto perfecta para recuperar esas sensaciones que un antiguo aficionado al Off-Road tenía en letargo.

¿Quieres saber más de la nueva Freeride? Vamos allá…

 

La KTM Freeride 250 F 2018 vs. sus rivales

KTM Freeride 250 F 2018 - 3Lo de hacer una mezcla entre moto de Enduro y moto Trial no es nuevo, pero aun siendo un  concepto muy acertado, nunca ha tenido una gran acogida algo que sorprende cuando conoces de cerca lo fácil que lo hace todo una moto de este estillo.

Este tipo de motos destaca por tener un comportamiento apto para todos los públicos y ser perfecto tanto parar los que se inician en la práctica del enduro, como para los que quieren retomar esta disciplina sin mayores pretensiones que pasar un buen rato en el campo.

La KTM Freeride 250 F 2018 no está sola en el mercado, aunque tampoco cuenta con rivales que tengan sus mismas armas, pues la moto austriaca tiene un mayor atractivo para los que se sientan más atraídos por el enduro que por el trial.

Por eso su principal contrincante es la Beta Xtrainer, que es la que tiene un aspecto más endurero, aunque la italiana sigue apostando por un motor de 2T de 250 cc de cara a 2018. Sus motores son los que suponen la principal diferencia entre ambas, pues su concepto es el mismo.

Con un motor de 4T otra de sus rivales es la Montesa 4Ride, una moto derivada de un modelo de trial, algo evidente al primer vistazo. Su aspecto invita a una conducción mucho más tranquila y sosegada que la de la KTM, por lo que este aspecto sea el primer filtro que de ata a sus posibles clientes a un lado u otro.

Por último, no queremos dejar de lado a la Kawasaki KLX250, una moto con concepto mucho más trail, pero que podría suponer una interesante opción para los que buscan divertidas excursiones por el campo sin mayores pretensiones deportivas.

KTM Freeride 250 F 2018

Motor249,91 ccPotencia20,50 cv
Peso98,50 kgPrecio7.499 €
La KTM Freeride 250 F aglutina las buenas cualidades de sus anteriores versiones, ahora con un motor de nueva generación 4 tiempos de 250 cc, suspensiones de gran calidad, chasis y estética rediseñada y un comportamiento que la hacen una excelente opción para los que se quieren iniciar en el enduro o el off-road en general.
Ver ficha completa

 

Ver más

Novedades técnicas en la nueva Freeride 250 F 2018

  • Motor: Se trata de un nuevo propulsor de 250 cc, 4T con doble árbol de levas en cabeza. Ofrece 20,5 cv y 18 Nm de serie, pero existe in kit de deslimitación que aumenta esas cifras hasta los 26 cv y los 22,1 Nm e incluyen un sistema de control de tracción. El embrague cuenta con un muelle de diafragma denominado KTM DS que, unido a la bomba hidráulica firmada por Forma, ofrece un tacto súper suave; sólo se necesita un dedo para accionar el embrague, algo que se agradece –y mucho– en las zonas más complicadas. Gracias a este motor, el comportamiento de la Freeride 2018 es sencillamente impecable.
  • Suspensiones: WP es la firma encargada de las suspensiones de esta KTM y en la presentación contamos con el responsable de WP España, que nos explicó el funcionamiento de la nueva WP Xplor 43, una horquilla que supone el mejor compromiso entre ligereza y un suave funcionamiento. El amortiguador es también de la gama Xplor y es de tipo PDS –sin bieletas–; ambos funcionaron a la perfección durante la prueba.
  • Chasis: Está basado en el chasis del modelo anterior pero ha recibido una columna de dirección más alta para lograr una mayor estabilidad. En cualquier caso el chasis de la Freeride destaca por estar formado por tres partes: una estructura principal de tubo de acero donde se aloja el motor, una sección de aluminio forjado que sirve como eje del basculante y soporte del amortiguador, y una última sección fabricada en polímero de gran resistencia que hace las veces de subchasis y donde se alojan elementos de la electrónica.
  • Sistema de Escape: Procede del que utilizaba la Freeride 350, pero es un punto fundamental para que la nueva Freeride 250 F supere la normativa Euro 4 y se convierta en un modelo de futuro. El colector discurre por debajo del motor protegido por un cubrecárter y se desdobla en dos silenciosos que cuentan con sendos catalizadores. El sistema está diseñado para ofrecer buenos niveles de par en todo el rango de revoluciones.

Ver más

¿Cómo va la KTM Freeride 250 F 2018?

Prueba KTM Freeride 250 F 2018 - Jose Benavente - 45Para esta presentación, KTM eligió el Hotel Can Boix de Peramola (Lleida) como punto de partida, una zona rodeada de montañas donde los paisajes eran espectaculares y había miles de posibilidades para hacer una excelente excursión con la nueva Freeride.

Fue un escenario perfecto que nos permitió hacer una ruta en la que había de todo y, como ya he dicho antes, KTM sabe darle un punto cañero a sus presentaciones, así que tuve que emplearme a fondo y sacar lo mejor de mi poca experiencia Off-Road para salir airoso de los cientos de “desafíos” que se me presentaron aquella mañana.

Doy gracias al embrague hidráulico por la suavidad de su funcionamiento y que sólo me pidiese la fuerza de mi dedo índice para actuar sobre la maneta (y así tener el resto de la mano para ir bien agarrado).

Doy gracias al motor por tener el par suficiente como para atacar con éxito todas y cada una de las zonas que afronté. Ya fueran cortados, zanjas, trialeras o saltos, el 250 4T respondía a cualquier golpe de gas con la eficacia que yo necesitaba.

Doy gracias a las suspensiones, y en especial a la horquilla, por ser capaz de tragarse todo lo que se tragó durante la prueba. He de confesar que no tuve mucha piedad con ella, pero no sólo era muy suave, sino que no hizo tope ni en las subidas más agresivas.

Y en resumen, doy gracias a la nueva KTM Freeride 250 F por hacer sumamente fácil todo lo que hice aquel día.

Si me hubieses preguntado antes de esta presentación si yo era capaz de hacer un recorrido como este, te hubiera contestado algo así: “Puedo hacerlo, pero ahora mismo no estoy en suficiente forma y necesitaría una toma de contacto con una moto Off-Road para recuperar el tacto y evitar riesgos”.

Ahora, después de haber probado esta moto mi respuesta sería esta: “Sin duda. Con una Freeride, cuando quieras”.

Ver más

Conclusiones. Opinión KTM Freeride 250 F 2018

Prueba KTM Freeride 250 F 2018 - Jose Benavente - 28KTM quiso que conociésemos de primera mano su nueva Freeride, o lo que es lo mismo, una enduro sin grandes exigencias pensado para los que buscan divertirse sin tener que estar a niveles de competición.

Pero lo cierto es que esta moto lo hace todo tan fácil y cuenta con un rendimiento tan bien medido que estoy seguro es que capaz de convertir a más de un aficionado en un piloto de gran nivel.

En mi caso, tras muchos años sin pisar el campo con una moto Off-Road, logré completar una jornada en la que nos enfrentamos a zonas muy complicadas que fui capaz de solventar sin demasiados problemas y, desafío tras desafío, iba sorprendiéndome a mí mismo de lo que iba consiguiendo hacer con la nueva KTM Freeride.

Antes de esta presentación no entraba en mis planes replantearme mis ratos de ocio, pero después de conocer esta austriaca, empiezo a pensar que, más pronto que tarde, cambiaré el mono de cuero por unas botas para practicar el Freeriding.

Ver más

Galería de fotos KTM Freeride 250 F 2018

Siguiente
Anterior

Cargando artículo