Kawasaki J125. Prueba completa

Sin querer despojarse del estilo Ninja de toda moto diseñada en Akashi, el Kawasaki J125 se convierte en el primer scooter 125 de los japoneses para asaltar las calles europeas.


Tras la exitosa introducción de Kawasaki en el segmento de los scooter con el J300 en el año 2014, era cuestión de tiempo que llegara su versión de 125, cilindrada que acapara la mayor parte de las ventas en España y Europa y que no había pisado la marca. Este movimiento inteligente de la firma de Akashi le ha permitido medirse en las listas de ventas con otras marcas asentadas desde hace tiempo en los scooter.

Misma base, pero propio pedigree Ninja


Highlights técnicos

Modelo: J125
Año: 2016
Cilindrada: 125cc
Potencia: 15CV
Peso: 182kg
Precio: 4.275 € (4.675€ ABS; 4.425€ SE; 4.825€ SE ABS)
El Kawasaki J125 no cambia mucho respecto a su hermano mayor. De hecho, es también resultado de la estrecha colaboración entre Kawasaki y KYMCO ya que el J125 se basa en el famoso Super Dink. Eso sí, el diseño estético ha corrido a cargo de la marca verde para dotar a este scooter del aire ‘Ninja’ que toda Kawa sabe lucir.

Y es que el conductor del J125 se va a sentir inequívocamente en una Kawasaki gracias a su estilo deportivo, sobre todo en la parte delantera, muy similar a las ZX-R. Las luces de posición son LED y los intermitentes están integrados en su carrocería, punto a favor para el scooter japonés. En esta ocasión, puedes ver en las fotos que hemos contado con el Kawasaki J125 Special Edition, con una decoración especial y aún más cercana a sus hermanas de marchas. Kawasaki quiere ofrecer un plus en su producto y en el J125 lo hace con otros detalles como las luces de emergencia, las luces ráfagas, las amplias guanteras con toma de 12V, el comodísimo sistema de cierre rápido de la tapa del depósito, cerradura de seguridad para la llave de contacto, la regulación de manetas o la luz del hueco bajo el asiento, que se queda abierto gracias a un hidráulico, aunque en éste sólo cabe un casco integral y depende del modelo y de la talla. Su capacidad se aumenta gracias al gancho para bolsas y el soporte portabultos trasero. El acceso al scooter es cómodo y su asiento no es muy alto (775 mm), por lo que el manejo en parado de sus 182 kg en orden de marcha echando el pie el suelo es muy fácil.

Kawasaki-J300-Detalles-4110El J125 se distingue por una nueva centralita y un variador diferente para dotar a su motor de un carácter más propio. También es más ‘Kawa’ por tener logos de la marca en las pinzas, nuevas protecciones del escape o la excelente y clarísima instrumentación. Ya puestos, sólo le faltaría freno de estacionamiento, cada vez más habitual en los scooter. A pesar del aspecto deportivo, tanto el conductor como el pasajero del J125 disfrutan de un asiento notablemente cómodo y ergonómico. Además, el ‘paquete’ puede apoyar sus pies en unas estriberas.

Aire urbano vs aire Ninja


En marcha, el Kawasaki J125 se maneja de forma muy similar al J300, pero con la rebaja de potencia correspondiente, claro, lo que hace que su parte ciclo ande sobrada por todos sus costados y apta para los conductores de coche que se pasan a las dos ruedas. Sus dimensiones compactas nos dejan ratonear por la ciudad todo lo que queramos y su comportamiento general es muy dócil haciendo caso perfectamente a todo lo que le ordenamos. Su motor goza de una pizca más de alegría que el Super Dink, si nos ponemos a comparar, pero con una entrega de potencia muy constante y progresiva que nos empuja sin problemas hasta los 100 km/h de velocidad. Es a partir de entonces cuando la respuesta se hace más perezosa y típica de un 125, lo que no será un obstáculo para circular cómodamente por carreteras interurbanas o circunvalaciones.

Kawasaki-J300-Detalles-4061La posición de conducción es correcta aunque seguramente los más altos echarán de menos una plataforma más amplia. Buen trabajo en las suspensiones y los neumáticos Maxxis iPro, que hacen que ataques las curvas con gran confianza sujetando muy bien el conjunto, quizá excesivamente duras para un uso muy urbano o por zonas muy bacheadas, pero perfectamente llevadero gracias a la comodidad de su asiento. Por su parte, los frenos tienen un tacto ligeramente esponjoso, pero retienen con contundencia. Además, nuestra unidad contaba con ABS, lo que siempre es un plus en seguridad que por 400 € extra conviene plantearse.

Más información sobre precios, ofertas y características, en la web de Kawasaki.


Fotos estáticas Kawasaki J125


Fotos de acción Kawasaki J125


Prueba en #MBK21


También puedes disfrutar de la prueba del Kawasaki J125 en la versión interactiva de nuestra revista digital, concretamente el nº21 de Motorbike Magazine:

Siguiente
Anterior

Cargando artículo