Entrenó en MotorLand Aragón con cuatro pilotos

No todo son vacaciones en el parón estival de MotoGP 2017. KTM puso toda la carne en el asador y alargó un poco más su actividad acudiendo la semana pasada a MotorLand Aragón, donde realizaron dos jornadas de test con nada menos que cuatro pilotos.



MotorLand Aragón se convirtió la pasada semana en el cuartel general de KTM antes de empezar las vacaciones. Además de los dos pilotos oficiales de la marca –Bradley Smith y Pol Espargaró-, también estuvo el probador Mika Kallio, además de Miguel Oliveira, piloto de Moto2 que fue premiado por la marca merced al gran trabajo que ha hecho en esta primera mitad de temporada en la categoría intermedia.

La marca austriaca trató de aprovechar al máximo estos dos días de entrenamientos, aunque se vieron sorprendidos por la llegada de la lluvia durante la primera de esas jornadas. Aun así, KTM pudo extraer conclusiones positivas de cara a la segunda mitad de la temporada, un tramo en el que esperan seguir reduciendo la brecha con respecto al resto de marcas. Cada vez se encuentran con más asiduidad en la zona de puntos, lo que hace prever una mejora constante hasta el final de temporada.

MarcaKTM
ModeloRC16
Cilindrada1000 c.c.
Potencia250 CV
Ver ficha completa

Al no tener ninguna limitación en lo que a día de test se refiere, los de Mattighofen pudieron llevar adelante sus planes sin tener que rendir cuentas a nadie; cabe recordar que el resto de fabricantes tienen un límite de cinco días de entrenamientos privados por piloto durante toda la temporada.

MotorLand Aragón, uno de los trazados más completos del calendario, era un buen escenario para completar estas pruebas: «Hemos probado un gran número de cosas gracias al trabajo de los chicos en Austria, lo que nos ha permitido probar diferentes partes, así que hemos mejorado un montón aquí en Aragón. He sufrido una pequeña caída, pero necesitas encontrar el límite… Estoy contento con todo, ya que hemos hecho un gran trabajo», resumía Pol Espargaró sobre estos entrenamientos.

El chasis sigue siendo uno de los puntos en los que mejorar y en ello incidieron los técnicos de la marca austriaca: «Hemos probado un nuevo chasis que el equipo de carreras había usado en las dos últimas carreras y ha sido realmente positivo, me ha gustado. Poniendo la vista en la carrera de Austria puede ser una gran ventaja», comentó al respecto el probador, Mika Kallio, que había realizado un gran papel como wild card en el GP de Alemania.

Oliveira se sube por primera vez a una MotoGP


Una de las notas más destacadas de estos entrenamientos fue la posibilidad de ver por primera vez a Miguel Oliveira subido a una MotoGP. El piloto portugués recibió este premio por parte de KTM después de su sensacional primera mitad de temporada en Moto2 con la marca austriaca, que está debutando en la categoría. En nueve carreras, Oliveira ha subido ya al podio en tres de ellas -cuatro, si contamos la de Barcelona tras la descalificación de Mattia Pasini-, lo que le mantiene en la tercera posición del campeonato.

El luso acabó muy contento con la oportunidad de subirse a la cuarta RC16 que KTM puso en pista en MotorLand Aragón: «El objetivo no era rodar rápido. Fue un test para disfrutar de la jornada. He tenido una oportunidad que creo que a cualquier piloto le gustaría tener en su carrera al menos una vez. Estoy muy satisfecho por haber tenido la oportunidad de probar esta moto. Fue un gran día en el que pude dar unas cuantas vueltas y disfrutar con una MotoGP. Gracias a KTM», comentó Oliveira.

Tras estas pruebas, KTM arrancó sus vacaciones aunque sin quitar ojo a las próximas citas del calendario, el 6 de agosto en Brno y el 13 del mismo mes en Austria, en su carrera de casa, en la que esperan corroborar los avances que poco a poco están consiguiendo en el primer año de su aventura en la categoría reina.

KTM-MotoGP-Test-MotorLand-Aragon_05

Siguiente
Anterior

Cargando artículo