El piloto español confirma que bajará a la categoría intermedia

Héctor Barberá confesó que el año que viene estará en Moto2. Aunque aún no se conoce su destino exacto, todo apunta a que el Pons Racing será el equipo que acoja su estreno en Moto2, ya que en los cinco años que estuvo anteriormente en la categoría intermedia, ésta era todavía 250cc.



Pese a que aún no existe anuncio oficial, Héctor Barberá ya ha confirmado que el próximo año bajará a la categoría de Moto2. El piloto valenciano está teniendo un curso bastante difícil en el Reale Avintia Racing, equipo con el que el año pasado completó su mejor temporada en MotoGP. Sin embargo, el de Dos Aguas no ha conseguido adaptarse a la Ducati Desmosedici GP16 que está llevando este año y los buenos resultados han brillado por su ausencia en lo que va de temporada.

En vista de la situación, ya desde hace unos meses se empezó a especular con la posibilidad de que Barberá no siguiera en el Reale Avintia Racing, una postura que cogió más fuerza cuando se le empezó a situar en Moto2 de cara a la próxima temporada. Al final ha sido el propio Héctor quien ha desvelado que estará en la categoría intermedia: «Bajaré a Moto2. Tras siete años estando en MotoGP, es muy complicado estar delante y la Ducati es una moto muy difícil», dijo a Autosport.

«Ahora quiero ganar y Moto2 es una categoría más fácil porque las motos son similares y es el piloto el que marca la diferencia», añade el valenciano, que desde 2010 compite en la categoría reina, donde ha estado junto al Aspar Team -2010 y 2011-, con Pramac Racing -2012- y el Avintia Racing desde 2013 hasta ahora. Barberá subió a MotoGP después de cinco temporadas en 250cc, consiguiendo el subcampeonato en la última de ellas junto al Pons Racing. Precisamente ése parece su destino para la próxima temporada en Moto2, categoría en la que nunca ha corrido pero en la que partirá como uno de los grandes candidatos al título.

Tras un 2016 sensacional llevando la Ducati GP14.2 y acariciando el podio en alguna ocasión, Barberá está sufriendo de lo lindo con la GP16, una moto con la que no ha tenido buenas sensaciones en ningún momento, ni cuando el año pasado sustituyó a Iannone en Japón y Australia en el equipo oficial de Ducati«Tengo muchos problemas con esta moto. Cuando freno fuerte tengo muchas vibraciones. Es imposible apretar. Cuando llevé esta moto el año pasado en Motegi y en Australia, me caí en ambas carreras. No tuve buenas sensaciones. Cuando la probé nuevamente en Valencia, el mismo problema. Después de 10 o 12 carreras, es imposible empujar. He tenido este problema durante todo el año», confiesa Héctor, que confirmó una de las incógnitas que quedaban por resolverse para la parrilla de MotoGP la próxima temporada.

Ahora sólo falta por conocer el nombre de su sustituto en el Reale Avintia Racing, aunque el belga Xavier Simeon parece tener ya un pie y medio en la estructura española, con la que debutaría el año que viene en MotoGP.

Siguiente
Anterior

Cargando artículo